1 Jan 2021 - 1:47 a. m.

Elegir dónde parir: la autonomía que les han negado a las mujeres

Dar a luz fuera de una clínica es estigmatizado y tildado de acto clandestino, pero desconoce las decisiones de las gestantes. El limbo jurídico sobre este tema obstaculiza los cuidados de la mujer recién parida y su bebé, y vuelve tortuoso el trámite de registrar al recién nacido.
Laura Angélica  Ospina

Laura Angélica Ospina

Periodista Política
Diana Gómez y Alejandro Moreno parieron a Gael Moreno Gómez en su casa en el barrio Daniel Lemaitre, en Cartagena. / Fabián Álvarez
Diana Gómez y Alejandro Moreno parieron a Gael Moreno Gómez en su casa en el barrio Daniel Lemaitre, en Cartagena. / Fabián Álvarez

“¿En qué momento le entregamos a un desconocido la decisión de cómo vamos a parir?”, se pregunta María Camila Jaramillo Gómez, una mujer que hizo lo contrario a lo establecido: dio a luz en su casa en Medellín. Acompañada de una partera formada en la tradición indígena y de una doula amiga, duró 23 horas en labor de parto para dilatar y dar vida a Noah Betancur Jaramillo. Sucedió a pesar de que su decisión fue cuestionada. Quería un parto humanizado, lejos de comentarios ofensivos, tactos invasivos y procedimientos quirúrgicos. Parir fuera de una clínica significó para ella un momento íntimo y poderoso, pero la enfrentó al estigma institucional por cuenta de un limbo jurídico que pone en tela de juicio la autonomía de las mujeres para elegir cómo y dónde hacerlo.

“Noah llegó súper inesperado, pero decidí tener a mi hijo. Su papá y mi familia, que es del Opus Dei, no estaban de acuerdo con que naciera en casa; pero les dije que yo era la que iba a parir, que era mi decisión. No lo tuve en la clínica porque no quería que me lo cogieran y se lo llevaran ahí mismo a pesarlo sin tener un primer contacto conmigo, que le dieran tetero si yo me despistaba, que me dijeran cosas hirientes y estar indefensa y sola ante los médicos”, narra Jaramillo Gómez. Su relato es una de las razones por las que muchas mujeres que no hacen parte de pueblos negros o indígenas optan por parir en casa. Quería evitar la violencia obstétrica que viven muchas maternas en centros médicos, entre otras razones, por los procedimientos estandarizados que se aplican para todas.

Comparte: