Por: Columnista invitado

¿Porqué Irán no negocia con EE. UU.?

Hace tiempo que las autoridades de los EE. UU., incluyendo al presidente de este país, el señor Donald Trump y el Secretario de Estado, Mike Pompeo, en cualquier oportunidad invitan a la República Islámica de Irán a negociar y las autoridades de Irán rechazan las invitaciones.

Muchos expertos y analistas, así como la opinión pública, se preguntan, ¿por qué la República Islámica de Irán no ha reaccionado positivamente a la invitación de EE. UU. para negociar y resolver problemas bilaterales y regionales?

Para comprender la conducta y políticas de la República Islámica de Irán ante los EE. UU. uno tiene que mirar la historia de las relaciones entre los dos países durante los últimos 70 años. Un antecedente que según la política iraní ha llevado a la creación de un alto muro de desconfianza entre los dos países.

El comportamiento de los EE. UU. durante los últimos 70 años indica numerosas intervenciones políticas en detrimento de los intereses y la seguridad del pueblo iraní.

La participación directa en diseño y ejecución de golpe de estado contra Dr. Mohammad Mossadegh el 19 de agosto de 1953; imponer acuerdos militares y económicos que no incluyen los intereses del pueblo iraní; apoyo incondicional a las violaciones de los derechos humanos y las libertades democráticas del pueblo de Irán durante el régimen imperial de Pahlavi; participación en la represión del pueblo en la Revolución Islámica de 1979; invasión militar directa al desierto de Tabas; apoyo al régimen inhumano de Sadam Hussein en la guerra contra Irán; ataque a un avión de pasajeros iraní que resultó en el martirio de 270 pasajeros civiles en el Golfo Pérsico; apoyo a grupos terroristas extranjeros para realizar operaciones dentro de Irán y acciones subversivas en apoyo a los grupos separatistas, son solo pequeños ejemplos de recuerdos históricos del pueblo iraní.

Mientras que las negociaciones con los países 5+1 ( 2015), condujeron a un gran acuerdo para resolver las actividades nucleares de la República Islámica de Irán y este acuerdo fue respaldado por el Consejo de Seguridad de la ONU y miembros de la comunidad internacional, el presidente Trump, en un acto contrario al derecho internacional se retira y causa el fracaso del mismo.

En un momento en que Irán y el resto de los miembros del gran acuerdo nuclear se esfuerzan por la supervivencia del mismo, estabilidad, seguridad, paz regional y global, algunos políticos guerreristas de EE. UU. -al imponer sanciones económicas crueles- han apuntado a los civiles.

Desde la perspectiva del derecho internacional, los recientes actos de EE. UU. son considerados terrorismo económico. Todos los días el país del norte incrementa las sanciones (acciones de terrorismo económico) y las amenazas contra el gobierno y pueblo de Irán. Paralelo a eso, en un gesto engañoso, desde tribunas oficiales llaman a las autoridades iraníes a la negociación.

Las autoridades gubernamentales en los EE. UU. no se abstienen de ninguna acción de terrorismo económico contra el pueblo iraní, autoridades responsables y oficiales del gobierno de Irán, incluyendo el Líder Supremo como máxima autoridad del país, así como el Ministro de Asuntos Exteriores como símbolo de la diplomacia de la República Islámica de Irán, han sido sancionados.

¿Pueden el gobierno y el pueblo iraní confiar en el llamado de negociación del gobierno de los EE. UU., cuando el gobierno de ese país públicamente anula y desacredita el Acuerdo Nuclear, que ha sido registrado como un documento internacional y tiene el apoyo de la ONU y los miembros de la comunidad internacional? ¿Se puede confiar en un nuevo acuerdo con un gobierno que tiene menos de dos años de vida?

En la actualidad el asunto de Irán frente a la invitación de los EE. UU. para negociación no es cuestión de tiempo o tema de negociación sino el principio de legitimidad con un gobierno infractor, así como la desconfianza con un gobierno que rompió un pacto. Irán no puede estar presente en una nueva mesa de negociación bajo la sombra de amenaza, falta de respeto y sin recibir garantías para nuevas negociaciones.

* Esta columna de opinión fue escrita por Mohammad Ali  Ziaei, Embajador de Irán en Colombia

876438

2019-08-16T22:00:00-05:00

column

2019-08-16T22:00:01-05:00

[email protected]

none

¿Porqué Irán no negocia con EE. UU.?

39

4510

4549

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado

Si escucháramos a Rosa

¿Alguien quiere acordarse de Bojayá?