Publicidad
8 Sep 2020 - 10:56 p. m.

Centro Democrático insiste en que no hay órdenes ilegales en conversaciones de Uribe

El partido de Gobierno volvió a insistir en la inocencia de su fundador y calificó de ilegal las interceptaciones hechas en contra del exmandatario, que son algunas de las pruebas usadas por la Corte Suprema para dictarle detención preventiva.
En el proceso en contra del expresidente Álvaro Uribe hay cerca de 22.000 horas de interceptaciones telefónicas.
En el proceso en contra del expresidente Álvaro Uribe hay cerca de 22.000 horas de interceptaciones telefónicas.

Las interceptaciones de las llamadas hechas al expresidente Álvaro Uribe en su proceso por presunto fraude procesal y soborno son tanto piedra fundamental del material probatorio como el elemento de mayor controversia. Para el alto tribunal, las comunicaciones entre el ahora exsenador y su abogado Diego Cadena son indicios de un posible delito y de una presunta manipulación de testigos. Mientras que para los allegados a Uribe se trata de una prueba invalida pues parte de ellos se obtuvieron con una orden para interceptar al senador Nilton Córdoba.

Luego de conocerse algunos de los audios, publicados por el espacio de Vicky Dávila, el Centro Democrático volvió a manifestarse sobre este material probatorio en la tarde de este martes y de nuevo esgrimió sus argumentos en contra de estas interceptaciones. El partido de Gobierno reiteró que fueron llamadas “interceptadas ilícitamente”.

En este punto, la colectividad fundada por Uribe aseguró que el exsenador fue “interceptado de manera ilícita por parte del despacho del magistrado José Luis Barceló y el auxiliar Iván Cortés”. Y se recordó que este último ahora se encuentra como magistrado auxiliar en la Jurisdicción Especial de Paz (JEP).

Sobre este argumento vale recordar que el número del expresidente figuraba en el expediente de Nilton Córdoba y fue intervenido. Esas interceptaciones, hechas por alrededor de un mes, fueron canceladas cuando se notificó que el interceptado no era el senador del Chocó sino el expresidente. En este punto también hay controversia porque, como expresa el Centro Democrático en su comunicado, el investigador encargado de las escuchas notificó que no se trataba del senador investigado y el procedimiento siguió por unos días.

El partido de Gobierno volvió a insistir en la inocencia de su fundador y calificó de ilegal las interceptaciones hechas en contra del exmandatario

Este hecho fue estudiado por la Corte Suprema en 2018, cuando se conoció que algunas de las escuchas, no todas, venían del proceso de Nilton Córdoba. En ese entonces, José Luís Barceló, presidente de la Corte para esa fecha, aseguró que después de un análisis preliminar no se encontró ninguna violación en las escuchas, pues se habían ejecutado con una orden judicial.

El exmagistrado Barceló lo calificó de un “hallazgo inevitable”, por lo que no se encontró ninguna irregularidad. Sin embargo, señaló que era la Sala de instrucción, que en ese momento apenas se estaba posesionando, la que tendría la última palabra. Al final, dicha instancia decidió mantener esas escuchas en el proceso, lo que ha dado pie a los cercanos al expresidente para decir que ese material no era válido.

Además de manifestarse sobre la supuesta irregularidad de las escuchas, el Centro Democrático señaló que en las 22.000 horas de grabación, que no se han conocido del todo, solo lo que publicó el espacio de Semana TV y las revelaciones periodísticas, “no se desprende una sola orden ilegal, por el contrario, siempre insiste en la necesidad de proceder de forma transparente y con la verdad”.

Sin embargo, para la Sala de Instrucción, las llamadas del exsenador Uribe sí dejan entrever posibles irregularidades suficientes para ordenar la medida de aseguramiento preventiva. Las interceptaciones les permitieron a los instructores del caso concluir que Uribe podría ser el determinador de la búsqueda de los testigos a cambios de prebendas, así quedó consignado en la decisión de más de 1.500 páginas justificando la detención preventiva.

En esas conversaciones se escucha al expresidente habilitando a Cadena para que inicie acciones judiciales a favor de Monsalve. En otra conversación, se escucha que el abogado Cadena le pidió a Uribe que se contactara con Juan Guillermo Villegas para que intercediera ante la familia Monsalve y así garantizar que el abogado se pudiera reunir con Juan Guillermo Monsalve, testigo estrella del proceso y quien ha dicho que Álvaro Uribe fue uno de los fundadores del Bloque Metro.

Además, en las llamadas se escucha que Cadena mantiene al tanto a Uribe con algunas de las reuniones y encuentros mantenidos con cercanos al caso. Asimismo, en una de estas interceptaciones se habla sobre Juan Carlos El Tuso Sierra y el exsenador procesado le informa a Diego Cadena que sus otros abogados (Jaime Lombana y Jaime Granados) no estarían dispuestos a buscar al exparamilitar para que dé su versión sobre supuestos ofrecimientos de los congresistas Iván Cepeda y Rodrigo Lara, y la exsenadora Piedad Córdoba para enlodar al expresidente.

El partido de Gobierno volvió a insistir en la inocencia de su fundador y calificó de ilegal las interceptaciones hechas en contra del exmandatario
Síguenos en Google Noticias