Publicidad
6 Aug 2022 - 6:29 p. m.

Alfonso Prada, un conciliador llega al Ministerio del Interior

Considerado un santista ‘purasangre’, fue jefe de debate de la campaña de Petro. Sus buenas relaciones con todas las bancadas serán claves para impulsar la agenda del nuevo gobierno en el Congreso.
Alfonso Prada fue jefe de debate de la campaña de Gustavo Petro a la presidencia.
Alfonso Prada fue jefe de debate de la campaña de Gustavo Petro a la presidencia.
Foto: Carlos Rosas - Mauricio Alvarado

El miércoles 6 de abril, Alfonso Prada fue presentado como jefe de debate del entonces candidato presidencial Gustavo Petro. “Queremos construir unas mayorías nacionales y esas mayorías son diversas, plurales. Queremos reunir a todas es fuerzas que se atrevieron a construir un camino de la paz”, dijo en ese momento el ahora presidente electo. Varios meses después y con el éxito de la campaña de Petro sobre sus hombros, este sábado 6 de agosto, el presidente electo lo designó como ministro del Interior. Lo hace un día antes de la posesión presidencial, en conjunto con una lluvia de nombramientos pues eran varios los ministerios que le faltaban por anunciar.

Exrepresentante a la Cámara, exdirector del SENA y exsecretario general de la Casa de Nariño en el gobierno de Juan Manuel Santos, su aterrizaje en el Pacto Histórico fue interpretado por muchos como señal del apoyo del exmandatario a Petro. Lo cierto es que, desde ese momento, Prada comenzó a mover los hilos de la campaña y se encargó de tender puentes con algunos sectores de centro e incluso de la derecha. Por eso, su designación ahora como ministro del Interior, se puede decir, era lo esperado.

Abogado con posgrados en Derecho Constitucional, Filosofía del Derecho y Teoría Jurídica, fue también secretario privado del inmolado Luis Carlos Galán, concejal de Bogotá durante tres períodos, desde 1998 y por las filas del Partido Liberal, siendo entonces muy cercano a Enrique Peñalosa, y representante a la Cámara en 2010 a nombre de la Alianza Verde. En su hoja de vida destaca igualmente el haber sido profesor universitario, director del IDRD, del PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) y del Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA).

En 2014 coordinó en la capital colombiana la campaña reeleccionista de Santos y, una vez este fue elegido, fue nombrado como director del SENA. Tres años después, en marzo de 2017, fue designado como secretario general de la Presidencia. De ahí que sea considerado como ficha del santismo ‘purasangre’ y es claro que sus buenas relaciones con todas las vertientes políticas que tienen asiento en el Congreso serán claves para impulsar y sacar adelante las ambiciosas reformas que ha planteado el presidente Gustavo Petro, como la tributaria, considerada la fundamental en el inicio de mandato.

Asimismo, desde el mininterior, Prada jugará un papel preponderante en el segundo aire que se le espera dar a la implementación del Acuerdo de Paz. Cabe recordar que entre agosto y octubre de 2016, cuando estaba en el SENA, tomó una licencia para trabajar en la campaña del plebiscito por la Paz, con el que se buscó refrendar los acuerdos de La Habana.

En su gestión durante el gobierno Santos al frente del SENA, Prada tuvo que enfrentar una dura controversia debido a señalamientos de supuestos actos de corrupción en la entidad. Sin embargo, hasta el momento, la Fiscalía ha dicho que algunas de las irregularidades denunciadas ocurrieron en administraciones posteriores.

>Lea más sobre el Congreso, el Gobierno Petro y otras noticias del mundo político

Síguenos en Google Noticias