14 Jan 2020 - 10:08 p. m.

Al menos 555 líderes sociales han sido asesinados entre 2016 y 2019: Defensoría del Pueblo

Carlos Alfonso Negret, defensor del Pueblo, manifestó especial preocupación por el aumento de asesinatos de lideresas y defensoras de derechos humanos. “En el caso de las mujeres hemos visto un aumento exponencial”, dijo.

-Redacción Política (politicaelespectador@gmail.com)

Carlos Alfonso Negret, defensor del Pueblo.  / Cortesía
Carlos Alfonso Negret, defensor del Pueblo. / Cortesía

El defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, señaló este martes que la cifra estimada de lideres y lideresas sociales asesinados en el país, entre 2016 y el 31 de octubre de 2019, es de 555, según el monitoreo de estos casos que realiza la entidad que dirige. Señaló, además, que 15 casos, ocurridos entre noviembre y diciembre del año pasado, están en proceso de verificación, lo que deja entrever que la cifra puede aumentar.

De acuerdo con Negret, entre el 1° de enero de 2019 y el 31 de octubre del mismo año se presentaron 118 asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos (99 hombres y 19 mujeres). En ese mismo sentido, en 2016 fueron 133 casos (117 hombres y 33 mujeres); en 2017, los asesinatos fueron 126 (108 hombres y 18 mujeres); y en 2018, la cifra llegó a 178 (166 hombres y 12 mujeres).

Le puede interesar: Indepaz controvierte las cifras oficiales sobre asesinatos de líderes sociales

“Se trata de vidas que estaban dispuestas a la causa de la construcción de nuestra nación. En medio de estas cifras, tengo una especial preocupación por la violencia contra las defensoras de derechos humanos y lideresas sociales. Si bien, entre 2018 y 2019 hay una ligera tendencia a la baja en la cifra global, en el caso de las mujeres hemos visto un aumento exponencial”, manifestó el defensor del Pueblo, lo que significa un aumento del 63 % de los homicidios.

Para el funcionario estatal, también preocupa el caso del departamento del Putumayo, en donde, explica, están presionando a mujeres que están liderando causas como la sustitución voluntaria de cultivos de uso ilícitos y que se oponen a la presencia de grupos armados.

“Una solución para frenar la violencia contra defensores y líderes sociales están en las autoridades estatales, que debemos actuar con celeridad y diligencia”, dijo Negret, y añadió: “También la solución está en la sociedad civil, que debe reconocer la labor de los líderes sociales y defensores de derechos humanos, protegiéndolos sin estigmatizarlos”.

Síguenos en Google Noticias