Viejas estatuas, nuevos debates

Noticias destacadas de Opinión

La semana pasada la Universidad de Chicago reiteró en un comunicado abierto su compromiso con la diversidad e inclusión. Una de las medidas fue remover una placa de Stephen A. Douglas, quien donó el terreno para la construcción de la primera sede de la antigua institución, pero cuyos recursos provenían de una plantación esclavista. El comunicado manifiesta que, “si bien es fundamental comprender y abordar el legado de la esclavitud y la opresión, Douglas no merece ser honrado en el campus”. La placa está siendo reubicada en el Centro de Investigación de Colecciones Especiales de la universidad.

En días recientes hemos vivido una ola de movimientos alrededor del mundo que promueven la remoción de monumentos controversiales. Con la remoción llegaron también las críticas. Afirmaciones del estilo de “entonces eliminen todos los libros de Platón porque tuvo esclavos” o “quitemos entonces todas las obras de arte que representen el sexismo o la esclavitud” han aparecido en el debate público. Esta caricaturización del debate, sin embargo, desconoce los argumentos y discusiones que se han dado entre la historia y los estudios de memoria.

 

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.