Un Valle invencible

Noticias destacadas de Opinión

Valle invencible. La frase bandera de la actual gobernadora, Clara Luz Roldán, cada día cobra más fuerza y se convierte en realidad. Lejos están los tiempos de la oscuridad, en que mafias políticas corruptas y tenebrosas tomaron las riendas del departamento y lo llevaron a hundirse en aguas cenagosas, en lodazales fangosos y oscuros. Un Valle no futuro era nuestro futuro, el túnel negro no parecía tener salida y la luz no se vislumbraba.

Poco a poco, con la llegada inesperada de Ubeimar Delgado en sustitución de lo innombrable, fue renaciendo un leve atisbo de esperanza. Su gobierno dedicó todas las energías a poner orden en el nido de ratas, porque no se le puede llamar de otra forma a lo que heredó de sopetón. Un Valle inviable y destrozado, desgarrado por la corrupción, la impunidad, el derroche de sus funcionarios y el caos, fue retomando aire, oxígeno, limpiando el fango y sacudiéndose la mugre. Como cualquier enfermo terminal que vuelve poco a poco a la vida, reinició su recuperación.

Tomó las riendas Dilian Francisca Toro, conocedora de la región como ninguna, y con una disciplina férrea y un equipo al que se le exigía máximo rendimiento, logró en sus años de gobierno lo impensable, devolverle al Valle su ritmo, su confianza, sus metas y su puesto como uno de los departamentos más prósperos del país. Incansable. Con una memoria privilegiada, una energía inagotable y una visión a largo plazo de águila, logró devolverle a esta tierra su dignidad y su autoestima.

Le dejó un punto muy alto a su sucesora, Clara Luz Roldán, quien no solo aceptó el reto, sino que ha continuado hacia delante, con paso firme y metas muy claras, como su nombre. Valle invencible es su lema. Y lo está logrando.

Con su apoyo incondicional, por ejemplo, el sexto festival de literatura Oiga, Mire, Lea, clausurado el sábado anterior, después de cinco días dedicados a las letras en formato virtual, logró algo que nadie esperaba, superando todas las expectativas. Más de 40.000 personas ingresaron a sus redes sociales. Sin contar las repeticiones. 40.000, entre colombianos y extranjeros. Un récord que puso al Valle en el primer plano de la cultura internacional, que pudo llegar hasta los rincones más apartados de nuestra geografía y se extendió como una lluvia bendita de letras hacia otros lares. India, Kenia, México, España, Ecuador, Reino Unido…

También se inauguró este sábado Serviampaz, una empresa conformada por un colectivo de jóvenes exguerrilleros que entregaron sus armas y le apostaron con el corazón a la paz, a pesar de la ausencia de garantías, los incumplimientos del Estado y la falta de oportunidades para la educación o el trabajo. Le apostaron, repito, a reincorporarse trabajando y, con la asesoría del SENA, a lanzar su marca de productos orgánicos Del Amanecer, ofreciendo servicios agroecológicos y ambientales, frutos deshidratados, miel de abejas orgánica, infusiones, trabajos especializados en jardinería... ya extendiéndose a Bogotá con sus productos.

El Valle fue el primer departamento que les ha brindado un apoyo incondicional a esos jóvenes que están iniciando otra forma de vivir. El primero en adquirir ventiladores al iniciarse la pandemia y en garantizar la seguridad alimentaria a los vallecaucanos más vulnerables. Y su economía está por encima del promedio nacional.

Valle invencible. Este departamento privilegiado, fértil, enmarcado entre dos cordilleras, bañado por el mar, de nuevo retoma su liderazgo en cultura, deporte, proyectos agrícolas innovadores y civismo. A pesar de todos los contratiempos y obstáculos, el Valle le apuesta a la paz y a seguir arrollador. Pasó la horrible noche. No daremos un paso atrás.

Comparte en redes: