16 Jan 2020 - 5:07 p. m.

El "bloqueo institucional" desde el 16 de febrero que advierte Roy Barreras

Ese día termina su período en al Corte Suprema de Justicia el magistrado Ariel Díaz y según el senador de la U, si ese tribunal no llena sus vacantes, no tendrá quorum para decidir sobre nada, lo cual sería aprovechado por el Gobierno para declarar la conmoción interior y para que el uribismo insista en su idea de una constituyente.

Redacción Politíca

El senador Roy Barreras, del Partido de la U.  / Cristian Garavito
El senador Roy Barreras, del Partido de la U. / Cristian Garavito

Según el senador Roy Barreras, del Partido de la U, si la Corte Suprema de Justicia deja llegar la fecha del 16 de febrero sin tomar decisiones sobre las vacantes que en este momento tiene, se va a presentar en el país un bloqueo institucional que podría llevar al gobierno del presidente Iván Duque a decretar la conmoción interior. Por eso, el congresista le pidió al alto tribunal “desbloquearse a sí mismo” tomando las decisiones urgentes: elegir a sus nuevos magistrados, sus nuevas juntas directivas y al nuevo fiscal general de la Nación en propiedad.

“Es un ejercicio complejo porque necesita, para cualquiera de esas decisiones, unanimidad. Pero si no lo hace y deja llegar el 16 de febrero con esas indecisiones, a partir del otro día no tendrá quorum, habrá bloqueo institucional y el riesgo de que eso se aproveche para decretar un Estado de conmoción interior, será latente”, enfatizó Barreras, recordando que eso ya ha sucedido en América Latina, como cuando se habló de un “autogolpe” por parte del presidente Alberto Fujimori en Perú, y que el objetivo sería “resolver los problemas políticos y jurídicos de muchos de los implicados en la actual coyuntura que vive el país”..

Lea: Corte Suprema está a un puesto de perder el quórum para tomar decisiones

El senador vallecaucano explicó que el 16 de febrero termina su período en la Corte Suprema el magistrado Ariel Salazar, lo cual implicaría que, con las siete vacantes que hoy existen, queden solo 15 togados, lo cual haría imposible tener quorum para tomar decisiones, pues el mínimo requerido es de 16. “No podrá ninguna decisión sobre la suerte jurídica de ningún colombiano, ninguna decisión penal. ¿Qué puede ocurrir? Si la Corte se bloquea ante la salida de ese magistrado, es posible que sectores radicales del uribismo, al día siguiente trinarán: el país amaneció sin Corte Suprema de Justicia, sin fiscal general en propiedad, y un país que no tiene Corte Suprema y que no tiene fiscal, es un país en conmoción interior”, agregó.

Para Roy Barreras, se trata de un “escenario extremo” en el que sectores radicales el uribismo buscarían, en medio de la conmoción interior, la convocatoria a una asamblea constituyente, con el fin de concretar las propuestas que han puesto sobre la mesa desde hace algún tiempo: una corte única y un congreso unicameral. “Estas propuestas han sido hechas ya por el expresidente Uribe y la mayoría de sus congresistas, de suerte que no son novedosas. Un Estado de conmoción interior podría justificar el cierre del Congreso y el cierre de las cortes, con las consecuencias jurídicas y políticas y el daño institucional. Este es un escenario extremo, por supuesto, pero es un escenario posible porque los sectores radicales del uribismo lo han sugerido”, señaló.

Y concluyó: “Hacemos esta advertencia para que quede claro que el riesgo existe, que hay quienes lo están pensando desde el partido de gobierno y que la Corte Suprema es la que puede evitarlo no dejando que llegue el 16 de febrero sin tomar decisiones”. En diciembre pasado, la Corporación Excelencia en la Justicia interpuso un derecho de petición y una excepción de inconstitucionalidad,  buscando que ese tribunal llene las vacantes que le hacen falta antes de terminar este año. “Es preocupante e inadmisible que después de varios meses no se haya puesto de acuerdo en la elección de nuevos magistrados, a pesar de que desde inicios del año cuenta con las listas de los candidatos que concursan para reemplazar a los salientes magistrados de las salas penal, civil y laboral”, expresó.

Sin embargo, el alto tribunal se fue a las vacaciones de diciembre sin tomar decisiones sobre las siete vacantes de magistrados que en este momento tiene y sin decidir sobre la elección del nuevo fiscal general de la Nación.

Síguenos en Google Noticias