Ser maestros

Noticias destacadas de Opinión

La educación es el camino para la apropiación y la condición básica del avance de la cultura, de las artes, las ciencias y las tecnologías. Las sociedades contemporáneas disfrutan de una mayor calidad de vida gracias a las trasformaciones de la vida y del trabajo que ha hecho posible la educación. De allí que, reiteradamente, reivindiquemos la importancia central de la educación como soporte para lograr el desarrollo económico, el bienestar social y el fortalecimiento de la democracia, la paz y la concordia.

La educación, desde la básica hasta la superior, tiene el propósito de contribuir a la formación de seres humanos que sean ciudadanos integrales y que participen éticamente en la vida social de sus comunidades. Es preciso señalar que este no es un proceso mecánico. La formación es un proceso cultural complejo que implica una relación dialógica de personas alrededor del conocimiento. Los maestros son actores esenciales de este proceso.

La sofisticación contemporánea de los procesos educativos no tiene por qué debilitar la figura del maestro; y no lo hará en tanto los educadores se asuman como orientadores y acompañantes de los estudiantes en su navegar en busca del conocimiento y no solo como depositarios de la verdad y la información.

El encuentro entre maestros y estudiantes se caracteriza por ser un diálogo en donde el estudiante, sujeto activo de su formación, trae consigo el conocimiento acumulado de su experiencia biológica y social y el maestro, además de su experiencia de vida, trae al diálogo la experiencia acumulada del saber universal de su campo o disciplina, validado por una comunidad académica. Este encuentro dialógico de experiencias, en donde ambos interlocutores aprenden, pone en crisis las certezas preexistentes y abre el espacio para la generación de nuevo conocimiento.

 

Esta relación permanente de avance del conocimiento es posible cuando el maestro se asume a sí mismo como estudiante que nunca deja de aprender y por tanto se encuentra en permanente actualización. Además, cuando logra empoderar al estudiante de su proceso de formación. Por ello, al maestro no le basta exponer magistralmente sus puntos de vista, debe trabajar para ser escuchado y comprendido, y para ello debe ser sensible al modo como los estudiantes interpretan y comparten el conocimiento.

El maestro tiene a su favor una herramienta muy potente: la pregunta. Puede preguntar si ha sido entendido o puede partir, antes de su explicación, de la pregunta que ponga en evidencia la necesidad de esa explicación. Una buena pregunta es aquella que da comienzo a un proceso de conocimiento en el que el estudiante es involucrado intelectual y emocionalmente; es una pregunta que despierta su deseo de saber y que se le presenta como un reto digno de ser asumido. Si esa conexión se logra, también la interacción entre el maestro y el estudiante se establece como algo muy valioso. Se trata de una búsqueda compartida del conocimiento. Lo primero que debe ser apropiado, más que el conocimiento considerado como válido sin discusión, es el valor, el interés, la emoción de la pregunta.

Una virtud esencial de los maestros es la generosidad. El maestro se entrega a su vocación con absoluta honestidad porque está dispuesto a dar lo mejor de sí mismo; porque comprende que la enseñanza es un acto de amor. La educación es un proceso que se vive a lo largo de la vida. Los maestros son determinantes en las decisiones y experiencias que nos han forjado como los seres humanos que somos hoy.

Con ocasión de la pandemia se ha motivado la valoración del conocimiento, fuente de las estrategias para contener el virus, superar la crisis y reinventar el mundo. No tendríamos conocimiento sin educación. En el marco de la celebración del Día del Maestro, quiero expresar mi reconocimiento y gratitud con todos los cultivadores de preguntas que siguen trabajando día a día para enamorar a niños y adultos del conocimiento que les permitirá transformar el mundo.

* Rectora, Universidad Nacional de Colombia.

@DollyMontoyaUN

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.