Publicidad
24 Aug 2021 - 7:10 p. m.

Crisis en hospital de Calarcá: que el gerente renuncie pide gobernador del Quindío

El mandatario, Roberto Jairo Jaramillo, habló de los malos manejos en la gestión de Bernardo Gutiérrez y de supuestos intereses políticos. Pide la intervención de los organismos de control.
El gobernador del Quindío, Roberto Jairo Jaramillo.
El gobernador del Quindío, Roberto Jairo Jaramillo.
Foto: Archivo

En momentos en que se conoce la renuncia masiva de varios empleados -entre ellos enfermeros, auxiliares, vigilantes y personal de oficios varios- en el hospital La Misericordia del municipio de Calarcá, por la falta de pago de tres meses y medio de salarios, el gobernador del Quindío, Roberto Jairo Jaramillo, denunció los malos manejos por parte del gerente de la institución, Bernardo Gutiérrez, y dio a entender que desde el centro de salud se está haciendo política. El mandatario les pidió a los organismos de control tomar cartas en el asunto.

¿Qué está pasando en el hospital La Misericordia de Calarcá?

El informe de la revisora fiscal que conocimos es terrible, al igual que el de control interno. Es muy preocupante lo que está pasando. No es coherente que en menos de cinco meses se haya gastado todo el presupuesto del año. El déficit del hospital hoy es de más de $10.000 millones. Le estamos pidiendo a la Procuraduría, a la Fiscalía, a la Contraloría, que inmediatamente miren y entren a revisar que es lo que está pasando con la administración de la entidad.

¿Qué cree usted que pueda estar pasando? ¿Es posible que se esté utilizando la entidad con fines políticos?

Eso es lo que tienen que entrar a investigar los organismos de control y que nos digan realmente que es lo que está pasando. Es doloroso porque tenemos la mayor cobertura en vacunación en todo el departamento, pero esto nos tiene muy mal. En el Quindío, el manejo de la pandemia ha sido exitoso y la gente me pregunta por qué no se cambia al gerente del hospital (Bernardo Gutiérrez). Él no renuncia y no lo podemos sacar, tiene un periodo fijo. Estoy maniatado. Lo otro es que no tenemos los recursos.

Hoy se conoció de una renuncia masiva de empleados del hospital, ¿existe el riesgo de cierre? Además, se conoce de despidos de médicos, enfermeras y personal administrativo…

Es muy preocupante. Esperemos que el gerente dé un paso al costado y renuncie, a ver qué podemos hacer para tratar de salvar el hospital y tomar la rienda de esta institución. Necesitamos también que el Gobierno Nacional nos dé una mano, porque solos no podemos. Hoy este hospital está completamente quebrado.

¿Qué medidas urgentes se tendrían que adoptar para esa salvación del hospital?

Para comenzar a ver el inicio de la solución se necesita que el gerente renuncie. Es que las malas decisiones que se han tomado en su administración son las que tiene quebrado el hospital. Es claro que está haciendo mal las cosas, como lo muestran los informes de control interno y de la auditora. Los contratos de prestación de servicios los tiene es como un fortín político y hay despilfarro en todos los sentidos.

Pero no puede ser que usted, como gobernador, no pueda tomar decisiones para retirarlo del cargo, o el mismo alcalde de Calarcá…

Se podrían entrar a manejar eso, pero ese proceso podría demorarse entre seis meses y un año. El hospital está quebrado, no aguanta más. Cada día que pasa es mucho más caótica la situación. A la empresa que presta el servicio de los empleos temporales se le deben $7.000 mil millones. Es muy difícil y complicado.

¿Qué va a pasar con las más de 80 personas, entre médicos, enfermeras y personal administrativo, que despidieron recientemente?

Muchos de ellos se fueron. No hay como pagarles, no hay un peso, no hay nada. No hay medicamentos y el gerente no le da la cara a nadie. Dice que está incapacitado, que está enfermo, que no puede ir a trabajar. Sin mil disculpas, pero no hace nada. Él debería colocarse la mano en el corazón y renunciar. Y las EPS no le deben casi plata al hospital.

¿Y no es preocupante que ni la Fiscalía, ni la Procuraduría, ni la Contraloría, hayan tomado cartas en el asunto?

Ya el presidente Iván Duque, la Superintendencia de Salud y la senadora Aydeé Lizarazo nos están ayudado en este sentido y están informados de lo que está pasando. No sé cuándo este gerente, con ese mal manejo que le está dando al hospital, va a tener la gallardía de renunciar.

¿Se debería de cambiar el mecanismo de la elección de los gerentes de los hospitales, teniendo en cuenta que muchos de ellos se vuelven fortines electorales y políticos?

Ayer, en la Federación Nacional de Departamentos, otros gobernadores señalaron el mismo problema. Es muy triste que uno no tenga herramientas para remover a un mal funcionario.

Síguenos en Google Noticias