7 Oct 2021 - 5:03 p. m.

Candidatos a Presidencia que apuesten por firmas deberán recoger al menos 580.620

La Registraduría advirtió que, según el calendario electoral, el próximo 17 de diciembre vencerá el plazo para que los aspirantes presenten las firmas. En enero de 2022 se certificarían esas firmas.
Contrario a un aval, quienes apuestan por este mecanismo formalizan su aspiración mediante la recolección de firmas. /Archivo
Contrario a un aval, quienes apuestan por este mecanismo formalizan su aspiración mediante la recolección de firmas. /Archivo

Actualmente, según datos de la Registraduría Nacional, son 37 los candidatos a la Presidencia de la República que han apostado por firmas para avalar su candidatura. Justamente, este jueves el organismo electoral determinó que quienes opten por este mecanismo deberán recoger al menos 580.620 firmas.

Según la Registraduría, ese número equivale al 3 % del número total de votos válidos de las pasadas elecciones a la Presidencia de la República del 2018.

En contexto: ¿Campaña anticipada? Póngale la firma

“Para las elecciones presidenciales del 2018, los candidatos debieron registrar un mínimo de 385.348 firmas, es decir que, ante la alta participación de ciudadanos en las urnas para dichas elecciones, los actuales aspirantes deberán recoger 195.272 apoyos adicionales para inscribir su candidatura”, explicó la entidad.

Desde el 29 de mayo pasado, día en el que inició el registro de los comités por Grupos Significativos de Ciudadanos, movimientos sociales y promotores del voto en blanco, la Registraduría señala que se han inscrito un total de 37 candidatos. El 17 de diciembre próximo vencerá el plazo para la presentación de firmas.

“Siguiendo la línea de tiempo para la elección de presidente y vicepresidente de la República (primera vuelta), la Registraduría tendrá plazo hasta el 19 de enero del 2022 para certificar el número de firmas de los candidatos, así como los promotores del voto en blanco”, agregó el organismo.

Entre los aspirantes por firmas figuran viejos conocidos en la arena electoral, pero también nombres inéditos. Enrique Peñalosa, Rodolfo Hernández, Juan Carlos Echeverry, Federico Gutiérrez, Roy Barreras, Francia Márquez y Alejandro Gaviria forman parte del ramillete de los más renombrados.

Sin embargo, también hay espacio para candidatos menos mediáticos, como John Hitler Delgado, Judas Tadeo Echeverría o Efraín Torres Plazas. Este último, por ejemplo, llega con un movimiento ciudadano que denominó “Eliminemos las Ratas Políticas marcando aquí”.

Los beneficios de conformar el pelotón de candidatos por firmas no son de poca monta. Aunque la norma indica que los aspirantes solo pueden iniciar la propaganda electoral tres meses antes de la elección -en el caso de los presidenciables el 28 de febrero-, quienes se le miden a recoger rubricas tienen patente de corso para salir a las calles y ganar visibilidad con la recolección de apoyos, pueden sumar recursos sin mayor vigilancia y hasta marginarse de partidos políticos tradicionales, sacando pecho como “independientes”.

Una muestra de ello se vivió hace apenas dos años, en los últimos comicios en el país: las elecciones de alcaldes, gobernadores y autoridades locales. En 2019, los Grupos Significativos de Ciudadanos llegaron a los 1.164. Incluso, al revisar las elecciones legislativas de 2014, se evidencia que para Senado hubo 55 y para Cámara de Representantes 117.

Comparte: