Publicidad
6 Aug 2014 - 4:20 a. m.

Acuerdo por las víctimas, la verdad y el punto final

Desde el 22 de agosto, el Gobierno y las Farc establecerán subcomisiones para trabajar, desde ya, en el último punto de la negociación, el del fin del conflicto.

Redacción Política

La primera delegación de víctimas llegará a Cuba el próximo 16 de agosto para dialogar con las delegaciones de Gobierno y Farc.  /Archivo
La primera delegación de víctimas llegará a Cuba el próximo 16 de agosto para dialogar con las delegaciones de Gobierno y Farc. /Archivo
Foto: Str

A una semana de que se reinicie la discusión en la mesa de diálogos de La Habana (Cuba), el Gobierno y las Farc llegaron a un acuerdo sobre las visitas de las víctimas, la comisión histórica del conflicto, la subcomisión para iniciar el debate sobre el fin del mismo y la subcomisión de género. Elementos fundamentales que apuntan a que el proceso de paz avance con celeridad para detener cuanto antes las hostilidades y el derramamiento de sangre.

En un comunicado conjunto despejan las dudas sobre cuál es el perfil de las víctimas que viajarán a Cuba el próximo 16 de agosto. Sostienen que la comisión que visitará La Habana estará integrada por víctimas de todo el universo de violaciones a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario. Es decir, serán tanto civiles como militares y guerrilleros. El texto también afirma que no hay víctimas vetadas, que asistirán sin discriminación para que sus reclamos y propuestas hagan parte de los diálogos.

La delegación de víctimas que viajará a La Habana incluirá a organizaciones de víctimas que residan en el exterior y aquellas que pertenezcan a alguna organización parte del conflicto. De igual manera, el Gobierno y las Farc estuvieron de acuerdo en que quienes asistan a la mesa de diálogos no representan a la totalidad de las víctimas y recuerdan que tanto los foros regionales como nacionales han recogido más de 4 mil propuestas que serán tenidas en cuenta por ambas delegaciones.

El otro tema en el que se alcanzó un acuerdo fundamental es el que corresponde a la comisión histórica del conflicto y sus víctimas, la cual busca “contribuir a la complejidad del contexto histórico del conflicto interno y proveer insumos para las delegaciones”. La comisión estará integrada por 12 miembros y dos relatores y cada uno entregará un informe y una síntesis de los avances.

Los expertos que integren dicha comisión trabajarán para abordar “los orígenes y las múltiples causas del conflicto”, los principales factores y condiciones que han facilitado la persistencia de la guerra y “los efectos e impactos más notorios del conflicto sobre la población”. Luego de que se entreguen los informes, los relatores elaborarán un documento teniendo en cuenta los tres principios anteriores, incluyendo los consensos, disensos y la pluralidad de visiones presentadas por los expertos.

Los informes serán insumo para la comprensión del conflicto y de las responsabilidades de quienes hayan participado —directa o indirectamente— en este. Asimismo, servirán para el esclarecimiento de la verdad. “En esa medida, serán un insumo básico para una futura comisión de la verdad y contribuirán a la reconciliación”, refiere el documento.

Además, el comunicado conjunto informa que dicha comisión no sustituye la de la verdad, que se pactará como fruto del acuerdo final y, también, que sus informes no eximirán a nadie de las responsabilidades por las violaciones cometidas en desarrollo del conflicto, ni producirán efectos jurídicos. Finalmente, explica que la comisión se instalará el 21 de agosto de este año y tendrá hasta cuatro meses para entregar el informe final.

En cuanto a las dos subcomisiones —la de fin del conflicto y la de género—, Gobierno y Farc acordaron que la primera se instalará el 22 de agosto y será integrada por diez miembros de cada delegación, quienes se encargarán de tratar los subpuntos de cese el fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y dejación de armas. En cuanto a la de género, se reunirá en el próximo ciclo de conversaciones, que se iniciará el 12 de agosto.

Al tiempo, el presidente Juan Manuel Santos, durante la celebración de los 195 años del Ejército Nacional, envió algunos mensajes. A los miembros de la Fuerza Pública les reiteró que no están incluidos en la agenda de diálogos y que su funcionamiento no está sujeto a discusión con la guerrilla. Y a las Farc les recordó que no bajará “la guardia ni un solo instante hasta que se firmen los acuerdos. Mientras tanto seguiremos combatiendo, porque es la forma de llegar al final del conflicto más rápidamente”, concluyó el mandatario.

Síguenos en Google Noticias