2 May 2021 - 3:30 p. m.

Bogotá, Medellín y Cali le dijeron no a la militarización ofrecida por Duque

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, aseguró que más que la militarizar la sociedad se necesita retirar la reforma tributaría y abrir un gran diálogo nacional con todos los sectores que permita un acuerdo sobre la pandemia y sus consecuencias socioeconómicas.

Tras el anuncio del presidente Iván Duque sobre la militarización de las ciudades para reforzar la seguridad en donde se han presentado más incidentes de orden público, alcaldes como Claudia López y Daniel Quintero se pronunciaron.

El Ejecutivo sacó el Ejército a las calles como parte de las medidas de contención a las protestas. El argumento es que la Policía, una fuerza de naturaleza civil, no es suficiente para salvaguardar la seguridad, por lo que se convocó a una fuerza militar en ciudades como Cali, Bogotá y Medellín.

Lea también: Presidente mantiene militarización de las ciudades en medio del paro nacional

A pesar de las críticas a esta determinación, bajo el argumento de que se estaría estigmatizando las protestas, el presidente Iván Duque anunció que la militarización de las ciudades continuará hasta que la situación lo amerite. “La asistencia militar se mantendrá hasta que cese los hechos de grave alteración de orden público, nuestras fuerzas militares están apoyando el trabajo de la Policía Nacional”, fue el punto central de la alocución de la noche de este primero de mayo.

Claudia López, la alcaldesa de Bogotá, al final la jornada del 1 de mayo aseguró que “la movilización pacífica fue mayoritaria y vibrante en Bogotá. Algunos actos vandálicos aislados obligaron la intervención policial. Pese a las dificultades del día, nuestra @policiabogota tiene la situación bajo control. No se requiere, ni he solicitado, ninguna militarización”.

López, a través de su cuenta de Twitter, agregó que “no se requiere, ni he solicitado, ninguna militarización”.

En la misma línea estaba el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, quien sentenció que “Medellín no solicitará asistencia militar adicional en el marco de las movilizaciones actuales. Agradecemos al Ejército seguir acompañando las tareas de protección de infraestructura crítica en la periferia y zonas rurales de la ciudad”.

Por su parte, Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali, aseguró que más que la militarizar la sociedad se necesita “retirar la reforma tributaría, abrir un gran diálogo nacional con todos los sectores que permita un gran acuerdo sobre la pandemia y sus consecuencias socioeconómicas”.

Agregó que se requiere “identificar y proceder judicialmente a quienes activan armas de fuego y adelantan actos vandálicos. Demandar sensatez y responsabilidad a los diversos voceros, no es posible expandir y manipular información”.

Ospina también pidió “pacificar a la sociedad desde la reorientación de todos los presupuestos locales, regionales y nacionales a las necesidades de nuestra juventud” y la visita a Cali de “los más importantes voceros del Ministerio Público, la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo y la Personería para que con las iglesias inicien una mediación en puntos de bloqueo”.

Vale la pena recordar que el primer mandatario mencionó en su intervención, el 1 de mayo en la noche, que la figura de militarización es conforme al ordenamiento constitucional. “Como comandante supremo de las Fuerzas Armadas la figura de asistencia militar seguirá vigente en los centros urbanos donde existen alto riesgo para la seguridad de los ciudadanos y donde se necesite emplear toda la capacidad del Estado para proteger a la población”.

En otro apartado de su intervención, el presidente Duque aseguró que la intervención de las fuerzas militares se hará bajo las normas internacionales de derechos humanos y bajo la tutela de entes supranacionales. Por otro lado, aunque aceptó su deber constitucional de garantizar el derecho a la protesta, señaló que su misión principal es “garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Comparte: