Por: Yesid Reyes Alvarado

¿Para qué sirve la cadena perpetua?

Nadie quiere ser víctima de un delito; todos queremos vivir en un lugar seguro, donde el Estado sea capaz de garantizar la protección de nuestros derechos; por eso la lucha contra la criminalidad siempre genera simpatía, y la ciudadanía tiende a respaldar a quien hace promesas en ese sentido. Hay que distinguir, sin embargo, entre las propuestas que realmente buscan ofrecer una solución al problema y aquellas que solo pretenden enviar un mensaje tranquilizador a la sociedad a cambio de unos puntos de favorabilidad en las encuestas o de algunos votos. Son estas últimas las que hacen parte de lo que se denomina populismo punitivo: el aprovechamiento de la popularidad que tiene el uso del derecho penal como supuesta panacea contra el crimen, a sabiendas de que no es ni la única ni la mejor forma de combatirlo.

Por ejemplo: ¿qué impacto puede tener la aplicación de la cadena perpetua frente a quienes cometen delitos contra los menores de edad? Actualmente son castigados con una pena máxima de 60 años y está prohibido concederles beneficios que permitan reducírsela; como solo se puede sancionar penalmente a quien tiene más de 18 años, el más joven de esos criminales terminará de cumplir su pena a los 78. Si tenemos en cuenta que en nuestro país la expectativa de vida son 73 años, alguien condenado por ese delito pasará toda su vida en prisión. Por eso la cadena perpetua no cambia en nada la situación legal que hoy afrontan los violadores de niños.

¿Qué beneficio obtendrían las víctimas? Con la legislación vigente, sus agresores están en prisión por lo menos hasta que cumplan 78 años, tiempo durante el cual no pueden volver a atentar contra los niños; con la propuesta de cadena perpetua, los menores estarán a salvo de sus ataques hasta que el condenado muera, lo que en Colombia ocurre, estadísticamente, alrededor de los 73 años. Por lo tanto, en cuanto a la protección de las víctimas frente a la reincidencia, la cadena perpetua tampoco aporta nada nuevo.

¿Qué se gana con la cadena perpetua en materia de prevención de estos delitos? Sobre el supuesto de que la severidad de las penas disuade a otros de cometer delitos, tanto intimida la amenaza de estar en prisión hasta los 78 años como hasta el final de los días en un país donde las personas suelen vivir alrededor de los 73 años; luego tampoco en lo que atañe a la disuasión la nueva ley cambiaría en nada el panorama que hoy tenemos frente a esta clase de delitos. Por el contrario, limitarse a encerrar a estos delincuentes como si fueran animales peligrosos, en lugar de estudiar las causas internas o externas de su comportamiento y buscar mecanismos de intervención del Estado que permitan controlarlas o atenuarlas con miras a la prevención del delito, mantiene a los menores de edad expuestos a esta clase de delitos.

Pero si la cadena perpetua no cambia la situación actual de los violadores de niños, ni protege a estos últimos más de lo que actualmente están, ni eleva el nivel de disuasión a potenciales criminales, ¿a quién le sirve esta norma? A quienes con ella buscan mejorar su imagen o conseguir unos votos más, a cambio de una ilusión pasajera.

Le puede interesar: "Estos son los candidatos cuestionados para las elecciones de alcaldes y gobernadores"

875701

2019-08-13T00:00:55-05:00

column

2019-08-13T07:40:23-05:00

[email protected]

none

¿Para qué sirve la cadena perpetua?

37

3612

3649

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Yesid Reyes Alvarado

Las heridas de Néstor Humberto

El ministro de Defensa y la JEP

Los tiempos del glifosato

Detener para investigar

Glifosato y daños colaterales