Por: Jorge Tovar

Sobre el canal prémium

A partir de este semestre, el fútbol es de pago. El debate sobre el “interés público” del fútbol no interesa más que a políticos ávidos de minutos en televisión. Más interesante es entender el negocio y la racionalidad del precio: $29.900 al mes. Según Win Sports, se espera alcanzar una penetración del 30 %. Es decir, tres de cada 10 hogares con servicio de suscripción satelital, cable o similar van a terminar suscritos al canal prémium. ¿Es un objetivo razonable?

Según la Encuesta de Calidad de Vida del DANE de 2018, el 45,5 % de los hogares en Colombia cuentan con servicio de suscripción a TV. Considerando que según el reciente censo de población hay algo más de 14 millones de hogares, Win está aspirando a contar con 1’944.285 hogares suscritos.

Entendiendo que el objetivo es de mediano plazo, al precio de 2020, ese número de suscriptores daría unos ingresos de algo más de $58.000 millones anuales. Unos US$17,6 millones. En ocho años serían algo más de $465.000 millones.

Aún con la dificultad de entender el proceso de venta de los derechos de la Dimayor, en 2018 se informó que se le vendían por ocho años a Win por $1,7 billones. Es decir, los $1,7 billones de hace dos años parecen lejos de los $465.000 millones con el nuevo modelo. Información reciente afirma que Dimayor recibía a la fecha US$37 millones anuales por derechos de televisión y que el nuevo esquema podría duplicar ese valor. Pero el ejercicio descrito sugiere que con el canal prémium se aspira a recibir US$17,6 millones. Si además esos US$37 millones eran netos para Dimayor, los US$17,6 millones parecen ser el ingreso a repartir entre Win y la Dimayor.

Estos cálculos suponen que todos los suscriptores actuales son potenciales afiliados al canal prémium. De los 7,2 millones de hogares que cuentan con suscripción a televisión, 4,6 millones son hogares con ingresos inferiores a dos salarios mínimos. Dados el nivel de ingreso y las alternativas de suscripción a menor precio que ofrecen más de un canal (Netflix, Amazon), es posible que estos hogares no tengan la disponibilidad para pagar $30.000 al mes. Dado que el 30 % de penetración requiere que cerca de dos millones de hogares se suscriban al canal prémium, y puesto que hay 2,6 millones de hogares con más de 2 SMMLV, se concluye que cerca del 80 % de hogares con ingresos mayores a 2 SMMLV deberán suscribirse.

Visto de otro lado. Los US$37 millones que están recibiendo por derechos de TV, requieren de 4 millones de hogares. Es el 30 % de todos los hogares, no de los que actualmente pagan un servicio de cable. El ejercicio no considera establecimientos comerciales que pagarán más, ni pauta comercial. Quizás por ahí se dé el prometido incremento de ingresos al fútbol colombiano.

901712

2020-01-27T22:51:21-05:00

column

2020-01-27T22:51:21-05:00

[email protected]

none

Sobre el canal prémium

23

2835

2858

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Jorge Tovar

El negocio se comió nuestro fútbol

Xavi y el regreso del fútbol lírico

Ahora sí: 2020 el año “red”

Intermediarios: concentración e inequidad

El deporte como soporte de la ciencia económica