Viejas estatuas, nuevos debates

Noticias destacadas de Opinión

La semana pasada la Universidad de Chicago reiteró en un comunicado abierto su compromiso con la diversidad e inclusión. Una de las medidas fue remover una placa de Stephen A. Douglas, quien donó el terreno para la construcción de la primera sede de la antigua institución, pero cuyos recursos provenían de una plantación esclavista. El comunicado manifiesta que, “si bien es fundamental comprender y abordar el legado de la esclavitud y la opresión, Douglas no merece ser honrado en el campus”. La placa está siendo reubicada en el Centro de Investigación de Colecciones Especiales de la universidad.

 

Comparte en redes: