Por: Madame Papita

¡Ñame de corazón!

Sí señores, es hora de dejar la papa, mi amada papa, y dedicarnos al ñame. Que el ñame es costeño y solo ellos saben cómo prepararlo, que en el interior no es fácil de conseguir, que se demora en la estufa: ¡Todas son excusas! Porque el que prueba el ñame en mote de queso o en un buen postre sabe que no se va a arrepentir. 

Hace unos días conocí a los youtubers del ñame, tremendos cultivadores del tubérculo que no solo me dieron las mil y una ventajas de consumirlo, sino que me recordaron que son esos proyectos productivos los que nos permiten construir identidad en la cocina de nuestras regiones. 

Sobreproducción o bajo consumo es el desafío en los Montes de María por estos días, pero es nuestra oportunidad de apropiarnos de "nuevos" productos en nuestras dietas, que no solo son exquisitos, quizás hasta pecaminosos, sino que garantizan el trabajo de comunidades que han decidido dedicarse a jugarle limpio a la construcción de un nuevo país. 

Yo ya empecé a dejar mi papita a un lado por unos buenos días, para descubrir cómo adapto el ñame a mi día a día. Para espesar las sopas, para hacerlo frito como unos pastelitos rellenos con guiso de carne y ají fresco, quizás unos deliciosos buñuelos dulces con miel o almíbar de panela; o simplemente hervido con sal y suero para pasar un guayabo. Pero además es el santo remedio para la artritis, el estreñimiento, los insoportables calores de la menopausia, la impotencia, la debilidad de carácter; y a eso sumémosle que es altamente afrodisiaco y que puede mejorar cualquier otro mal de nosotros los glotones. Siendo así, bienvenidas todas las recetas que nos ayuden a los tragones y a los productores a salir de todo este ñame. 

Pero si siguen teniendo dudas de qué tan difícil es este #RetoDelÑame los invito a conocer a los youtubershttps://youtu.be/5u_Vrh5Ftzw quienes desde Los Montes de María nos darán más de un motivo para pecar a punta de ñame. La gula está permitida, el pedido está a un click o una llamada y de todos nosotros depende que sigamos preservando las raíces colombianas. 

¡#ComerÑameEsSaludable que no se les olvide! Empecemos entonces con lo básico, una receta de mote de queso (para cuatro personas):

Ingredientes:

2 kilos de ñame pelado y picado en cubos.

500 grs queso costeño picado en dados

6 cucharadas soperas de suero costeño

1 taza de leche del coco (ojalá fresca)

6 tazas de agua

El jugo de 3 limones

Sal y pimienta negra al gusto

Ingredientes para el hogao:

2 ramas de cebolla larga

2 cebollas cabezonas peladas y picadas finamente

4 dientes de ajo machacados

Un poco de tomillo

Suficiente aceite para que se les pegue

Sal y pimienta al gusto

Manos a la olla:

Poner a hervir: Agua, ñame, un poco de cebolla larga picada, un ajo, sal y pimienta por una media hora. Una vez hierba se baja a fuego medio se le agrega el jugo de los limones y la leche de coco. Lo dejamos cocinar por 15 minutos más.

Licuamos el ñame con su caldo brevemente para que nos quede con texturas, añadiéndole el suero costeño y dejamos que se cocine por unos 10 minutos más, a fuego bajo.

Cuando la sopa este espesa servimos agregando los dados de queso y un poco de hogao*.

* Para el hogao.

En una sartén previamente calentada con aceite suficiente ponemos las cebollas y el resto del ajo. Cuando estén ya dorados agregamos el tomate, el tomillo, sal y pimienta.Esto no les debe tomar más de 15 minutos y deben tener una deliciosa salsita criolla.

Y terminemos con un bocado dulce, por supuesto, dulce de ñame: 

Ingredientes:

1 kilo de ñame limpio y picado

1 taza de coco rallado (preferiblemente fresco)

250 grs de azúcar morena

2 tazas de leche normal

1 taza de leche de coco

3 tazas de agua

Astillas de canela al gusto

Manos a la olla: Hervir el ñame con las dos tazas de agua hasta que esté tierno. Se lleva a la licuadora junto con el agua que quedó.

Llevar a fuego medio el licuado del ñame junto con la leche de coco, la leche normal, el azúcar y la canela. Estar revolviendo constantemente debido a que va a comenzar a espesar rápidamente.Retirarlo y llevarlo a un molde hasta enfriar. Se puede terminar con pasas, salsa de moras o con lo que más les guste.

Pero si aún tienen dudas o pereza, pasen por la Bonga del Sinú en Bogotá, Sincelejo o Cartagena, La Cocina de Pepina en Cartagena (ya les recomendé qué comer hace unos días) o donde la vecina que seguro tiene buena sazón y más sabor que cualquier otro experimento culinario. 

#MadamePapita @Chefguty

Buscar columnista

Últimas Columnas de Madame Papita

¡Todo es mejor con huevo!

Dulzurita

República platanera...

Fogones cotizados

Siga, sumercé…