Publicidad
29 Jan 2022 - 6:20 p. m.

“Es decisión de Íngrid y Alejandro acompañarnos o no”: Centro Esperanza

Cinco de los precandidatos de la alianza de centro insisten en unidad y cuestionan las actitudes de Íngrid Betancourt y Alejandro Gaviria.
La Coalición Centro Esperanza es una alianza de sectores de centro de todo el país.
La Coalición Centro Esperanza es una alianza de sectores de centro de todo el país.
Foto: Cortesía

En una declaración pública, cinco de los siete precandidatos presidenciales de la Coalición Centro Esperanza (Sergio Fajardo, Juan Manuel Galán, Juan Fernando Cristo, Carlos Amaya y Jorge Robledo), recalcaron en la necesidad de consolidar la unidad de cara a la elección presidencial y cuestionaron las posturas asumidas por los otros dos precandidatos, Íngrid Betancourt y Alejandro Gaviria, la primera por haber ventilado públicamente y antes de hablarlo con todos sus discrepancias por lo que considera ha sido la llegada de maquinarias políticas tradicionales a la campaña del exministro de Salud. Esta semana, los senadores Germán Varón, de Cambio Radical y considerado ficha del exvicepresidente Germán Vargas Lleras, y Miguel Ángel Pinto, del Partido Liberal, se sumaron a la campaña de Gaviria.

“En esta coalición no existen jefaturas y esto hace más complejo alcanzar consensos. La aceptación de uno de sus integrantes de apoyos por parte de dirigentes que han acompañado la agenda de gobierno del presidente Duque, a la que nos oponemos con firmeza, es una equivocación que no compartimos y lamentamos. También fue desacertado ventilarla públicamente, sin discusión previa, como se había procedido en oportunidades anteriores. Seguimos adelante con la convicción de que este es el camino que conviene a Colombia y en desarrollo de los acuerdos del cónclave que deben ser respetados”, señalan en el mensaje.

Entérese de la actualidad política nacional en https://www.elespectador.com/politica/

En el mismo, insisten en que la Coalición Centro Esperanza “es un compromiso colectivo de principios y valores políticos que nos obliga a unirnos para ofrecer una opción a los colombianos, una visión de país pluralista e incluyente, progresista, comprometida con el cambio social y, ante todo, alejada de la corrupción que tanto daño ha hecho a Colombia. Hace dos años arrancó este esfuerzo de muchos colombianos que representamos y en este tiempo hemos hecho todo para que la coalición sea lo más amplia y abierta posible, con coherencia en sus principios. Quienes firmamos esta declaración participamos desde sus inicios en la construcción de la esperanza, con el ánimo de ofrecer una clara alternativa de cambio, alejada de los extremos que se enfrentaron en la segunda vuelta presidencial del 2018″.

Y anexan un documento de principios trabajado conjuntamente entre todos, en el que se precisan las reglas de juego de la consulta presidencial de marzo y que apunta, asegura, a evitar la interferencia indebida de actores políticos que no comparten la visión de país de la alianza. “Estos criterios deben ser adoptados por todos los integrantes de las listas de la coalición a Senado y Cámara. Comprendemos las expresiones de preocupación de sectores ciudadanos que confían en la coalición y somos conscientes que debemos cerrar ya este episodio y salir a las calles a presentar las propuestas que esperan los colombianos para unir y transformar a Colombia”, dicen los firmantes.

Dichos principios hablan precisamente de la no aceptación de adhesiones de congresistas que hayan hecho parte de los partidos declarados de gobierno a partir del 7 de agosto del año 2018, la no adhesión de congresistas que hayan acompañado con sus opiniones o sus votos las iniciativas del gobierno de Iván Duque como consecuencia de la entrega de prebendas burocráticas o de inversión en recursos públicos. Así mismo, la no aceptación de congresistas que hayan acompañado con sus votos las iniciativas del gobierno, o del Centro Democrático, cuyo propósito haya sido debilitar la implementación del Acuerdo de Paz.

Rechaza además las adhesiones de dirigentes políticos condenados o sancionados por corrupción, por narcotráfico, o por haberse aliado con organizaciones armadas al margen de la ley, y las de dirigentes políticos que hayan heredado una organización política de familiares condenados o sancionados por corrupción, narcotráfico o vínculos con organizaciones armadas al margen de la ley. Por otra parte, establece que toda adhesión queda sujeta al compromiso de acompaña, después del 13 de marzo a quien resulte ganador de la consulta.

Y concluyen en su comunicado público los cinco firmantes: “Sobre estas bases, reiteramos nuestro compromiso de construir un proyecto político de cambio para los colombianos, que triunfe en las próximas elecciones y consolide un gobierno de coalición. El duro momento que atravesamos exige de nosotros la mayor responsabilidad con el país. Es decisión de Ingrid y Alejandro acompañarnos o no”.

El mensaje de Fajardo, Galán, Cristo, Amaya y Robledo tuvo respuesta casi inmediata de Gaviria en su cuenta de Twitter: “Celebro que el documento recoja mis criterios y observaciones. Comparto los principios. Los he cumplido y los cumpliré. Participaré en la consulta de la Coalición Centro Esperanza en marzo. Vamos a ganar”, escribió. Por ahora no se conoce la posición de Betancourt, quien se había fijado las 12:00 del mediodía de este sábado para que la Coalición definiera “si seguimos firmes frente a la corrupción que traen las maquinarias”.

Lea también: Lea también: “Le estamos fallando a los colombianos”: el mea culpa dentro de Centro Esperanza

Fuentes cercanas a la alianza de centro le explicaron a El Espectador que la ratificación de los criterios y principios hecho por los cinco precandidatos no tiene efectos retroactivos. “De alguna manera, los fundadores de la Coalición de la Esperanza se cansaron de los ultimátum, no creen que sea la manera de proceder y lo que se hace acá es ratificar los principios que dieron vida a la Coalición, y tanto Ingrid como Alejandro deberán decidir si los aceptan o no. No se le está exigiendo a nadie que retire apoyos, estos criterios son hacia futuras adhesiones. Y quien debe responder por los casos de Germán Varón Cotrino y Miguel Ángel Pinto es Alejandro Gaviria”, dijo.

Asimismo, queda claro que los firmantes del comunicado consideran que Íngrid Betancourt “jamás ha debido poner esta discusión en un debate así, ante la opinión pública y sin siquiera haber hablado con ellos antes y, menos aún, poner ultimátum de nada. Eso es algo que tiene muy indignados a los de la Coalición porque desde antes de que ella saliera a hablar de esos supuestos plazos, ya tenían en sus manos los documentos sobre los criterios”, agregó la fuente.

Síguenos en Google Noticias