Publicidad
7 Jun 2022 - 7:55 p. m.

Análisis: ¿Cómo les fue a las encuestas en la primera vuelta presidencial?

Existieron diferencias con respecto a la medición de algunos candidatos, bien sea por temas metodológicos, o por una posible afinidad hacia sectores específicos. Pero, en términos generales, las fotos tomadas por encuestadoras como Invamer, CNC y Guarumo pueden ser consideradas como confiables.

Sebastián Londoño Méndez *

Las encuestas mostraron en las últimas semanas un crecimiento de Rodolfo Hernández en intención de voto, sin embargo, el candidato de la Liga de Gobernantes Anticorrupción no aparecía como de segundo.
Las encuestas mostraron en las últimas semanas un crecimiento de Rodolfo Hernández en intención de voto, sin embargo, el candidato de la Liga de Gobernantes Anticorrupción no aparecía como de segundo.
Foto: Getty Images/iStockphoto - Mykyta Dolmatov

La pregunta que siempre emerge con el fin de cada jornada electoral es ¿qué tanto le “pegaron” las encuestas al resultado? La conclusión inicial, pocas horas después de la publicación de los resultados del pre-conteo, es que las encuestas se equivocaron, pues ninguna logró vaticinar que Rodolfo Hernández (Liga de Gobernantes Anticorrupción) estaría en una segunda vuelta. Esto es mucho más complejo. Hay que recordar que las encuestas son “fotos”, no vaticinios ¿Qué mostraron las ultimas fotos que lograron tomarse antes de las elecciones?

>Lea más sobre las elecciones de 2022 y otras noticias del mundo político

La normativa electoral colombiana inhibe a las encuestadoras publicar resultados faltando una semana para los comicios presidenciales. Lo que se conoce como la veda electoral. Esto impide mostrar cambios en la tendencia que esta contienda estaba registrando. No obstante, tres principales casas encuestadoras (Invamer, CNC y Guarumo) habían mostrado un crecimiento vertiginoso de Hernández durante las últimas semanas. En el caso de la encuesta de Invamer, contratada por Noticias Caracol, Blu Radio y El Espectador, todos los candidatos mostraron un estancamiento o reducción, salvo el exalcalde de Bucaramanga. En tres semanas, Hernández pasó del 13,9% a 20,9%. Una tendencia similar se observó en las otras dos casas encuestadoras (Hernández pasó de 12,4% a 20,3% en Guarumo y de 9,6% a 19,1% en CNC) en un lapso similar de tiempo. Esa tendencia al alza terminó consumando el paso de Rodolfo Hernández a la segunda vuelta electoral.

No, las encuestas no se equivocaron. La última foto que lograron tomar (faltando una semana para la apertura de las urnas) mostraban que Rodolfo Hernández se acercaba al segundo lugar. La última semana, cuando la veda impide publicar resultados, varias encuestas internas sugerían que Hernández había logrado desplazar a Federico Gutiérrez (Equipo por Colombia) de la segunda posición en la contienda electoral. Así mismo, las últimas encuestas sugerían otros escenarios como la dificultad de una victoria de Gustavo Petro en primera vuelta, o el bajo resultado que terminó obteniendo el candidato de la Coalición Centro Esperanza, Sergio Fajardo. Ambos escenarios fueron confirmados con los resultados electorales.

Le puede interesar: El repunte de Rodolfo Hernández: se aprieta la lucha, según encuesta Invamer.

Ahora bien, una de las posibles divergencias observadas entre encuestas fue la ventaja entre Gustavo Petro y Federico Gutiérrez. Con respecto a la encuesta de Invamer y CNC, ambas coincidían en que la ventaja entre el candidato del Pacto Histórico y del Equipo por Colombia era superior al 10%. No obstante, Guarumo sugirió que esta ventaja era notablemente más corta. Estas divergencias, aunque algunos políticos e influenciadores las ven como problemáticas, existen en varias democracias del mundo. Puede ocurrir que varias firmas encuestadoras tengan mayor sesgo o afinidad hacia algún movimiento o sector del espectro político. Más allá de regulación, lo que se debe permitir es facilitar el ejercicio encuestador y permitir que más firmas puedan medir las elecciones presidenciales.

Con las encuestas somos injustos. Tanto porque esperamos de ellas algo por lo cual no están diseñadas (no son vaticinios hacia el futuro, sino fotos de un momento especifico) como por la normativa que las reglamenta, que les impide publicar la última semana. Las encuestas jamás podrán adelantarse a los cambios de tendencia, a menos de que logren capturar la intención de voto durante todo el periodo de la campaña electoral.

Vea Encuesta Invamer: Petro en punta, Federico no crece y Rodolfo mete segunda

Entonces ¿qué tanto le “pegaron” las encuestas al resultado? Aunque no es una respuesta sencilla, sí es claro que las encuestas fueron exitosas en capturar las tendencias hasta la semana previa a las elecciones presidenciales. El crecimiento vertiginoso de Hernández y su acercamiento al segundo lugar fueron claramente observados. La veda electoral no permitió hacer pública la tendencia durante la última semana, pero varias mediciones internas ya mostraban a Hernández en segundo lugar, tal y como lo mostraron los resultados electorales del domingo 29 de mayo. Existen diferencias con respecto a la medición de algunos candidatos, bien sea por temas metodológicos, o por una posible afinidad hacia sectores específicos. Pero, en términos generales, las fotos tomadas por encuestadoras como Invamer, CNC y Guarumo pueden ser consideradas como confiables.

* Analista político de la Universidad del Rosario.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.