Por: Iván Mejía Álvarez

Modelo para clonar

Faltando una fecha para concluir el torneo Mustang 1, ya La Equidad, el equipo que orienta Alexis García, es el cuadro con mayor puntaje.

No se puede decir que sea el  ganador, porque en esta fase previa no se consigue título alguno, tan sólo se logra la clasificación a las finales y ese “punto teórico” a utilizar en caso de cualquier empate.

El conjunto asegurador hace un año era un desastre y tenía pinta de retornar a la  B. Había subido a la primera división pero sus directivos y su cuerpo técnico estaban convencidos de que con los juveniles podían afrontar el torneo profesional. Para el segundo campeonato, tanto García como la dirigencia entendieron que así volvían rapidito a la B y decidieron reforzar la nómina, adaptarla para pelear en forma y en diciembre disputaron con Nacional el título.

Pero  Equidad no paró ahí, siguió de largo y en este semestre es el mejor hasta el momento y un firme candidato. No tiene hinchada grande, carece de “barra brava”, lo cual es una gran bendición, pero sí posee la mejor organización corporativa. Es una rama de una empresa grande y poderosa, y como se maneja con números, seriedad, respeto y orden, no hay escándalos, ni existen problemas y la dirigencia vela por salir adelante y no por llenarse los bolsillos con “negocitos torcidos” y extrañas negociaciones.

Acaban de inaugurar una magnífica sede deportiva con todos los juguetes, su plantilla se mantiene al día y pese a lo exiguas que resultan sus entradas en Techo, el equipo es viable en lo económico. Clemente Jaimes , su presidente, es un gran señor y un tipo serio y respetuoso, nada que ver con tanto orangután disfrazado de dirigente futbolero.

García ha construido un equipo bravo y rocoso. Era más ágil y liviano en la pasada temporada. En este año es el que más amarillas tiene y la forma en que “pegan y pegan” lo hace un equipo típico de los que cortan los partidos, destruyen el juego, no dejan pensar. A ratos se le va la mano y termina pasado de revoluciones.

Se fue Trujillo, pero apareció Polo, se mantienen Gerson Córdoba y Motta como estandartes del mediocampo. Solís se ganó el puesto de arquero titular y mantiene con Giraldo mucha salida en los extremos y los dos panameños son rendidores en defensa y ataque.

Ojo,  Equidad no es un cuento, es un ejemplo para imitar de cómo un equipo con visión empresarial funciona y bien.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Iván Mejía Álvarez

Última columna

Zurdos

Júnior

Vergüenza total

Definiciones