7 Nov 2020 - 2:25 p. m.

“No es hora de hablar de candidaturas”: director (e) de Cambio Radical

Germán Córdoba se pronunció sobre el futuro de su partido, la posible candidatura de Alex Char para 2022 y hasta el papel que ha jugado el exvicepresidente Germán Vargas Lleras en su partido tras la derrota en las presidenciales de 2018.

En la mañana de este sábado se llevará a cabo la convención de Cambio Radical, posiblemente la última antes de las elecciones presidenciales de 2022. Aunque marcada por la pandemia y la virtualidad, se espera que en este evento se confirme a Germán Córdoba como director en propiedad de Cambio Radical y asuma este cargo al menos por los siguientes dos años.

Antes del proceso electoral interno, El Espectador habló con el director encargado de Cambio Radical. Entre los temas a tocar estuvieron el futuro de la colectividad, las supuestas disputas al interior del partido y la línea a seguir para 2022. Según Córdoba, es muy temprano para pensar en el 2022, pero desde ya se está creando la línea de ruta a seguir. Asimismo, rechazó la idea de que el partido esté dividido entre cercanos a gobierno y oposición y aseguró que todavía no está confirmado cuál será el candidato para las próximas presidenciales.

Ya lleva un año de interinidad como director de Cambio Radical, ¿este sábado se ratificará su dirigencia?

Llevo cinco años como secretario nombrado y elegido. El año pasado, cuando el doctor (Jorge Enrique) Vélez renunció a la dirección para irse a la Dimayor, en ese momento se me encargó del cargo porque el que elige en propiedad al director es la convención. Entonces desde ese días hasta el viernes, estoy yo en ese cargo. El sábado la convención tendrá que elegir al director.

¿Qué otros temas se planean llevar en la convención además de la elección del director? ¿Se va a hablar de la posición de algunos senadores que han mostrado su rechazo a las posturas cercanas de la bancada al Gobierno?

Aparte de la elección del director, que para nosotros es muy importante, se va a presentar un informe de lo que ha sido el trabajo de la bancada parlamentaria. Los voceros de Senado y Cámara presentarán sus informes. A mí también me toca presentar un informe como director encargado. Se evaluará cómo ha sido el crecimiento de Cambio Radical en los últimos años y su posicionamiento. También rendiremos un estado de cuentas, que por suerte ya es muy bueno.

Las discusiones al interior de las bancadas, que han sido muy interesantes y fructíferas, ya se han venido dando y no hemos visto divisiones ni descontentos. En algunos medios se han ventilado algunas fracturas, pero no lo hemos visto al interior. En Cambio Radical las decisiones se toman por bancada: se dan discusiones y hay posiciones diferentes. Pero en general es un partido unido que tiene coherencia ideológica.

Hay senadores que se han alejado de la posición mayoritaria, ¿hay peligro de escisión o de renuncia, como ha pasado en otros partidos como el Polo o la U?

No puedo tomarme la vocería de ninguno de los parlamentarios en particular. Lo que he dicho es que al interior del partido no se han visto ese tipo de divisiones. Las discusiones se dan y se superan. No puedo responder por lo que está pensando cada uno pero en el partido se respira un aire de unidad y mucho entusiasmo hacia el futuro. En ningún lugar se ha hablado de escisión, es más, la ley colombiana no lo permite.

A nivel regional, Cambio Radical ha recibido críticas por algunos avales que dieron, siendo el más sonado el de Oneida Pinto, ¿cómo va ese tema del saneamiento en el partido?

Cambio Radical ha sido estigmatizado. Por supuesto que en La Guajira se cometieron errores. Nombran a Oneida Pinto y por supuesto es un caso de miles, pero siempre se lo repiten al partido. Nos equivocamos en ese aval y en el de Kiko Gómez. Los que dieron esos avales cometieron un error, pero Cambio Radical ha pagado casi que con sangre ese error. En la Guajira nos hemos abstenido de presentar nuevos candidatos. El doctor Jorge Enrique Vélez fue encargado a la gobernación y destapó las cosas malas que allá se hicieron. Todos los partidos han cometido errores en los avales y eso no nos tranquiliza. Mal de muchos, consuelo de tontos. Pero es cierto que en el caso de Cambio Radical, por esos casos de hace muchos años, hemos sido estigmatizados y señalados. Todos los partidos han sido señalados de tener problemas con perseguidos por la justicia, pero solo señalan a Cambio Radical de tener esos problemas. Afortunadamente los últimos avales no han tenido ningún problema.

Esta es la última convención antes de presidenciales, ¿se va a definir parte de la estrategia para 2022?

Es muy temprano, en nuestro país nos encanta especulaciones de forma anticipada. Todavía hay tiempo para ello. Por supuesto somos un partido con vocación de poder y así lo hemos sido siempre. Hemos sido un partido muy inquieto que ha presentado propuestas y en el pasado presentamos el mejor plan de gobierno. Estamos en un gran ejercicio de planeación estratégica. Hemos llevado a cabo más de 2.000 reuniones y nuestras bases está participando con entusiasmo y con ellos se tomarán decisiones. No es hora de hablar de candidaturas, sino de temas e inquietudes. Los colombianos padecen muchas angustias, es momento de interpretarlas y convertirlas en soluciones.

Ya que habla de la vocación de poder, ¿van con Alex Char para 2022?

