Por: Yohir Akerman

#MuñozPolariza

Uno de los nombramientos más importantes de Iván Duque como presidente de la República fue el del señor Víctor Manuel Muñoz Rodríguez como alto consejero para la Transformación Digital, ya que el cargo estaba enfocado en diseñar políticas públicas para fomentar una sociedad del futuro. Pero Muñoz ocupó el cargo solamente siete meses ya que fue obligado a renunciar por un escándalo que ahora vuelve a revivir.

Vamos por partes.

La renuncia de Muñoz se anunció por Twitter el 9 de septiembre de 2019 y se efectuó el 15 de septiembre, de acuerdo con su hoja de vida publicada en la Presidencia. (Ver Hoja de Vida).

Su salida fue una sorpresa para todas las personas ya que, pocos días antes, el 4 de septiembre, Muñoz participó en el Congreso Internacional de las TIC-Andicom 2019, desarrollado en Cartagena. En el evento, el presidente Iván Duque lo felicitó públicamente diciendo: “Aquí quiero también destacar el trabajo de Víctor Muñoz, nuestro alto consejero para la Transformación Digital del Estado, porque esos servicios les están ayudando a las empresas a migrar desde su contabilidad hasta su operación, hasta medir su productividad, todo a partir de la transformación digital”. (Ver Palabras del presidente).

Todo iba muy bien.

Pero el día siguiente, el 5 de septiembre, Muñoz participó en una reunión, que era confidencial hasta que el expresidente Álvaro Uribe Vélez la publicó en su cuenta de Twitter, en la que confluyeron activistas, simpatizantes, influenciadores y tuiteros cercanos al Centro Democrático.

Se trataba de una conferencia dictada a activistas y tuiteros que se llevó a cabo en el Hotel Hilton de Bogotá, con el fin de organizar y sistematizar el manejo de temas importantes para el uribismo en las redes sociales.

La conferencia, que nadie ha podido responder cómo se financió, tenía cuatro panelistas, entre ellos Carlos Escobar, conocido en el mundo virtual por ser experto en propaganda negra y en cómo dañar la reputación de las personas que les hacen crítica a las ideas del uribismo, y Víctor Muñoz, en ese momento todavía consejero del presidente Duque.

Carlos Arturo Escobar Marín es primo del narcoparamilitar Carlos Mario Jiménez, alias Macaco, y fue evidenciado por Daniel Coronell en septiembre de 2014 en una columna titulada “El hombre que nació dos veces”, en la cual se relatan las actividades delictivas de Escobar Marín, cuando fue condenado en los Estados Unidos.

Coronell demuestra que Escobar Marín tiene otra identidad en Estados Unidos con el nombre de Walter Frank Pérez, y bajo esa identificación ha sido perseguido por varios delitos en ese país. (Ver El hombre que nació dos veces).

Pero volvamos a la conferencia.

El moderador del debate fue Juan Pablo Bieri, conocido por su salida de la gerencia de RTVC tras censurar de forma abusiva el programa Los Puros Criollos, de Santiago Rivas, y quien ahora regresó al Gobierno como asesor de comunicaciones de la Secretaría Privada de Presidencia.

De la reunión se sabe que Muñoz junto a Escobar relataron y aconsejaron cómo organizar cadenas y mensajes para poner tendencias en redes sociales y manejar los debates en Twitter.

Después de la conferencia con el grupo de más de 80 tuiteros cercanos al Centro Democrático, que se observan en la fotografía difundida por el propio senador Álvaro Uribe en su cuenta de Twitter, se formó un grupo de WhatsApp en el que incluyeron a Escobar y al consejero del presidente Duque para discutir diferentes estrategias y las campañas que se querían manejar. (Ver Fotografía con colegas tuiteros).

Pero también otras cosas.

Resulta que el grupo también se creó para desprestigiar medios de comunicación y periodistas independientes, o lo que ellos consideran “periodistas y medios mamertos”. Eso fue lo que metió en problemas al consejero de Presidencia.

Tal y como lo relató un artículo de La Silla Vacía que investigó la sorpresiva salida de Muñoz, “la realidad es que se fue por un mensaje que envió a un chat de influenciadores uribistas y de derecha, pocos días después de una reunión de decenas de ellos a la que asistió a título personal y sin haber informado al presidente, según nos respondieron oficialmente de la Casa de Nariño”. (Ver Lo tumbó un chat).

A esto se agrega lo que pudo determinar El Espectador, y es que “también trascendió, por confesión propia de Muñoz, que sus consejos en el grupo de WhatsApp que crearon los influenciadores ‘fueron mal interpretados por algunos’ y lo llevaron a dar un paso al costado. Eso sí, el contenido de sus consejos hasta ahora es un misterio”. (Ver Consejo del consejero).

Pues bien, los tiempos de la salida de Muñoz coinciden con la tendencia que hubo el miércoles 9 de septiembre en Twitter llamada #LaWPolariza, en contra de la emisora radial y sus periodistas, y que fue movida en parte por varios de los asistentes a la famosa reunión.

Al parecer no era La W, sino Muñoz el que quería polarizar.

Pese a que el mismo expresidente Uribe trató de equilibrar las cosas con unos trinos a su favor, eso no fue suficiente e incluso algunos de los mismos activistas de redes que movieron esa tendencia posteriormente culparon al mismo medio de la salida de Muñoz de Presidencia y movieron la tendencia #JulioNosQuiereCallar.

Pero nada más alejado. La Silla Vacía pudo confirmar con uno de los miembros del chat, en donde Muñoz y Escobar escribían consejos para desprestigiar medios, que el hashtag lo propusieron en ese grupo de WhatsApp como una de las primeras estrategias de los tuiteros uribistas en contra de periodistas y medios.

Es más, según personas que leyeron las conversaciones de ese grupo de WhatsApp, Muñoz, siendo consejero presidencial, celebraba que #LaWPolariza estuviera de primera tendencia en redes y daba consejos para mantenerla de número uno.

Grave.

Pero cuando La Silla Vacía le preguntó a Muñoz que si el mensaje que motivó su salida tuvo que ver con #LaWPolariza, este les respondió que “estaba relacionado con numerosas tendencias en redes que estos influencers manejan todos los días”. Más grave.

Pues bien, ese consejero presidencial que estaba moviendo campañas oscuras en contra de medios de comunicación desde su escritorio de servidor público regresó al Gobierno, como si nada hubiera pasado, pero ahora en formato recargado.

Tan solo tres meses después del escándalo, el pasado 3 de diciembre se conoció que el presidente Duque nombró a Muñoz como miembro del Consejo Superior de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, en reemplazo de Carlos Luis Ayala Cáceres. (Ver Decreto).

Y como si eso no fuera suficiente, el 27 de diciembre a las 6:04 de la tarde se publicó en la página web de la Presidencia de la República la hoja de vida de Víctor Muñoz para el cargo de alto consejero para Asuntos Económicos y Transformación Digital. (Ver Sistema de Publicación).

Ese Muñoz que polarizaba al parecer ya no le resulta tan incomodo al presidente Duque. Habrá que ver cómo es la relación con el grupo de influenciadores de redes sociales y hacia qué medios y periodistas ahora irán a apuntar. Conmigo ya lo han hecho y que lo vuelvan a intentar no sería sorpresa.

@yohirakerman, [email protected]

898395

2020-01-05T00:00:36-05:00

column

2020-01-05T03:49:02-05:00

[email protected]

none

#MuñozPolariza

15

8925

8940

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Yohir Akerman

Diarrea

La contratación de la bodeguita

El enroque

Lecciones de un homicidio

Núcleo de apoyo directo