Por: Columnista invitado EE

Mermelada electoral

Por: Camilo Enciso*
@camiloencisov

Mario Alberto Castaño Pérez, senador por el Partido Liberal, fue elegido el pasado 24 de julio de 2019 como presidente de la Comisión Cuarta Constitucional Permanente del Senado, encargada de  discutir los proyectos de leyes orgánicas del presupuesto, y la creación, reforma, supresión y organización de establecimientos públicos nacionales, entre otros.

Díez días después de su elección –más exactamente el 3 de agosto de 2019– Castaño asistió a un pintoresco mitin en Salamina, Caldas, en el marco de la campaña electoral de Juan Pablo Ospina Rosas, aspirante a la Alcaldía de ese municipio, y Camilo Gaviria, aspirante a la Gobernación de Caldas. En su discurso, el Senador Castaño, pletórico de júbilo, afirmó:

“[…] Ayer a las 8 de la mañana me llamó la directora de Planeación Nacional; ayer el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla; me llamó y me dijo: “presidente”. Le dije yo: “¿¡Señor!?”. Dijo: “El director Nacional de Regalías va a cumplirle a usted y le va a cumplir a Caldas”. Y ayer, a las ocho de la mañana, votó el Gobierno Nacional, por orden de Iván Duque, 27.000 millones de pesos para asfaltar la vía Salamina–Pácora, y también votó para asfaltar la vía Salamina–La Merced, y eso tiene un doliente propio, German Noreña […]” (Noreña es el actual alcalde de Salamina)

Añadió: 

“Los que estamos aquí con Camilo Gaviria estamos aquí en la política de los partidos, no de las firmas (…) legitimando la política a través de gestiones, trabajo y obras. Muestre las obras. Cuáles son las obras. (…) los que votamos por Iván Duque hoy le estamos trayendo obras a Salamina, a La Merced y a Pácora. ¿Por qué? Tan raro, en ocho años del gobierno de Juan Manuel Santos no había plata, pero me posesiono hace una semana de presidente de la Comisión de Presupuesto, de la Comisión de Regalías, y el Gobierno Nacional desembolsa 80 mil millones. ¿Será que los consiguieron ellos? (…)”

Ese mismo día varios medios reportaron que el Órgano Colegiado de Administración y Decisión del Eje Cafetero había aprobado para Caldas tres proyectos por 80 mil millones de pesos, de los cuales 37 mil millones están destinados a la construcción del Malecón de la Dorada y 27 mil millones a la pavimentación de las vías Salamina–Pácora y Salamina–La Merced. (Ver acá y acá)

Más adelante el senador agregó:

“Y le digo hoy una cosa a Salamina: no se preocupen más por Enrique Emilio. Enrique Emilio me está haciendo a mí un favor el hijueputa en La Dorada, diez años allá, él no tiene que ver acá (…)”.

Según nuestras fuentes, el senador Castaño se refiere a Enrique Emilio Ángel Barco, quien fuera electo a la Cámara de Representante para el periodo 2006-2010. Pues bien,  en 2008 Ángel “aceptó su participación en el delito de concierto para delinquir en razón a sus vínculos con grupos de autodefensa, por lo cual fue condenado el 8 de agosto de 2008 por el Juzgado Penal del Circuito Especializado de Manizales, tras haber renunciado a su fuero como congresista y haber aceptado cargos. (Ver acá)

Adicionalmente, en noviembre de 2012 la Procuraduría lo inhabilitó por 20 años para ejercer cargos públicos y contratar con el Estado. Ángel se hizo merecedor a la sanción por participar en la promoción y el auspicio de grupos paramilitares, más específicamente “aprovechando los vínculos con el Bloque Central Bolívar de las AUC, frente Cacique Pipintá”, comandado por alias Ernesto Báez. (Ver acá)

El discurso del senador Castaño suscita varias preguntas que la Procuraduría, la Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia deberían investigar: ¿Qué es lo que el director de Regalías “va a cumplirle” al senador Castaño? ¿En contraprestación de qué? ¿Por qué el Gobierno muestra tanto interés en notificarle al senador Castaño que le está "cumpliendo”? ¿Por qué el senador sugiere una relación causal entre la aprobación de esos recursos y su elección como presidente de la “Comisión de Presupuesto y Regalías”? ¿Por qué razón el Gobierno está impulsando la aprobación de proyectos de regalías en plena época electoral? ¿Cuál es el favor “el hijueputa” que Enrique Emilio, confeso parapolítico, le está haciendo al senador Castaño, hoy miembro de la coalición de gobierno?

Por último, las obras referidas por esta columna son necesarias para la región y sus habitantes, cuya financiación debe ser aplaudida. Es entendible y loable el trabajo de la Gobernación y la administración nacional en impulsarlas. Lo cuestionable es que el Gobierno nacional esté canalizando mermelada a las regiones en periodo electoral, la cual está siendo utilizada por políticos regionales para hacer campaña. Queda claro que la mermelada de esta administración empezó a repartirse. 

* Abogado Penalista y director del Instituto Anticorrupción

 

879001

2019-09-01T18:23:19-05:00

column

2019-09-01T18:23:19-05:00

ficaco04_81

none

Mermelada electoral

19

5485

5504

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado EE

Donald está desesperado

El metro de Bogotá, ¿idea u ocurrencia?

Trump y Johnson en el límite

Reducción de daños en tabaco