¿Qué es la economía de doble circulación en China?

Noticias destacadas de Opinión

El año 2020 es un punto de inflexión histórico. La epidemia de COVID-19 desencadenó una crisis global que detuvo los intercambios entre países y afectó al crecimiento económico del mundo. Según Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, algunos países no han superado la primera ola de pandemia, así que las turbulencias y el aumento de la incertidumbre seguirán siendo el tema principal del desarrollo económico mundial en 2021.

Sin embargo, dado que la situación de la epidemia mundial aún no está clara, en el caso de China, Tras superar prueba de virus, China establece prioridades económicas para 2021.

El Banco Mundial ha comunicado que su estimación del crecimiento económico de China para este año podría ser ligeramente mayor de lo previsto. Inicialmente se estimó un crecimiento del 1,6 por ciento, pero la nueva proyección sugiere que el país registrará un crecimiento del 2 por ciento. El economista jefe para China del Banco Mundial también ha señalado que el impulso de la recuperación económica del país durante la segunda mitad de este año ha mostrado una tendencia de equilibrio.

El término “economía de doble circulación” ha estado apareciendo en las discusiones económicas en China, lo que indica un posible cambio de paradigma. Pero,¿qué es exactamente una economía de doble circulación?

“Economía de doble circulación” tiene dos componentes igualmente fuertes: “circulación interna”, que se refiere a las actividades económicas locales, y “circulación externa”, que se relaciona con los vínculos económicos de China con el mundo exterior. La verdad es que, por la pandemia de COVID-19 en todo el mundo, las perspectivas económicas fuera de China no parecen particularmente optimistas en este momento. Junto con el creciente unilateralismo y proteccionismo en todo el mundo, ha llevado a China a pensar a largo plazo.

Para fortalecer la economía nacional de China, el consumo interno debe desempeñar un papel mucho más importante en el impulso del crecimiento económico, ya que actualmente representa alrededor del 55 por ciento del PIB del país.

Para que eso suceda, China necesitará aumentar los ingresos de sus residentes y optimizar la distribución de ingresos para que los ciudadanos puedan estar más relajados sobre cómo gastar su dinero. También es necesario resolver otras cuestiones. China necesita asegurarse de que su tierra, capital, talento y tecnología, junto con otros recursos, lleguen a los lugares donde más se necesitan. La innovación y la economía digital, que implican el desarrollo de inteligencia artificial, big data y 5G, deben recibir incluso una mayor atención, ya que son las principales contribuidoras al desarrollo económico de nuestros días.

Sin embargo, ¿una economía de doble circulación significa que China se aislará del resto del mundo? Claro que no.

China se ha beneficiado enormemente de la apertura en las últimas cuatro décadas y reconoce que debe continuar por este camino.

En noviembre de 2020, China celebró la tercera Exposición Internacional de Importaciones de China. Colombia ha participado activamente en las tres ediciones de la CIIE, y muchos de los productos de Colombia exhibidos impresionaron a los participantes de todo el mundo. Luis Diego Monsalve, embajador de Colombia en China, apreció altamente el hecho de que China haya ampliado sus importaciones y consideró esto como una gran oportunidad, no sólo para Colombia, sino también para el mundo entero.

El crecimiento del consumo interno hace que la inversión en empresas de consumo chinas sea una opción inteligente. El ataque del presidente Trump al suministro de semiconductores ha acelerado el desarrollo de chips sustitutos en China, lo que convierte a las empresas tecnológicas chinas en una inversión atractiva.

Las empresas exportadoras en la economía dual también brindan una oportunidad para un crecimiento constante. La apertura de los mercados de acciones y bonos de China ofrece a los inversores un acceso a empresas que atienden a ambos sectores de la economía de doble circulación.

Por eso, sí, China aún necesitaría trabajar con el mundo para fortalecer su resiliencia económica. Pero la forma en que el mundo se relaciona con la economía china también requiere un ajuste.

* Grupo de medios de China

Comparte en redes: