Por: Hernando Roa Suárez

Tres estadistas colombianos

Todos los estadistas, han sido líderes políticos; pero sólo unos pocos líderes políticos, han merecido el título de estadistas.

Pensando en el mundo contemporáneo, y desde una perspectiva analítica, se presenta conveniente distinguir entre un líder político democrático y un estadista. Aproximándonos a una síntesis, podemos afirmar que todos los estadistas (De Gaulle, Churchill, Kennedy, Adenauer, López Pumarejo, Alberto Lleras, Rómulo Betancourt, Darío Echandía, Carlos Lleras, Ricardo Lagos…), han sido líderes políticos democráticos; pero sólo unos pocos líderes políticos, han merecido el título de estadistas. En las dos columnas anteriores, me referí a los líderes políticos democráticos y carismáticos colombianos: Uribe Uribe, Gaitán y Galán y presenté algunas dimensiones comparadas entre ellos.

Ahora, deseo referirme, condensadamente, a tres estadistas que, enarbolando sus programas dentro del partido liberal, hoy pueden ser reconocidos como hombres de Estado; como líderes políticos que tuvieron la comprensión de los aspectos significativos de las variables económica, política, social, cultural e internacional de su tiempo(1), dentro del contexto latinoamericano. Ellos son: Alfonso López Pumarejo (1886 - 1959), Alberto Lleras Camargo (1906 - 1990) y Carlos Lleras Restrepo (1908 - 1994).

Alfonso López Pumarejo. Procedente del Tolima grande, y también con raíces caribes, fue un político visionario que en 1930 vaticinó que el partido liberal debería prepararse para asumir el poder. Las condiciones históricas lo favorecieron y en efecto, ante la división conservadora, Enrique Olaya Herrera asumió el poder, a nombre del partido liberal, para el intervalo 1930-1934, después de decenios de hegemonía conservadora (1886-1930).

Serios historiadores han sostenido que, con López Pumarejo, Colombia ingreso a la modernidad(2)

*

Alberto Lleras Camargo. Con raíces bogotanas y boyacenses, este Presidente fue funcionario público ejemplar. En unión con Darío Echandía, Carlos Lleras, Carlos Lozano y Lozano… hizo parte del grupo de jóvenes políticos comprometidos con el fortalecimiento teórico-práctico de los ideales de la democracia liberal, a partir de 1930, y que fueron convocados paulatinamente por López Pumarejo.

Su labor política nacional más significativa, fue ser uno de los gestores fundamentales del Frente Nacional (1958-1974) y con su gestión como Presidente de la República (1958-1962) recuperó sustancialmente la institucionalidad democrática y las prácticas ético-políticas, frente a los intentos dictatoriales, y las conductas indelicadas del gobierno de Rojas Pinilla (1953-1957).

En el campo internacional, su trabajo como primer Secretario General de la OEA, ha sido reconocido históricamente por esta Organización. Así mismo, no debe olvidarse que fue uno de los cofundadores del primer esfuerzo serio y concreto de integración andina: La Flota Mercante Grancolombiana, en su primer gobierno (1945-1946).

Su manejo ético de los recursos del Estado, se constituyó en paradigma de nuestros gobernantes en los siglos XX y XXI.

*

Carlos Lleras Restrepo. Con raíces bogotanas y antioqueñas, fue el mandatario más preparado para el ejercicio del poder a lo largo del siglo XX. De recia personalidad, hubo de recorrer, desde la época del bipartidismo fratricida, hasta convertirse en el Presidente del tercer periodo del Frente Nacional (1966-1970).

Según mi inacabada percepción, su Reforma Administrativa fue la mejor estructurada en el siglo XX. Y es que el conocimiento real de lo público y su formación jurídica, económica, política y cultural, le permitió estructurar un pensamiento dirigido no al desmantelamiento o debilitamiento del Estado, sino a su fortalecimiento, dentro de los presupuestos neokeynesianos -aplicados con propiedad- a la realidad nacional de su tiempo(3). Él conocía bien las raíces de la injusticia social-estructural y buscó impulsar para Colombia nuevas estructuras socio-políticas, culturales y económicas dentro del contexto del Pacto Andino.

Su labor más significativa en el campo internacional estuvo dirigida a concretar la organización y el funcionamiento de la Conferencia Económica para América Latina (CEPAL)(4) y a la consolidación del Pacto Andino, en unión especialmente de los presidentes Caldera y Frei Montalva.

Deseo hacer notar que el estudio cuidadoso de la vida y obra de cada uno de estos Presidentes, nos permite conocer que Colombia tuvo –hasta 1970- gobernantes que merecieron efectivamente el título de estadistas.

[email protected]

 

Referencias:

(1) Obsérvese que, desafortunadamente para el ejercicio del poder en su tiempo, la problemática ambiental no tenía la trascendencia que hoy tiene entre nosotros.

(2) Véase NOGUERA MENDOZA, Aníbal (1986). Aproximación a Alfonso López. Banco de la República. Bogotá. Dos tomos; y los trabajos de Jorge Orlando Melo sobre la modernidad.

(3)Este enfoque ya lo tenía claro, el día que Luis Carlos Galán lanzó la candidatura llerista, a nombre de las juventudes liberales, en la Sede del Banco Comercial Antioqueño de Bogotá.

(4)Estúdiese la intervención de Raúl Prebish en la Biblioteca Luis Ángel Arango, con motivo de la celebración de los 50 años de vida política del presidente Lleras Restrepo.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernando Roa Suárez

El liderazgo político. Análisis de casos (I)*

“El país que me tocó”

En torno al Estado y la gestión de calidad

El Gobierno y nuestro Estado