¿Qué es ser neutral en carbono para el 2050?

Noticias destacadas de Opinión

En la Cumbre del Clima (Naciones Unidas, 2019), el presidente Iván Duque dijo que el objetivo de Colombia es ser neutral en carbono para el 2050. Festejamos su anuncio; es una buena intención. Recordemos: neutral en carbono significa que las emisiones netas de gases de efecto invernadero son cero, es decir, que lo que se emite y lo que se fija es equivalente.

En diciembre de 2019, la Unión Europea (UE) publicó el Pacto Verde Europeo (PVE), un acuerdo político que tiene como objetivo hacer que Europa sea el primer continente climáticamente neutro para el 2050. Todos los países asumen este objetivo como parte de su política de Estado y comprometen acciones y recursos, desde ahora hasta el 2050. Según la presidenta de la Comisión Europea, el PVE es la nueva estrategia de crecimiento que ayuda a recortar emisiones y crear trabajos.

Además del compromiso de ser neutral en carbono, tiene como propósitos disminuir la contaminación para proteger la vida humana, de plantas y animales; apoyar a las empresas para que sean líderes mundiales en tecnologías y producción limpias, y asegurar que la transición sea inclusiva y justa.

Acciones concretas: se elaborará un nuevo plan de acción de economía circular (marzo/2020) como parte de la estrategia industrial para toda la UE; se duplicará o triplicará la tasa de renovación, para hacer que las construcciones sean más eficientes en el uso de energía; se generará un ambiente libre de polución con una producción libre de contaminantes tóxicos y carbonización en sectores claves como hierro, química y cementos. En ecosistemas y biodiversidad, se presentará (marzo/2020) una nueva estrategia que incluye medidas para evitar la pérdida de biodiversidad y frenar la contaminación de suelos y aguas, y un nuevo plan integral de manejo del bosque que abarcará todo el ciclo forestal y promoverá los servicios que ofrecen los bosques, impulsando la forestación efectiva, la preservación y la restauración. Se promoverá la estrategia “De la granja al tenedor”, con un sistema de “Agricultura verde y más saludable”, y se reducirá el uso de pesticidas, fertilizantes y antibióticos. En 2021 se adoptará un “Plan de acción de contaminación cero para aire, agua y suelo”, para prevenir la generación de contaminación e introducir medidas a corto plazo. En transporte, se avanza hacia vehículos eléctricos de cero emisiones para la década 2030 y “combustibles alternativos sostenibles” para aviación, transporte marítimo y transporte pesado por carretera. Así, se disminuirán en un 90 % las emisiones actuales para el 2050, mediante una movilidad sostenible e inteligente. En términos de apoyo financiero (para “no dejar a nadie atrás”), se desarrollará un mecanismo de transición justa y ayuda a los países más dependientes de los combustibles fósiles. Para investigación e innovación, se comprometió el 35 % de la financiación de la investigación de la UE para tecnologías respetuosas con el clima. En relaciones internacionales, la UE espera que el resto del mundo también juegue su papel, apoyará y tomará medidas al respecto.

El PVE exige ajustes legislativos y financieros. Se acordó desarrollar propuestas legislativas asociadas al impuesto al carbono y una política de producción y consumo basada en la educación, que incluye la disminución en la producción de basuras y el uso de empaques plásticos, así como el aumento del reúso y el reciclaje. El PVE debe contar con el trabajo conjunto de instituciones públicas, la sociedad civil, la industria y centros educativos, para acordar compromisos y cambios de comportamiento.

Ser neutral en carbonorequiere trabajo, educación e inversión. Es hora de elaborar y acordar nuestro plan verde nacional.

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.