Por: Yohir Akerman

Primos y hermanos

La Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Medellín ordenó compulsar copias con destino a la Fiscalía General de la Nación para que se investigue a más de 50 personas, entre ellas el ganadero y caballista Santiago Uribe Vélez. Qué chicharrón para el fiscal Néstor Humberto Martínez.

Sobre todo porque la sentencia de 1767 páginas pidió a la Fiscalía que se investigue al hermano del expresidente y hoy senador de la República, Álvaro Uribe Vélez, no sólo por concierto para delinquir, “sino por su responsabilidad en la ejecución de los crímenes y de las graves violaciones a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario”. (Ver Página 1760 de la sentencia Bloque Suroeste)

Esta compulsa de copias es adicional a la investigación que se adelanta contra el hermano del expresidente por su relación con el grupo armado ilegal que operó en el norte de Antioquia, conocido como ‘Los Doce Apóstoles’, razón por la cual está detenido desde el 29 de febrero del 2016.

Esta sentencia contiene varios elementos interesantes para ambos casos.

Por un lado, según lo dijo bajo juramento y en versión libre el paramilitar Rodrigo Alberto Zapata Sierra, hombre cercano a Vicente Castaño y considerado el 'Canciller de las AUC', “en el caso de Santiago yo quisiera hacer una aclaración que por parte de 'Bigotes' un señor que estuvo encarcelado en España hasta hace poco era socio de una pesebrera de Juan Diego Vélez, hermano de Germán Vélez, primos del doctor Álvaro Uribe Vélez y de Santiago, él me llamó a mí para ver la posibilidad de que no se le pidiera plata a Santiago Uribe y se accedió a que no siguiera aportando voluntariamente”. (Ver Página 133 de la sentencia)

El negocio que menciona el paramilitar Zapata Sierra se llama Ladrillera Ambalá, que fue de propiedad del caballista y ganadero Santiago Uribe Vélez y que es la compañía desde donde se habrían hecho los pagos a la unidad paramilitar de las AUC que operaba en esa zona. (Ver Página 134 de la sentencia)

Teniendo en cuenta el testimonio del excanciller de las AUC, el Tribunal estableció que el señor Uribe Vélez y otros “auspiciaron, financiaron y promovieron la causa paramilitar a cambio de la protección de sus territorios y sus intereses económicos”. (Ver Página 129 de la sentencia)

Sobre los hermanos Juan Diego y Germán Vélez hay que precisar que sus nombres completos son Juan Diego y Germán Vélez Ochoa, sobrinos de Fabio Ochoa Restrepo, padre del clan de los Ochoa y de quien heredaron el gusto por los caballos finos. Los Vélez Ochoa son primos hermanos de los Uribe Vélez por el lado de Laura Vélez Uribe, madre del expresidente Álvaro Uribe Vélez Sierra Uribe Ochoa, quien era prima de Fabio Ochoa. Hasta ahí el árbol familiar.

Por otra parte, según la sentencia, Zapata Sierra añadió en su versión libre bajo juramento otro dato sobre el mapa de poder de la región. El excanciller de las AUC dijo que los hermanos Pedro David y Juan Santiago Gallón Henao, reconocidos ganaderos y caballistas, fueron también contribuyentes voluntarios del grupo e intermediarios de otras personas de la región del suroeste que también le aportaban dinero al Frente Suroeste”. (Ver Página 132 de la sentencia)

Como dice el dicho: no todos los caballistas son mafiosos, pero todos los mafiosos sí son caballistas. Santiago Gallón Henao se declaró culpable del delito de financiación de grupos paramilitares y él y su hermano fueron incluidos en la lista Clinton por vínculos con el narcotráfico y por ser financiadores y socios de la mal llamada ‘Oficina de Envigado’. (Ver Sanctions List Gallon Henao)

Los Gallón Henao tienen una relación histórica con el uribismo. Santiago Gallón Henao fue uno de los beneficiados en 2007 de los incentivos del programa Agro Ingreso Seguro (AIS) a través de la empresa Clamasan S.A.

De acuerdo con los registros públicos de AIS, esta empresa, domiciliada en el municipio de Puerto Berrío y representada para la época por Juan Santiago Gallón Henao, recibió más de 143 millones de pesos en el 2007 bajo la figura de Incentivo a la Capitalización Rural.

Es decir, el programa AIS, dirigido por el exministro Andrés Felipe Arias, terminó entregando recursos destinados a los campesinos, a financiadores del paramilitarismo, los victimarios de los campesinos.

Pero el vínculo no para ahí.

En julio de 1996, Ganados del Norte S.A, empresa de los Gallón Henao, adquirió la mitad de la hacienda Guacharacas en el municipio de Yolombó. El vendedor: la sociedad Uribe Vélez Asociados Ltda.

La venta del terreno la coordinó el mismo Santiago Uribe Vélez con el gerente de Ganados del Norte, el señor Rodrigo Medina Vélez. Es importante recordar que los Gallón Henao se hicieron tristemente famosos en 1994 por ser los autores intelectuales de la trágica muerte del futbolista Andrés Escobar. El negocio de la hacienda Guacharacas se dio cuando estos estaban siendo condenados por ese asesinato. Inaudito.

Como se dijo anteriormente, Gallón Henao ya admitió ante la Fiscalía 29 Especializada de Medellín que hizo acuerdos económicos con comandantes de las AUC a finales de la década de los 90, es decir la misma época en que hizo negocios con los Uribe Vélez. Así como se oye.

Un reto para la Fiscalía investigar este nudo donde se mezclan paramilitares, ganaderos, política, narcotráfico, caballos, primos y hermanos del expresidente. 

@yohirakerman

[email protected]

Buscar columnista

Últimas Columnas de Yohir Akerman

A grosso modo

Los estudios del monarca

El busto del rey

El rey de la contratación

La desnutrición como negocio