Por: Manuel Drezner

La programación del Santo Domingo

El Teatro Santo Domingo ha lanzado la programación que tendrá lugar el año entrante y, como de costumbre, es mucho lo que hay de interés en todos los campos.

El eje de la programación será el tercer festival de música, que esta vez estará dedicado a música rusa de la época romántica. Esto dará la oportunidad de oír a través de 54 espectáculos mucho repertorio que se toca con poca frecuencia, en especial de música de cámara, aunque igualmente habrá repertorio sinfónico, a cargo de la Orquesta Nacional Rusa, dirigida por Pletnev; la Orquesta de Lucerna y la Staatskapelle de Hallé, dirigida por Josep Caballe Domenech. Curiosamente, con excepción de una pequeña obra en uno de los recitales, no figura el nombre de Scriabin, que muchos consideran la culminación del romanticismo ruso. Este festival tendrá lugar en Semana Santa, aunque se complementará posteriormente con conciertos de la Sinfónica Bolivariana de Venezuela, dirigida por Dudamel, que nos dará el ciclo completo de las sinfonías de Tchaikovsky. Además de este, se anuncia un festival francés que tendrá espectáculos de circo, de ballet con el grupo de Biarritz en La bella y la bestia, además de ilustres solistas, entre ellos el pianista Pascal Rogé. La Orquesta Nacional de México, dirigida por Batiz, dará dos conciertos centrados en obras de Ponce.

Habrá dos conciertos de música de cámara del mayor interés, por los cuartetos Kronos, que estrenará una obra colombiana; el Emerson, que en un solo concierto interpretará dos de las cumbres de la música de todos los tiempos, los Cuartetos Trece y Catorce de Beethoven, y el Cuarteto Borodin, que hará parte del festival ruso mencionado. En el campo operático se podrá ver el estreno entre nosotros, después de tantos siglos, del Orfeo y Eurídice de Gluck, en montaje coreográfico de Álvaro Restrepo y Marie Delleuvin. Fuera de eso se rendirá un homenaje a Valeriano Lanchas, que será el protagonista de Falstaff de Verdi en estreno en Colombia. Otros ballets que forman parte de la programación son los de Corea, el de Montecarlo y un grupo de Toronto.

En un campo más popular habrá sendos festivales de fado y de tango, con ilustres intérpretes de esos géneros y fuera de eso habrá presentación del gran bailarín flamenco Eduardo Guerrero. Además, se harán en el teatro los lanzamientos de festivales de música popular colombiana. Hay abundante participación nacional y eso es algo que se debe destacar.

Como se ve, será un año interesante desde el punto de vista de espectáculos culturales aunque personalmente lamento que en el 2017 no vendrán conjuntos teatrales extranjeros como ha sucedido en otros años, pero lo que sí se verá define una programación cultural de muy alta categoría.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Manuel Drezner

“Uva pasa bajo el sol” en el Colón

Aniversarios cinematográficos

Misterioso futuro de la cultura

Un baile para la paz

La Orquesta de Cámara de Ginebra