No se ha tocado ese tema, como ya dije. Por suerte, en el partido hay muchas figuras con gran liderazgo y reconocimiento. Hay muchos que tienen reconocimiento por lo que han hecho y no podemos hablar de eso ahora. Falta mucho tiempo para eso, pero nos tranquiliza que somos un partido que tenemos cómo apostarle al futuro.

Remitiéndolo hacia el pasado, ¿Qué ha pasado con la figura del exvicepresidente Vargas Lleras tras la derrota de 2018?

Él es el líder natural del partido. Siempre está mostrando sus luces en materia temática. No se mete en el día a día del partido, ni en los temas menores. Pero es un hombre que ejerce su influencia positiva sobre las decisiones políticas y programáticas. Vargas Lleras ha decidido dedicarse a su columna y él dice que se expresa a través de ella. En materia política siempre no está acompañando.

Sobre esa columna, ¿se ha convertido en el faro o la línea seguir del partido ya que planteamiento como estar en contra de Escazú primero se formularon allí?

Como dije, Germán Vargas Lleras es un líder natural del partido y es consultado permanentemente. No solo por los parlamentarios sino por alcaldes, gobernadores y diputados. Él es un hombre que tiene la experiencia y conocimientos. Es todo un valuarte que conoce a este país. En la reuniones de bancada él expresa sus opiniones y lo escuchan con mucho respeto.

¿Cómo esa supuesta disputa en el partido entre la línea Char y la de Vargas Lleras?

Nunca he visto esa disputa. Eso solo aparece en algunos medios de comunicación. Nunca he visto una diferencia. Hoy Arturo Char es el presidente del Senado y fue elegido con el apoyo de toda la bancada y de Germán Vargas Lleras. Tengo la mejor relación con Arturo, Alex y don Fuad Char, que es miembro del comité central de este partido. Nunca he visto en estos cuatro años que llevo como secretario esa fisura o esa división. Es una leyenda que se ha ido tejiendo. Lo que hay es unidad.

Hablando de esas supuestas fisuras, ¿cómo quedó el partido después de 2018 tras esa derrota en las presidenciales?

El partido ha sido consciente de los errores que hubo. Se cometieron fallas estratégicas en la campaña. Nos enfocamos más en el fondo que en la forma. Presentamos al país el mejor plan de gobierno, serio y estructurado, pero el partido por estar en esos temas descuidó la forma. Dejamos que se nos estigmatizara por seguir ese viejo adagio de " a palabras necias, oídos sordos". No reaccionamos como debíamos. Tampoco supimos reaccionar a los nuevos elementos, como lo son las redes sociales.

Se han visto críticas al partido por supuestamente tomar un camino cada vez más cercano al Gobierno...

Es una relación de respeto y de colaboración propositiva cuando se requiere. Cuando creemos que una iniciativa de Gobierno requiere nuestro apoyo. Hemos sido un partido institucional y hemos brindado nuestro apoyo cuando creemos que debe defenderse esa institucionalidad. Somos un partido independiente y crítico. Incluso no hemos acompañado al Gobierno en cosas que para ellos eran importantes, como las objeciones a la JEP. Hemos ejercido la independencia argumentativa: acompañamos cuando las cosas son buenas para el país y cuando no lo son, pues no vamos. Tenemos una gran conciencia de este partido, nos debemos es a los colombianos.

¿Qué responde a esa postura de que Cambio Radical no tiene un resorte ideológico sino que es un partido solo para dar avales?

Todos los partidos tienen una crisis porque la democracia en el mundo la tiene, solo hay que mirar a lo que está pasando en Estados Unidos. Creemos que Cambio Radical se ha ido posicionando y que la población se ha dado cuenta que somos un partido que hace las cosas. Dijimos que íbamos a dar casa a los sectores más vulnerables y lo hicimos. Dijimos que íbamos a hacer una revolución en infraestructura y la hicimos. Hemos tenido grandes mandatarios cuya gestión han sido avaladas por sus electores. A veces es fácil caer en fracasionismo y en el pesimismo pero somos un partido serio.

En Cámara se ha visto unas nuevas generaciones que se han destacado, ¿tienen alguna cabida en el partido?

En lo personal tienen todo el futuro. Por ejemplo, para José Daniel López solo tengo admiración. Él ha sido un gran parlamentario que se ha destacado y el país lo ha reconocido. Él va a ser el representante bogotano más importante de las nuevas generaciones. Así como él, tenemos muchísimos más. En Bogotá mismo está la representante Ángela Sánchez que también ha sacado dos proyectos de su autoría de manera silenciosa pero muy juiciosa y así en muchísimas otras regiones donde no teníamos presencia y hoy hay nuevas figuras. Claro que en el partido hay diferencias, pero estas son sanas, esto no es una secta. Pero al interior del partido hay los mecanismos para tomar las decisiones en acuerdo. y en consenso.

¿Cuál es el futuro de Cambio Radical al corto tiempo?

Seguiremos trabajando por este país, este es un partido con vocación de poder. Hemos demostrado que hacemos las cosas y sabemos que viene una época muy difícil para el país en todos los sectores. La gente va a tener muchas inquietudes y pesimismo, pero el partido tiene que ser capaz de interpretar eso y trabajar por esas soluciones. Es una época difícil pero se destacan los verdaderos liderazgos en esos momentos. En el partido hay importantes líderes.

Comparte: