Publicidad
28 Feb 2022 - 3:23 p. m.

El centro se funde y deja todo servido para la dicotomía izquierda vs. derecha

Las continuas peleas en la Coalición Centro Esperanza amenazan con dejarle el camino libre al Equipo por Colombia y el Pacto Histórico en su lucha por la Casa de Nariño.
Jorge Robledo y Alejandro Gaviria protagonizan la más reciente controversia al interior de la alianza de centro.
Jorge Robledo y Alejandro Gaviria protagonizan la más reciente controversia al interior de la alianza de centro.
Foto: Archivo El Espectador

Hace exactamente tres meses nació la Coalición Centro Esperanza. El pasado 28 de noviembre, luego de una reunión entre varios políticos que proponían una opción alejada de los extremos, nació una alianza que desde el primer momento presentó complejidades. No por nada, la alianza se afianzó luego de varias horas de “cónclave” en el que quedaron consignados los lineamientos de la tercera coalición que compite en la carrera presidencial, junto al Equipo por Colombia (centro-derecha) y el Pacto Histórico (centro-izquierda).

>Lea más sobre las elecciones de 2022 y otras noticias del mundo político

Aunque intentaron por todas las vías demostrar la unión al interior de la coalición, en apenas tres meses han sido más mencionadas las controversias y episodios de disgusto entre sus integrantes que las propuestas y avances en su idea de hacerle frente a las otras dos alianzas que, si bien no han estado exentas de polémicas, se ven mucho más consolidadas que la Centro Esperanza.

Alejandro Gaviria fue el último en llegar al equipo de centro. De hecho, su adhesión se cocinó en el cónclave en el que nació la coalición que se conoce en este momento. Antes de eso, la alianza era conocida como Coalición de la Esperanza y estaba compuesta por Sergio Fajardo, Juan Manuel Galán, Ingrid Betancourt, Carlos Amaya, Humberto de la Calle, Berenice Bedoya, Juan Fernando Cristo, entre otros.

También ha sido Gaviria quien ha protagonizado las múltiples discusiones, sobre todo debido a los apoyos que viene recibiendo por parte de algunos políticos de partidos tradicionales. Eso no le cayó bien a Ingrid Betancourt, quien apenas duró unas semanas como la vocera de esa alianza, y se lanzó como candidata independiente por su partido Verde Oxígeno tras denunciar que la alianza se estaba viciando con la llegada de las maquinarias que apoyan a Gaviria.

Fue la misma discusión que se dio recientemente entre Gaviria y Jorge Enrique Robledo. El senador también dijo que el exrector de la Universidad de los Andes estaba incumpliendo los que se pactaron durante el cónclave en el que nació la alianza. Según Robledo, cuando Gaviria aceptó ciertos apoyos como los de Miguel Ángel Pinto (Partido Liberal), Germán Varón Cotrino (Cambio Radical), entre otros, ignoró el acuerdo fundacional que sirvió como base de la coalición. “Nosotros siempre establecimos que no nos uniríamos con las fuerzas que eligieron a Iván Duque y han respaldado a su gobierno”, señaló el senador de Dignidad.

Nuevos resbalones tuvieron lugar este fin de semana. Primero fue una declaración de Ingrid Betancourt, en la que invita a no apoyar la coalición de centro, señalando que algunos integrantes “están secuestrados” por los apoyos cuestionados que recibió Gaviria. Luego fue un evento de Jorge Rey, exgobernador de Cundinamarca, en el que se insinuó el apoyo al exministro de Salud.

En respuesta a esos nuevos cuestionamientos, Gaviria rechazó que fuera una “manifestación prestada”, como se ha venido sugiriendo. Según explicó el exministro, conoció a Jorge Rey por mediación de Alianza Verde y no hubo de por medio ninguna negociación, sino que el exgobernador de Cundinamarca le dijo que estaba dispuesto a apoyar su candidatura porque estaba de acuerdo con sus postulados.

“No entiendo por qué no pueda trabajar conmigo. He dicho que los apoyos individuales de todas las corrientes ideológicas están permitidos y no he recibido apoyos institucionales. Fui ministro de salud seis años, me tocó lidiar con políticos todo el tiempo y ni siquiera les pedía el partido político. Uno no puede excluir de ningún tipo de negociación a tres partidos que se declararon en independencia”, aclaró Gaviria ante los micrófonos de W Radio. Y agregó, como viene diciendo hace varios días, que si no puede tener conversaciones con líderes políticos de varios sectores, “no sé en qué mundo estamos”.

La seguidilla de desavenencias entre los políticos del centro amenaza con profundizar aún más la idea de que la elección presidencial estará, de nuevo, entre la izquierda y la derecha. Como mencionó Gaviria, su idea al llegar a la coalición era asumir dos responsabilidades: conseguir las firmas necesarias para avalar su posición y unir el centro. “Si llegan separados básicamente nada va a pasar y nadie del centro político va a poder llegar a la segunda vuelta y por eso surgió esta idea de la Coalición Centro Esperanza, donde hay varias visiones distintas del centro”, dijo el exministro.

Saliendo al paso de las recientes discusiones, el director de la coalición, Juan Fernando Cristo, destacó que todo se debe a que hay mucha competencia y se mostró confiado en los resultados del próximo 13 de marzo. “Hace apenas dos meses pronosticaban la derrota de la Coalición de la Esperanza porque no emocionaba a la gente. Ahora los mismos pronostican su fracaso porque dejó de ser aburrida y hay muchas diferencias y competencia. Amanecerá y veremos”, publicó el exministro del Interior en sus redes sociales.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.