19 Nov 2020 - 1:36 p. m.

Plan para Chocó tras emergencia invernal incluye reubicación de dos corregimientos

Las poblaciones que tendrían un nuevo emplazamiento son Boraudó (Lloró) y Pogue (Bojayá). También se anunciaron “soluciones estructurales”, que pasan en buena parte por el turismo sostenible.
Entre las medidas para atender la emergencia invernal en Chocó está la reubicación de dos corregimientos.
Entre las medidas para atender la emergencia invernal en Chocó está la reubicación de dos corregimientos.

Mientras el huracán Iota azotaba el Archipiélago de San Andrés y Providencia, la ola invernal causaba estragos en varios departamentos en el país, incluido Chocó. Por eso, desde el Gobierno se dividieron esfuerzos para dar la cara ante las dos emergencias. Mientras el presidente Iván Duque estaba en las islas, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez se desplazó con parte del gabinete al departamento de Chocó.

Allí, desde Quibdó, la capital, la vicepresidenta explicó la ruta a seguir para atender la emergencia invernal en el Pacífico, que hasta el momento ha dejado más de 6.700 familias damnificadas. Entre las primeras medidas anunciadas está la reubicación de los corregimientos de Boraudó y Pogue, de los municipios Lloró y Bojayá respectivamente. Ambas poblaciones fueron de las más azotadas por las lluvias e inundaciones de los últimos días.

Según la vicepresidenta, la reubicación de ambos corregimientos ha “estado pendiente desde hace varios años” y en este momento es urgente realizarla pues “la tragedia puede ser muy grande si no tomamos la medida ya”. Ramírez también señaló que dicho proceso tiene que hacerse “de la mano del sector empresarial”, por eso se convocó a los presidentes de la Sociedad Colombiana de Ingenieros y de la Cámara Colombiana de Infraestructura.

Por otro lado, la vicepresidenta hizo entrega oficial de 6.000 paquetes de ayudas humanitarias, que incluyen alimentos, productos de aseo, cobijas, toldillos, entre otros implementos. Sin embargo, la segunda en el Gobierno señaló que el departamento necesita más que “paños de agua tibia”.

“Además, de darle un alivio a esta emergencia que está viviendo el Chocó, con ayudas de corto plazo, necesitamos trabajar de la mano de las autoridades y desde el Gobierno Nacional, para las soluciones de mediano y de largo plazo para este departamento y para todo el Pacífico”, declaró Ramírez desde Quibdó.

Por eso, además de la reubicación, la vicepresidencia anunció una serie de medidas para “generar desarrollo” en Chocó. Aunque no se presentaron elementos puntuales de la propuesta, se habló de la necesidad de apoyar el turismo sostenible y la generación de empleo.

Asimismo, la vicepresidenta comentó que es necesario trabajar en obras de prevención en los diferentes municipios del departamento. “Aquí tenemos que evitar que el año entrante, y los años subsiguientes, sigamos en esta misma tragedia de estar lamentando daños a las vidas humanas y pérdidas económicas”, agregó Marta Lucía Ramírez en este punto.

No es la primera vez que desde el Gobierno se anuncian medidas tras daños dejados por el invierno en Chocó. Las altas precipitaciones en el departamento hacen que año tras año sea este uno de los más afectados tras la época de lluvias y casi que un punto obligatorio de las ayudas humanitarias.

Tan solo a comienzos del año pasado, el presidente Iván Duque estuvo en Quibdó para llevar ayudas y anunciar medidas luego de que el invierno dejó a más de 4.000 familias afectadas. “Al Chocó venimos no solo a hacer presencia sino a responder con gestión”, fueron las palabras del primer mandatario luego de que las lluvias inundaran los municipios de Itsmina, Condoto, Tado y Andagoya.

Comparte: