25 Aug 2020 - 6:36 p. m.

Francia Márquez se lanza a la Presidencia: “Hay una fractura frente al valor de la vida”

La líder social y ambiental, quien en 2018 ganó el Premio Goldman (considerado el “Nobel de medioambiente”), dijo que se la juega por llegar a la Casa de Nariño ante el drama de ver todos los días crímenes contra líderes sociales.

Si bien restan cerca de dos años para que arranque la puja por quién remplazará al presidente Iván Duque en la Casa de Nariño, este martes la líder social Francia Márquez anunció que quiere dar la pelea y dijo que buscará llegar a la Presidencia de la República.

Márquez, quien fue ganadora en 2018 del Premio Goldman –considerado el “Nobel de medioambiente”–, advirtió que el país está afectado por una fractura frente al valor de la vida y por ello, apostó a desafiar el miedo.

También le puede interesar: La mirada de Francia Márquez

“Lo que me lleva a decir quiero ser presidenta de este país tiene que ver con las relaciones de violencia sistemática y estructural que hemos vivido como pueblo, comunidades, como mujeres”, manifestó la líder social en diálogo con Blu Radio.

Según Márquez, si bien lanza desde ya su nombre, no descarta una consulta que aglutine propuestas de diversos sectores políticos de centro izquierda. “Yo creo que me ha llevado a tomar esta decisión ver todos los días asesinar líderes sociales”, agregó.

La líder social explicó que, sumado al drama de ver morir a menores de edad a manos de violentos, resolvió buscar la Presidencia por sus cualidades frente al cuidado de la vida y el medio ambiente, resaltando que ha padecido la desigualdad que en Colombia supone ser mujer, negra, pobre y excluida.

“El andar con mis hijos con miedo todo el tiempo de que nos asesinen y asesinen a la vida en este país, me ha llevado a decir: bueno, soy una mujer negra, racializada, pobre, excluida, que hago parte de la gente que ha estado sufriendo. Soy una mujer comprometida con el cuidado de la vida, del medio ambiente y del territorio”, agregó.

Para Francia Márquez el objetivo es apoyar un proyecto político alternativo, “que no se lucre a través de la muerte” y que esté cimentado sobre la defensa de la vida, la dignidad humana y la paz.

“Es creer en que podemos juntos construir un camino de esperanza para este país, construido por la gente, desde abajo y con los que hemos sufrido. La gente excluida y marginada en este país es mucho más que las 40 familias que han gobernado”, agregó.

El trabajo de Márquez como líder social y ambiental se remonta a hace más de una década, pero ganó reconocimiento mundial en 2018 al haber sido galardonada con el Premio Goldman, por su batalla contra la minería ilegal en el norte de Cauca. En 2014, en su lucha por cuidar los ecosistemas de su región, organizó una movilización, con las comunidades de su departamento, hasta Bogotá.

En 2015, por ese mismo trabajo que la ha caracterizado durante años, ganó el Premio Nacional de Derechos Humanos. Adicionalmente, fue invitada a la mesa de negociación del Gobierno y las Farc, en Cuba, para hablar del impacto del conflicto armado en las mujeres y comunidades afro, indígenas y campesinas. También, en 2018, fue reconocida como la afrocolombiana del año, un reconocimiento que otorgan El Espectador y la Fundación Color de Colombia.

Márquez dijo, a mediados del año pasado a este medio, sobre su trabajo como líder, que “no es fácil. Uno llega a este mundo por algo. Cada persona tiene una razón de ser. En mi corazón era luchar por derechos de comunidades afros, por mis derechos como mujer afrodescendiente, por el territorio y por la vida. Creo que estoy hecha para eso. No sé si me voy a morir mañana o cuando, pero estoy tranquila por hacer lo que quiero hacer. Me acostumbre a hacer cosas comunitarias. El mensaje para líderes es que no es fácil pero tampoco imposible. Alguien debe liderar”.

Comparte: