15 Jan 2019 - 3:00 a. m.

La reedición de la Coalición Colombia

La Alianza entre verdes, Polo y Compromiso Ciudadano busca capitalizar en lo local y lo regional los 4,5 millones de votos que sacó en las presidenciales y los casi 12 millones de la consulta anticorrupción. Bogotá, su gran apuesta.

-Redacción Política

Jorge Robledo, Claudia López y Sergio Fajardo fueron los pilares de la Coalición Colombia.   / EFE
Jorge Robledo, Claudia López y Sergio Fajardo fueron los pilares de la Coalición Colombia. / EFE
Foto: EFE - Leonardo MuÒoz

Bogotá, Tunja, Bucaramanga, Manizales, Armenia y Pereira. Estas son las capitales de departamento donde la fórmula Sergio Fajardo-Claudia López, como candidatos de la llamada Coalición Colombia, obtuvo mayorías en la primera vuelta de la elección presidencial de 2018. Y aunque al final los más de 4,5 millones de votos que obtuvo no alcanzaron para acceder a la segunda vuelta, desde ese momento quedó claro que el objetivo sería tratar de mantener y consolidar la alianza que conforman los verdes, el Polo Democrático y Compromiso Ciudadano, de cara a los comicios locales y regionales de octubre próximo, que para muchos significan el primer peldaño hacia 2022.

“Tenemos un reto, que es fortalecernos. Y si seguimos juntos, en 2019 vamos a tener una participación política local y regional excelente, con base en una nueva fuerza en Colombia. A nosotros nadie nos abrió camino (...) ahora ya abrimos una puerta y no todos tendrán que empezar de cero. Tengo el compromiso de trabajar por el liderazgo político de muchas personas, seguiré en la política y el reto es 2019”, le dijo el mismo Fajardo a El Espectador, dos días después de su derrota en las urnas.

Y aunque la posterior decisión de no inclinarse ni a favor de Iván Duque ni a favor de Gustavo Petro para la segunda vuelta es algo que muchos aún no perdonan, lo cierto es que Coalición Colombia ya trabaja en acercamientos con el petrismo y los liberales disidentes, por ahora, con miras a buscar, de manera diferenciada territorialmente, la posibilidad de alianzas. Incluso se trabajó en un borrador de acuerdo programático sobre unos principios básicos y hasta hubo una ardua discusión interna a raíz del video de los billetes entregados en una bolsa a Gustavo Petro, sobre si era o no conveniente hacer coalición con Colombia Humana.

Le puede interesar: Primera fotografía electoral de 2019

Falta mucho tiempo todavía y muchos asuntos claves por definir. De momento se habla de movimientos en torno a candidaturas en varias ciudades del país, pero el panorama solo estará claro entre febrero y marzo. Como lo reconoció el senador Iván Marulanda, de la Alianza Verde, las particularidades de una contienda electoral a niveles local y regional son muy distintas a las que se dan en las de Congreso y Presidencia. “Son elecciones que obedecen a realidades y dinámicas locales, por lo que no es posible imponer una matriz nacional. Los problemas, los protagonistas y las realidades políticas son distintas”, manifestó. De hecho, en 2015 se vieron coaliciones tan multiformes en algunas zonas en las que un candidato contó con el respaldo del uribismo y del Polo, por ejemplo.

Para la representante Juanita Goebertus, también de la Alianza Verde, frente a esas coaliciones, la idea es “construir candidaturas basadas en principios compartidos que reconozcan la pluralidad. En ese sentido, la búsqueda de líderes que no polaricen será definitiva. Es decir, espero que busquemos puntos de encuentro y no la imposición de los que tengan las mayorías”, enfatizó en un claro mensaje a aquellos sectores del petrismo que sacan pecho por los casi ocho millones de votos que obtuvo su candidato en la segunda vuelta presidencial.

Eso sí, los analistas coinciden en que Coalición Colombia buscará capitalizar a su favor los casi 12 millones de apoyos que logró la consulta anticorrupción del 26 de agosto pasado, que precisamente lideró Claudia López y la hoy senadora Angélica Lozano, de los verdes. “Nuestra apuesta es por el relevo generacional. Hay nuevos liderazgos surgiendo en el país, jóvenes menores de 35 años, muy activos en redes sociales, y la Alianza Verde es una plataforma abierta dentro de unos mínimos consensos sobre lo fundamental. Va a haber personas de centro, progresistas o lo que se llama de izquierda o de agenda social”, explicó el representante Inti Asprilla, quien indicó que las coaliciones se analizarán caso por caso, departamento por departamento y municipio por municipio, mencionando otras opciones como el MAIS y la ASI.

Para Jorge Robledo, senador líder del Polo Democrático, es evidente que, siendo elecciones locales, los acuerdos que se puedan establecer deben ser locales. “Estamos estudiando cómo tramitar acuerdos para alcaldías, gobernaciones, listas de concejos y asambleas. Además de los verdes y Compromiso Ciudadano, existe buen entendimiento con Colombia Humana y, reitero, eso se resolverá localmente”, refirió.

De paso, Robledo dejó claro que la gran apuesta es por la “joya” de las elecciones locales 2019: la Alcaldía de Bogotá. “Estamos trabajando para salir con una candidatura única entre todas las fuerzas alternativas, para impedir que Peñalosa se reelija en cuerpo ajeno. Pero esas son cosas que se irán tramitando todo este tiempo. El principio es consolidar alianzas de carácter local y no solo con los partidos, sino con muchos sectores que no forman parte de plataformas nacionales. Los dirigentes trabajaremos para confeccionar esos acuerdos, pero naturalmente que estos se construirán a partir de las realidades locales”, dijo.

Y concluyó: “Trataremos de incluir en esto a organizaciones sociales, personalidades democráticas, algunas que antes participaron en política, otras con caras nuevas. Hay mucha gente dispuesta a prestar un servicio a su ciudad y a su departamento, que no están con los mismos, no son parte de la política tradicional. Será una cosa de mucha amplitud, encontrando programas locales con espíritu nacional. Es temprano para hacer cálculos, pero tenemos expectativa de éxito en Bogotá, Santander, Boyacá, Nariño y Cali”.

Síguenos en Google Noticias