Publicidad
15 Dec 2021 - 12:52 p. m.

A tercer debate proyecto que asegura la salud menstrual a reclusas

La plenaria de la Cámara de Representantes aprobó la iniciativa que ahora hará su tránsito a Senado. En la actualidad, el Inpec les entrega a las mujeres en las cárceles un paquete de 10 toallas higiénicas cada tres meses.
En promedio, una mujer necesita 16 toallas al mes.
En promedio, una mujer necesita 16 toallas al mes.
Foto: Getty Images/iStockphoto - matka_Wariatka

El proyecto “Por una menstruación digna”, que busca mejorar la provisión de paquetes de toallas higiénicas a las mujeres privadas de la libertad, dio un paso más en el Congreso. Este martes, la plenaria de la Cámara de Representantes aprobó la iniciativa en segundo debate, por lo que la propuesta hará tránsito a Senado.

“Por la dignidad de las más de seis mil mujeres privadas de la libertad en nuestro país celebramos la aprobación de nuestro proyecto que permitirá garantizarles la entrega gratuita, oportuna y suficiente de artículos de higiene menstrual”, expresó la representante Adriana Matiz, autora de la iniciativa.

Le puede interesar: Así está la salud menstrual de las mujeres privadas de la libertad.

El Código Penitenciario y Carcelario obliga al Inpec entregar a las personas privadas de la libertad artículos de aseo y uso personal de primera necesidad, como papel higiénico, máquina de afeitar, crema dental, jabón. Y a las mujeres les adicionan en ese kit las toallas para su menstruación. El problema es que cada tres meses les proveen un paquete de solo 10 unidades.

Eso se traduce a dos toallas por mes, mientras que, en promedio, una mujer requiere de 16 cuando su menstruación es regular. Aquellas que tienen un período abundante necesitarían más.

Para suplir este problema, la iniciativa que cursa en el Congreso propone entregar mensualmente por reclusa un paquete de 10 toallas higiénicas y le exigiría al Ministerio de Justicia evaluar las situaciones especiales de las mujeres, como el período de lactancia, patologías clínicas, entre otros.

Lea otras noticias de actualidad sobre el Congreso, elecciones 2022 y el presidente Duque.

La escasez de suministro de toallas higiénicas dentro de las cárceles de mujeres ha llevado a que se cree un mercado negro para la adquisición de este producto, que puede ascender a los $30.000. Cuando las mujeres no tienen los recursos para pagar o intercambiar otros elementos como cigarrillos por toallas recurren a trapos, medias, papel higiénico y sábanas para poder menstruar. Una situación que trae problemas de salud.

Para Matiz, esta iniciativa propende a fomentar el enfoque de género dentro del sistema carcelario y penitenciario, un enfoque que ha estado ausente porque “justifican que la criminalidad femenina ha sido inferir a los delitos cometidos por los hombres”, explicó la representante. Sin embargo, en los últimos 30 años, la población de mujeres en las cárceles ha aumentado un 300%.

“Es hora de hablar de derechos menstruales, porque la ausencia de los elementos adecuados de higiene menstrual es una violación a los derechos sexuales y reproductivos, a la intimidad y la salud”, concluyó Matiz.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar