Publicidad
8 Dec 2022 - 2:26 a. m.

“Es de alegría que Buenaventura pueda hacer el alumbrado en paz”: vicepresidenta

Francia Márquez manifestó que el primer paso para hacer la paz en el territorio es que el Gobierno y los actores armados tengan voluntad de diálogo.
La vicepresidenta Francia Márquez hizo parte de la comitiva que viajó a Buenaventura para iniciar diálogos con las bandas criminales urbanas.
La vicepresidenta Francia Márquez hizo parte de la comitiva que viajó a Buenaventura para iniciar diálogos con las bandas criminales urbanas.
Foto: EFE - Ernesto Guzmán

Con presencia del presidente Gustavo Petro, la vicepresidenta Francia Márquez, el comisionado de Paz Danilo Rueda, entre otros, el Gobierno inició una mesa de diálogos con las bandas criminales urbanas “Shottas” y “Espartanos”, en Buenaventura.

Como parte de la estrategia de “paz total” del Ejecutivo, Buenaventura hace parte de ese laboratorio para que las bandas criminales también dejen la violencia. A propósito de esto, el territorio celebra 82 días sin homicidios.

Por esto, al finalizar la instalación de la mesa de diálogo, la vicepresidenta celebró el inicio de este proceso este miércoles 7 de diciembre. “Es de gran alegría que hoy el pueblo de Buenaventura pueda hacer el alumbrado en paz. Que hoy, en el Día de la Virgen, después de tantos años de dolor y sufrimiento, este pueblo va a permitirse salir a las calles y alumbrar sus calles, compartir entre vecinos y familiares en paz”, expresó la alta funcionaria.

En la declaración, Márquez recordó que ella también ha vivido esa violencia y reconoce que Buenaventura es un pueblo “sometido al abandono y a las violencias sistemáticas y estructurales”. Por ello, destacó que el primer paso para encontrar una salida negociada a la violencia es que tanto el Gobierno como los actores armados muestren voluntad de paz.

“Hoy reconciliarnos como pueblo es un paso importante. Avanzar en la paz implica inversión social para garantizar los derechos básicos de un pueblo que no tiene acceso al agua potable, a pesar de estar rodeado por el agua. De un pueblo que no tiene acceso a salud, ni empleo, ni educación. Es así que por medio de un proceso de inversión social, dos bandas, entre dos grupos de jóvenes de entre 14 y 30 años, puedan reinsertarse a la sociedad civil, puedan convertirse en gestores de paz”, agregó.

>Lea más sobre el Congreso, el Gobierno Petro y otras noticias del mundo político

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.