28 Oct 2009 - 11:05 a. m.

Diputado venezolano asegura que Uribe "conoce" plan paramilitar contra Chávez

El oficialista Mario Isea asegura que hay una declaración de guerra silenciosa.

EFE

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, "conoce" de un plan para infiltrar paramilitares colombianos en Venezuela y así conspirar contra el Gobierno del mandatario Hugo Chávez, aseguró el diputado oficialista Mario Isea.

"El ingreso de paramilitares al país es parte de una declaración de guerra silenciosa contra Venezuela" y Uribe "conoce esta situación que guarda relación con los planes conspirativos que organizó el prófugo de la justicia venezolana Manuel Rosales", candidato presidencial perdedor ante Chávez y actualmente asilado en Perú, dijo Isea a la emisora VTV de la red estatal de televisión.

Isea también involucró con paramilitares colombianos al gobernador del fronterizo estado del Táchira, el líder opositor democristiano César Pérez, y remarcó que en la Asamblea Nacional (AN, unicameral) promueve "la articulación de todos los organismos públicos del Estado" contra el paramilitarismo.

La presencia de agentes colombianos del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) en Venezuela "también guarda relación con el plan de conspiración", añadió.

Al respecto, Chávez confirmó anoche la detención, por estar "haciendo espionaje" en Venezuela, de dos supuestos agentes del DAS y denunció que "detrás de esos colombianos (espías) está la CIA y el Gobierno de Estados Unidos".

No precisó cuándo y dónde fueron detenidos "con las manos en la masa" los supuestos agentes colombianos y se limitó a destacar que serán juzgados según las leyes venezolanas, y que esta no es la primera vez que se sorprende a colombianos en esa labor en su país.

Chávez recordó que en anteriores ocasiones alertó a Uribe "acerca de las actividades conspirativas de agentes del DAS en Venezuela", y subrayó que " continúan haciéndolo, sobre todo ahora con la decisión de Colombia de terminar de entregar la soberanía de aquel país".

Chávez se refirió al acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos que prevé el uso de siete bases militares colombianas por parte de efectivos estadounidenses, lo que calificó como una " amenaza a la revolución bolivarian" y a otros países de la zona

"Colombia es un país que se le desbordó al Gobierno (de Uribe) y ahora con más razón que vienen las siete bases gringas al territorio hermano de Colombia", remarcó Chávez en la noche del martes.


El gobernante venezolano mantiene congeladas las relaciones con Bogotá desde mediados de este año debido, precisamente, a ese acuerdo entre Bogotá y Washington, y también tras ser acusado del desvío de armas venezolanas a la guerrilla colombiana.

El gobernador de Táchira dijo hace dos días estar a las órdenes de Chávez y del Ministerio de Defensa para señalarle dónde hay campamentos guerrilleros colombianos en su jurisdicción.

"Cuatro de los siete municipios del Táchira están tomados por grupos que tienen campamentos instalados y estoy a la orden del ciudadano presidente o de su ministro de Defensa para indicar los sitios exactos donde están estos campamentos, con más de 500 hombres en cada uno", dijo el gobernador democristiano.

Nellyver Lugo, otra diputada oficialista, declaró hoy mismo a VTV que los vínculos del gobernador con paramilitares colombianos inciden en hechos de violencia en Táchira, como el secuestro este mes de doce personas (diez colombianos, un peruano y un venezolano), de las cuales diez fueron halladas acribilladas el pasado sábado.

Chávez dijo al respecto, que independientemente de que se trate de grupos de la guerrilla, paramilitares, hampa organizada, narcotráfico, es un fenómeno que viene de Colombia.

Comparte: