Por: Columnista invitado

Mocoa, un pueblo resiliente

Por Camilo Sánchez Ortega*

En marzo de este año, la ola invernal azotó de manera inclemente a Mocoa con el desbordamiento de varios ríos y quebradas, ocasionando deslizamientos que terminaron por destruir un porcentaje significativo de la infraestructura del municipio.

La respuesta del Estado ante esta adversidad fue inmediata. Tan sólo diez días después de la tragedia, ya se había suscrito convenio de la reconstruccion  entre el Fondo Nacional de Vivienda y la Unidad para la Gestión de Riesgo de Desastres. En los siguientes dos meses el presidente visitó la zona de la tragedia en siete oportunidades y designó como gerente de la reconstruccion al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

Se suma a la celeridad del Gobierno la inversión sin precedentes de $71.200 millones para la atención del desastre de vivienda urbana. En un primer momento se comprometieron recursos por $18.800 millones, a los cuales se adicionan los $52.000 millones que gestionamos este mes con Fonvivienda, con lo cual se construirán las 1.209 casas que garantizan  la atención  del 100 % del censo de familias afectadas. 

El compromiso del presidente es absoluto, de ahí que se aceleraron las acciones de reconstrucción, como resultado, en febrero tendremos las primeras 100 viviendas terminadas, estas casas tendrán 64 metros cuadrados y su valor será de $60 millones por cada una. En mayo completaremos la entrega de 300 soluciones habitacionales, que adicionalmente contarán con un Centro de Desarrollo Infantil para 300 niños cuya inversión será de  $4.300 millones.

Frente a la problemática de agua potable, la pronta atención de la emergencia por parte de Minvivienda y de la UNGRD logró el desplazamiento de personal técnico y la gestión con entidades como la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá EAB-ESP, Empresas Públicas de Medellín —EPM—, Proactiva, Empresas Públicas de Neiva, y Empopasto S.A. ESP, para el restablecimiento de los servicios de acueducto y alcantarillado en el menor tiempo posible. De igual manera, el Gobierno Nacional destinó recursos por el orden de los $28.074 millones para la reconstrucción del sistema de acueducto municipal que comprende las obras de captación, planta de tratamiento de agua potable, dos tanques de almacenamiento y redes de distribución, entre otros.

Estas obras ya se encuentran en ejecución y se espera terminar el proceso de consulta previa con la comunidad indígena para adelantar las obras de la planta de tratamiento y uno de los tanques de almacenamiento.

En cuanto al sistema de alcantarillado del municipio, la Comisión Interparlamentaria de Crédito Público acaba de emitir su concepto definitivo favorable para que se contrate un empréstito externo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de hasta US$30 millones,  que permitirá financiar la implementación del Plan Maestro de Alcantarillado del Municipio de Mocoa (Fase I). Con este proyecto se busca ampliar la cobertura, mejorar el sistema de alcantarillado sanitario y construir el sistema de tratamiento de aguas residuales.

Gracias a esta intervención, Mocoa ahora no es sólo símbolo de fortaleza y solidaridad de su gente frente a las adversidades, también es el reflejo de la respuesta efectiva de un Gobierno que está comprometido con una comunidad resiliente que se lo merece y necesita.

P.D.: Siempre es más fácil criticar que hacer. Esta es la respuesta para los que tenían dudas sobre qué se está haciendo por Mocoa y su gente.

* Ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado