4 May 2019 - 3:00 p. m.

Gobernadores, tranquilos con el PND, pero con reparos sobre el 'fracking'

Meta, Arauca, Boyacá y Nariño cuestionaron la aprobación de dejar en el PND la puerta abierta a esta práctica extractiva, que tiene una férrea oposición de sectores ambientalistas en el país.

Germán Gómez Polo - @TresEnMil *

Una de las conclusiones de la cumbre de los gobernadores asociados en la Federación Nacional de Departamentos (Fededepartamentos), que se realizó el viernes en Florencia, capital del Caquetá, es el presidente Iván Duque Márquez y el Congreso de la República honraron los acuerdos a los que habían llegado con los mandatarios locales respecto del Plan Nacional de Desarrollo (PND) que se aprobó en el Legislativo en la noche del pasado jueves.

(Lea: Fracking, menos IVA a la gasolina y otros puntos claves del Plan de Desarrollo)

En la declaración final, leída por el gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, los mandatarios del país agradecieron al jefe de Estado y al Congreso por respetar los pactos en cuanto al saneamiento financiero del sistema de salud en las regiones y hospitales y por excluir del PND la modificación del impuesto a los licores, que afectaría, a juicio de los gobernadores, los recursos de sus territorios. Según Amaya, con la entrada en vigor del PND entrarían a las regiones unos $ 800.000 millones, de los cuales unos $ 500.000 llegarían para la infraestructura educativa.

El director ejecutivo de la agremiación, Carlos Camargo, también secundó lo dicho por Amaya y destacó los artículos aprobados por el Congreso con los que se busca un salvamento financiero para Electricaribe, la empresa de energía que brinda el servicio, aunque ineficiente, en las ciudades del Caribe colombiano. “Creo que lo acordado y concertado con el gobierno de Duque fue honrado por el Congreso. Los logros fueron significativos y hubo avances en términos de desarrollo territorial. Asuntos como Electricaribe, la modificación y ajuste al Sistema General de Regalías, el saneamiento del sistema financiero y fiscal de los hospitales”, señaló.

(Le puede interesar: Gobernador de Nariño se va contra Duque por aprobación del "fracking" en el PND)

Pero no todo fue un feliz matrimonio entre los gobernadores y el Gobierno Nacional. Aunque, en términos generales, hubo complacencia, desde varios sectores se hicieron serios reparos a que en las bases del documento se dejará la puerta abierta a la práctica del ‘fracking’ en el país. Camilo Romero, gobernador de Nariño, lanzó fuertes críticas a Duque durante su corta intervención en la asamblea de la federación. “Qué bueno decirle al Gobierno Nacional que nos inquieta, y hablo a título personal como gobernador del departamento de Nariño, lo que tiene que ver con el ‘fracking’. Hay que decirlo con claridad: los esfuerzos que hacemos desde las regiones no pueden tener esa respuesta a nivel nacional”, dijo Romero.

Acto seguido, cuestionó la coherencia del presidente, pues durante la campaña electoral de 2018 prometió que, por diversas circunstancias, como la complejidad de los ecosistemas y hasta un riesgo mayor de sismicidad por la multiplicidad de los suelos en el país, en Colombia no se llevaría a cabo esa práctica de extracción de hidrocarburos. Si bien en Fededepartamentos no se ha desarrollado una discusión al respecto, su presidente, el gobernador Carlos Amaya, sí expresa de frente su oposición al ‘fracking’. “Desde Boyacá hemos aportado argumentos técnicos frente a la inconveniencia del ‘fracking’. He liderado una oposición radical frente a lo que estaba ocurriendo en la laguna de Fúquene, donde no se podía pensar ni en sísmica ni en hidrocarburos convencionales o no convencionales porque ahí no hay agua", comenta Amaya.

Es decir, para el mandatario departamental esta no es una respuesta a una región que “se muere de sed”. “No puede ser que el Gobierno invierta $ 10.000 millones en buscar petróleo, yacimientos convencionales y no convencionales y no invierta un centavo para el agua de Chiquinquirá. Nosotros logramos que se liquidara un contrato con la empresa polaca y seguimos diciendo No al ‘fraking’ en Boyacá”.

El gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado, también está del lado de los que no apoyan al Gobierno en su idea de practicar el ‘fracking’. “Entendemos que no hay suficientes estudios. Dentro de la responsabilidad que atañe a un territorio en donde nació el petróleo que le da vida a Colombia y que volvió al país es exportador, no entendemos cómo se abre esa posibilidad cuando debe ser responsable”, anota Alvarado, quien hace una reflexión mas allá de las tensiones políticas e intereses económicos que pueda tener el gobierno Duque.

“Nosotros somos aves de paso y esa transitoriedad nos obliga a ser responsables con nuestros hijos y nuestros nietos. La práctica del ‘fraking’ no obedece a una lógica que atienda criterios científicos y nos unimos a lo que planteó la Procuraduría y el Consejo de Estado, en cuanto no existen en el mundo los estudios suficientes que nos permitan regular esa práctica”.

(Contexto: “Tengo que convencer al presidente Duque sobre el ‘fracking’”: Minminas)

Desde Meta, el departamento que aporta casi el 50 % de la producción de petróleo, según cifras de 2017 de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), la gobernadora Marcela Amaya señala que no gustan del ‘fracking’ y que lo que le pide al presidente Duque es que se haga la modificación al Sistema General de Regalías que permita tener “la licencia social que se necesita para que la industria petrolera pueda continuar con las exploraciones en el territorio”.

Muchos de los gobernadores aún no tienen una posición clara frente al tema.  Wilson Rojas, de La Guajira, aduce que es un asunto incipiente que apenas se está analizando, pero que su punto es acoger cualquier propuesta que vaya en sintonía con la protección del medioambiente. “Por ahora, en La Guajira no se ha escuchado nada sobre la exploración para la implementación del ‘fracking’”.

En contraste, el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa, no descarta que se pueda implementar el “fracking” en Colombia e invita a mirar la experiencia de Midland, en Texas (EE. UU). “Es la ciudad que queda a un ahora en avión de Houston y en donde se producen 3 millones de barriles de petróleo vía ‘fracking’, con un impacto reducido en el medio ambiente. Entonces, si está la posibilidad de un ‘fracking ambiental’, tenemos que analizarla para sacar adelante un sistema productivo que podría dar una cantidad importante de reservas nuevas para el país”, comenta Verano.

En la misma asamblea, sorprendió lo dicho por el gobernador del Amazonas, Víctor Moreno, al señalar, tras mostrarse complacido con la aprobación del PND, que el ‘fracking’ es prácticamente una necesidad que se tiene que hacer: “Yo soy de un departamento ambientalista y Amazonas requiere que le pongamos cuidado. Eso es lo que a mí me interesa y el presidente, realmente, nos cumplió”. Para ser más claros, la pregunta a Moreno fue sobre si se hace ‘fracking’ o no. Y dijo: “Se tiene que hacer. Es una necesidad y hay que hacerlo. Soy de un departamentos en el que el ‘fracking’ tiene que ver con el tema ambiental y el presidente nos cumplió. Le estoy manifestando lo que siento y el cumplimiento que el presidente tuvo con nosotros. No dejó por fuera los artículos que propusimos dentro del plan de desarrollo departamental que hoy estaba en el Plan de Desarrollo Nacional”.

La aprobación del PND con lo que el gobierno Duque había planteado respecto del ‘fracking’ ha generado un amplio debate que le ha golpeado la imagen del presidente, pues su compromiso en campaña, dicho no una sino varias veces, fue que en Colombia no se implementaría esta práctica de extracción de hidrocarburos, con una férrea oposición por parte de los sectores ambientalistas que señalan que causa fuertes impactos en el suelo, implica un uso excesivo del agua y, además, contempla un alto riesgo de contaminación de cuerpos hídricos subterráneos.

*Enviado especial.

Comparte: