Publicidad
23 Feb 2022 - 11:00 a. m.

Protocolo de voto trans: una prueba de fuego contra la discriminación

El 13 de marzo Colombia se estrenará como el segundo país de la región en poner en práctica una guía para garantizar la participación política de esta población. Expectativas y desafíos.
Laura Angélica  Ospina

Laura Angélica Ospina

Periodista Política
Detrás del protocolo hubo organizaciones como Caribe Afirmativo, la GAAT y la Misión de Observación Electoral (MOE).  / Getty Images
Detrás del protocolo hubo organizaciones como Caribe Afirmativo, la GAAT y la Misión de Observación Electoral (MOE). / Getty Images
Foto: Getty Images/iStockphoto - nito100

A finales de 2020, el Consejo Nacional Electoral (CNE) dio vida al protocolo para el voto trans, una guía que deben incorporar el Estado y sus funcionarios para garantizar el derecho al sufragio de las personas con experiencia de vida trans. Fue una victoria de Caribe Afirmativo, la Fundación Grupo de Acción y Apoyo a Personas Trans (GAAT) y la Misión de Observación Electoral (MOE), que expresaron sus preocupaciones y recomendaciones al organismo electoral. La solicitud nació por una verdad: la discriminación en contra de las disidencias sexuales y de género sigue enraizada en la cultura del país e impide el ejercicio pleno de esta población en las urnas.

Wilson Castañeda, director de Caribe Afirmativo, manifestó que “la democracia es el espacio para el fortalecimiento del movimiento LGBT+. Participar en política nos permite entender que son válidas nuestras demandas en un contexto de un mejor país”. Con eso en mente, las tres organizaciones pusieron en marcha el Voto por la Igualdad, una campaña que se reactivó en estas elecciones y en la que se enmarca el protocolo. El 13 de marzo se estrena en Colombia, siendo el segundo país de la región que lo pone en práctica.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.