Publicidad
27 Jan 2021 - 5:59 p. m.

“Papá, gózate la vida eterna”: el último adiós a Carlos Holmes Trujillo

Su familia, el Gobierno y la cúpula militar lo despidieron en un homenaje en la Escuela Militar. Un hombre “fiel a sus convicciones, caballeroso y estadista” fue como lo describieron sus hijos.
Carlos Mauricio, Camilo, Iván y Rodrigo Trujillo, en las honras fúnebres que le rindieron a Carlos Holmes Trujillo, su padre y fallecido ministro de Defensa. /Captura de pantalla
Carlos Mauricio, Camilo, Iván y Rodrigo Trujillo, en las honras fúnebres que le rindieron a Carlos Holmes Trujillo, su padre y fallecido ministro de Defensa. /Captura de pantalla
Foto: Captura de pantalla

Su familia, el Gobierno y la cúpula militar rindieron este miércoles el último adiós a Carlos Holmes Trujillo, ministro de Defensa fallecido el pasado 26 de enero, a causa de una neumonía generada por el COVID-19. La ceremonia de las honras fúnebres estuvo a cargo de Fabio Suescún Mutis, obispo castrense, quien pronunció que la muerte de Trujillo lleva a “pensar que la única certeza de la vida es la muerte”.

(Lea: Carlos Holmes Trujillo: una vida en lo público)

Suescún Mutis agradeció la vida del ministro retomó las palabras de uno de sus hijos, Carlos Mauricio Trujillo: “su hijo Carlos Mauricio pronunció unas palabras de deseo para su padre, le dijo que extraña su presencia, le dijo “Papá, gózate de la vida eterna”. Eso es lo que tenemos que aprender los cristianos. Por eso Cristo dice que no nos entristezcamos, que nos tiene una morada en el cielo. Le pedimos a Dios que el señor ministro goce y se abran para él las puertas nuevas”, manifestó en el homenaje.

Así mismo, sus hijos y posteriormente Iván Duque, el presidente de la República, pasaron al frente para entregar un último discurso en nombre del ministro. Carlos Mauricio Trujillo resaltó que su padre fue un “defensor a ultranza de los valores democráticos”, habló de sus sueños y mencionó que cuando fungió como canciller de Colombia, en los viajes a Estados Unidos, siempre procuró sacar tiempo para visitar a su familia y compartir con sus nietos.

“Anhelaba un país descentralizado, seguro, con estamentos sólidos, para que los colombianos puedan vivir tranquilos. Como canciller solía encontrar cualquier momento posible para volarse y visitar a sus nietos, conversar conmigo sobre la vida y cosas ajenas a su diario vivir”, dijo. Así mismo, recordó una anécdota, una conversación, que tuvo con Trujillo en torno a su aspiración de gobernar Colombia. “Nos dedicamos a explorar como sería un eventual jingle de campaña. Le dije que quizá un vallenato, pero me dijo: “no hombre, adoro el vallenato, pero es más bien por el lado del reguetón y titularlo el ‘tranqui, tranqui’”, relató.

(Vea: El sentido homenaje de Duque a Carlos Holmes Trujillo)

Añadió que agradecía gratitud por los mensajes de gratitud del gabinete presidencial y de las fuerzas armadas, y expresó unas palabras para las familias colombianas que también han perdido a un familiar por cuenta del coronavirus. “Al Ejército, la Policía, la Armada, y a sus generales, gracias. Solo han tenido manifestaciones llenas de cariño y admiración para con mi padre. Han hecho este duelo más llevadero para conmigo. Quiero rendir un homenaje a todas las familias que han perdido seres queridos por esta pandemia. Papá, buen viaje. Tus nietos Filipa y Máximo, mi esposa Chelsea, te deseamos buen viento y buena mar. El cielo está de fiesta con tu llegada”, dijo.

A la par, habló también su hijo Iván: “no tenerte cerca de manera presencial es de lo más doloroso de lo que hemos vivido. Me queda el orgullo de haber tenido un papá extraordinario. Más que ministro y estadista, fuiste un gran ser humano”, fueron sus palabras de despedida.

En la ceremonia, también tomó la palabra el primer mandatario. En su mensaje, reiteró que la vida política de Carlos Holmes Trujillo se destacó no solo por su caballerosidad y rectitud, sino también por la solidaridad que mantuvo que sus compañeros y adversarios políticos. “Practicó la política sin vanidades, y sin perseguirlas tuvo todos los honores. Nunca apeló al ataque rastrero, al chisme, a la comidilla voraz que busca destruir la condición del adversario”, afirmó.

Sobre su relación, reiteró que fue muy cercana, que compartieron conversaciones literarias y que fue su amigo. “Le decía Carlos en las conversaciones, así lo quería porque como se aproximaba en las intervenciones a sus adversario, salía su condición de gran señor. Quise a Carlos Holmes como un amigo leal, que dice la cosas como son, que hace ver el peligro, que le hace ver al ser querido que la sinceridad nunca es ofensiva cuando se extiende con el deseo sublime de que al otro le vaya bien”, declaró sobre Trujillo. El presidente Duque rememoró sobre la aspiración presidencial de Trujillo y sentenció que, sin duda, “tenía las mejores condiciones para hacerlo. Lo que había en él era el propósito del servicio”, aseveró.

Recibe alertas desde Google News