Por: Para serle franco

Restaurante CUON en Medellín

Cocina fusión del sudeste asiático, con predominancia de Corea, Tailandia y Vietnam, en un recinto hermoso y moderno en el corazón del barrio El Poblado de Medellín, barrio Astorga. Comida muy gustosa y aromatizada.

El primer aplauso lo merecen los tempura, en particular el de aguacate —unas láminas de aguacate fritas en tempura de curry y cubiertas de mayonesa del siempre glorioso y muy fugaz picante japonés wasabi— y el de huevos, consistente en unos huevos pochados y apanados en tempura, untados en una mayonesa picantica y aromatizados con aceite de trufa.

El wasabi proviene de una raíz verde que crece únicamente en la isla de Sajalín, en Japón. De la familia del nabo, el rábano o la mostaza, con su picor nasal característico, que ha cautivado a tantos fanáticos en todo el mundo. El wasabi que se consume hoy en día es una mezcla en su mayor parte de una base de rábano picante, colorante y una pizca del wasabi original.

Con los platos fuertes, las gyozas de vegetales, rellenas de hongos portobelo, bañadas en salsa de tamarindo y remolacha, con ensalada de hinojo y cebolla puerro frita: una creación fabulosa. Un manojo de ingredientes súper gratos para cualquier paladar. Para los amantes de la cocina callejera oriental, de la carta de baos, ese sándwich de pan doblado hecho al vapor, probamos el de camarones crocantes, salteados con zanahoria rallada, curry y alioli de cilantro.

El segundo aplauso fue para el risotto japonés de hongos, con arroz de sushi, hongos y cebolla caramelizada, y aromatizado con aceite de trufa, una creación realmente fantástica, de saborear una y otra vez. El KFC con trozos de pollo frito al estilo coreano bañado en salsa de mandarina y teriyaki.

Enhorabuena por las guarniciones de arroz jazmín con comino y el estupendo kimchi, aquellas coles fermentadas picantes y agridulces, ¡el plato más emblemático de la cocina coreana!

Un hallazgo muy grato fueron las bebidas artesanales de lichees y de frutos rojos, refrescantes, placenteras y súper digestivas, dignas sustitutas del vino.

El lugar más solicitado por los visitantes son el patio trasero y el bar, ambos muy atractivos. Un lugar sensual en su comida y acertado en su ambientación asiática moderna, para experimentar sabores, texturas, aromas y composiciones diversas.

Evaluación Índice CLAP (calidad, locación, atención y precio): Muy bueno. Dirección: Calle 8 n.° 43A-29, Medellín, El Poblado.Teléfono: 034 589 8309.

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Para serle franco

El restaurante Mishiguene

Restaurante La Pinta

Restaurante Celele, en Cartagena

Restaurante Zekkei, en Bucaramanga

Restaurante Il Tinello