Por: Michelle Arévalo Zuleta
La Michelada

Tres marcas que rompen la balanza y los estereotipos de la moda

Recuerdo a Stacy, alta, esbelta, piernas largas, piel bronceada, sin cicatrices, nariz respingada, pelo rubio que nunca se enrredaba, nunca le dieron cólicos, siempre tenía una sonrisa en su cara, nunca engordo, ni se quejó de algo, siempre parecía tan perfecta que incluso nunca envejecía. Vivía en mi cuarto de juguetes con su perfecta casa y su perfecto ken, porque Stacy nunca fue  una mujer real.

La moda, los  cómics, películas  y demás contenidos cinematográficos y publicitarios  con los que crecimos, han reflejado  desde sus inicios un ideal de cuerpos, de comportamientos y hasta de orientaciones sexuales, que siempre han estado políticamente correctos, pero que muy poco han hecho sentir identificados a sus consumidores, más bien es el lado aspiracional el que nos motiva a seguirlos con fervor,  pero el que al mismo tiempo nos desanima al no lograrlo.

Muchas mujeres crecimos con la idea de que debíamos lucir físicamente como Stacy, pero hoy esa idea está perdiendo más fuerza, al ver que  son más las mujeres reales que buscan su lugar en escenarios como la moda y la televisión, logrando abrir el camino hacia la inclusión.

Tampoco es un secreto que  las redes sociales se han vuelto la segunda realidad más falsa que existe, las fotos muestran millones de Stacys con cuerpos y vidas perfectas hechas en photoshop, pero a pesar de saberlo seguimos y alabamos estos estereotipos y nos complace el ego con cada nuevo seguidor o nuevo me gusta en cada foto. Sin embargo, la revolución marcada por hashtags como, #Everybody y #BodyPositive, han sabido trascender y hablar a favor de la inclusión, en este caso de tallas grandes en marcas aún más grandes.

Una de las marcas online que tiene una amplia oferta de estilos y prendas plus size, es Encopetada Plus Size (@encopetada). Sarah López, directora creativa de la marca Plus Size y Curvy, busca que las mujeres puedan usar ropa a la moda que se ajusten a su cuerpo, pero sin sentirse incómodas. Encopetada, ha venido creciendo e importando al exterior, sin embargo todavía les queda camino por recorrer para que tiendas multimarca accedan a tener sus prendas en sus exhibidores. Su amplia oferta de estampados y la elegancia de cada una de sus prendas, la han posicionado como una de las preferidas por las mujeres de tallas grandes a la hora de comprar.

K tache plus size (@Ktacheplussize), es otra marca líder en tallas plus size en nuestro país, esta marca hace envíos a todo el país a través de su cuenta de instagram,  se destaca por sus prendas casuales, su audacia, colorido y vistosidad. Vende Básicos pero no cortinas y  camisetas que no parecen manteles, muy en tendencia y con buenos precios, esta marca cada vez está tomando más reconocimiento a nivel nacional.

Jo plus  (Carrera 45 # 4 B -66), es una de las marcas de  de talla grande que más se mueve en el país,  su almacén fue uno de los primeros en dedicarse solo a tallas grandes, ofreciendo desde vestidos de fiesta, hasta chaquetas. Esta tienda tiene claro que para estar a la moda no es necesario ser talla 4, porque aquí sus prendas están al día con las tendencias mundiales y sus precios están pensados para que todas desde amas de casa, hasta mujeres ejecutivas, puedan vestir ropa cómoda pero con mucho estilo.

Hoy se puede empezar a celebrar tímidamente la inclusión de tallas grandes en marcas de ropa como Calvin Klein, se pueden ver modelos curvy portadas de revistas como Vogue y más reciente se podrá ver una superheroína de talla grande que vuela, tiene poderes telequinéticos y usa talla XL gracias a Sony Pictures y la adaptación de Faith (Valiant Comics), la heroína que rompe definitivamente el estereotipo asociado a estos personajes, sin dejar de lado las influencers y bloggers de moda como, Laura Agudelo con su cuenta @lapesadadelamoda y Adriana Covers con su cuenta de Fat pandora, quienes han demostrado que la talla no es importante a la hora de estar a la moda y eso lo ratifican millones de mujeres que las siguen como referentes a la hora de elegir qué ponerse y cómo combinar prendas y colores.

 Sin mencionar el camino que han abierto, para que cada vez más sea más marcas las que se dejen seducir por las tallas grandes y entiendan que las mujeres no venimos solo en talla 4 y que nuestros cuerpos son tan variados como nuestros gustos a la hora de vestir, porque lo que realmente pesa, es el terreno que se ha venido ganando a favor de la evaluación de estereotipos de belleza imposibles de alcanzar y alejados completamente de la realidad.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Michelle Arévalo Zuleta

Cuando 12 extraños se reúnen para cenar

Lo afro se puso de moda

La cena clandestina mejor guardada de Bogotá

Un placer gourmet a oscuras