Publicidad
1 Jun 2020 - 12:46 p. m.

La erradicación forzada es el último recurso: defensor del Pueblo

Carlos Alfonso Negret pidió que, en principio, el Gobierno impulse los programas de sustitución voluntaria, así como recomendó la articulación entre Ejecutivo y Fuerza Pública para el cumplimiento del punto cuatro del Acuerdo de Paz.
Durante la cuarentena, en Norte de Santander han muerto dos campesinos en medio de enfrentamientos con el Ejército. / EFE
Durante la cuarentena, en Norte de Santander han muerto dos campesinos en medio de enfrentamientos con el Ejército. / EFE
Foto: Luis Eduardo Noriega

El defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, hizo un llamado en medio de una situación complejizada en las zonas de conflicto por cuenta de las misiones de erradicación forzosa de cultivos ilícitos, así como de la presencia de grupos armados ilegales presionando los enfrentamientos entre los campesinos y la Fuerza Pública.

“La solución definitiva al problema de la producción y comercialización cuenta con una ruta diseñada en el Acuerdo Final de Paz, consistente en la situación de los cultivos como medida principal y la erradicación como medida subsidiaria. Su implementación requiere asegurar que, preferentemente, se hayan agotado las posibilidades de realizar sustitución”, expresó Negret.

Le puede interesar: Gobierno no detendrá erradicación de coca en la cuarentena: mindefensa.

En esa línea, hizo un llamado para que se aceleren los Programas de Sustitución Voluntaria, especialmente en momentos de pandemia cuando las familias y las comunidades campesinas requieren de una seguridad alimentaria.

Así mismo, el defensor pidió que el Ejecutivo comulgue con la Fuerza Pública para garantizar el cumplimiento del punto 4 del Acuerdo de Paz sobre los cultivos ilícitos, priorizando, como bien mencionó, el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS) y tener un estricto apego a los derechos humanos, especialmente cuando se hagan operativos de erradicación forzosa.

“Debe de contarse con una ruta para garantizar la estabilización socioeconómica urgente de las familias que hayan resultado o resulten afectadas por los operativos de erradicación forzosa”, recomendó, por otra parte, el funcionario.

El pasado 26 de mayo se registró una confrontación entre campesinos y Ejército, que se encontraba adelantando tareas de erradicación en la zona El Guayabero, entre el Meta y Caquetá.

También: “Rechazo la erradicación forzada”: alcalde de Teorama.

Igualmente, durante la cuarentena han muerto dos campesinos en medio de enfrentamientos con el Ejército en Norte de Santander. En las comunidades se ha manifestado la preocupación por la presencia en el país de una brigada estadounidense que asesorará a la Fuerza Pública en la lucha contra el narcotráfico en territorio de conflicto.

Síguenos en Google Noticias