1 Oct 2018 - 4:29 p. m.

Presidente Duque firmó decreto contra la dosis mínima

A partir de hoy la Policía Nacional podrá decomisar cualquier cantidad de sustancias psicoactivas que porte un ciudadano. El mandatario aseguró que la norma busca reducir el consumo de drogas en Colombia.

-Redacción Política

A partir de hoy, la fuerza pública, queda facultada para decomisar cualquier dosis de sustancias psicoactivas.  / Archivo-El Espectador
A partir de hoy, la fuerza pública, queda facultada para decomisar cualquier dosis de sustancias psicoactivas. / Archivo-El Espectador

Una de las promesas de campaña del presidente Iván Duque fue la de atacar la dosis mínima, un criterio jurídico que permite a los consumidores de drogas portar una cantidad suficiente para suplir sus necesidades. La jurisprudencia, que sentó una decisión de la Corte Constitucional hace más de una década, advertía de la necesidad de tratar el problema desde la perspectiva de la salud pública y el libre desarrollo de la personalidad.  Sin embargo, para el nuevo gobierno el consumo de drogas está disparado y debe ser atacado mediante distintas herramientas, y la primera que dispuso fue este decreto de la incautación de las sustancias ilegales, en la cantidad que sean portadas.

Lea: La puja por la dosis mínima por cuenta de decreto que permite decomisar droga

Desde la Casa de Nariño y en presencia de su círculo más cercano, así como de representantes de todas las ramas del poder público, el presidente Duque señaló: “la defensa de los derechos de la ciudadanía, de los niños, la protección del espacio público no tiene ni ideología ni color político”, y continuó su explicación sobre el decreto que quedó firmado: “Un decreto que le da a las herramientas a la fuerza pública, a la policía, para destruir la droga en las calles de nuestras ciudades. Destruir cualquier dosis, por supuesto, y se hacen en lo que yo llamo la continuidad de una política de Estado”.

Duque explicó que esta norma reglamenta el denominado Código de Policía, sancionado por la administración del presidente Juan Manuel Santos, y que lo que hace es continuar la política de Estado en la lucha contra las drogas. “Yo creo que hoy nosotros, como colombianos, no nos podemos sentir ni cómodos, ni mucho menos complacientes, ni mucho menos tolerantes con una situación de aumento del consumo en las ciudades, y que, como lo muestran las estadísticas, es desolador porque se está empezando a consumir drogas desde edad muy temprana”.

El mandatario argumentó que este aumento del consumo en menores de edad tiene que ver con que “muchos jíbaros están situados a las afueras de los colegios”; también lo señaló como un problema en el que hay personas que consumen drogas “en muchos espacios públicos”. “En fin, se está dejando crecer un problema que, sin duda, es de salud pública, pero al mismo tiempo es el precursor de muchos caminos de la criminalidad en ciudades y municipios del país”, afirmó el jefe de Estado, quien fue enfático en que este decreto busca darle herramientas y legitimidad a la Fuerza Pública para combatir el consumo de sustancias psicoactivas.

También: Organizaciones solicitan a presidente Duque que no firme decreto para la dosis mínima

En este mismo sentido, adelantó que la media irá acompañada de una serie de “herramientas” para hacer efectivo su objetivo, como una campaña de prevención y concientización sobre el consumo de drogas. Plan que debe llegar a medios de comunicación, instituciones educativas y las propias familias. “Todos los que somos padres tenemos que asumir esta tarea como una tarea propia, para transmitir a nuestros hijos esos valores y rechazar las drogas”, expresó.

“Qué importante es que la Policía tenga esa legitimidad en el espacio público para destruirla, para que se sienta en el país que no vamos a dejar que los parques y que las zonas aledañas a los colegios se sigan convirtiendo en un lugar donde los jíbaros se sienten a sus anchas. Vamos a enfrentar a los jíbaros. Vamos a judicializarlos”, añadió el jefe de Estado, quien a su vez, hizo un llamado a la ciudadanía para denuncie a través de la línea 167, que dispuso para combatir el consumo de drogas.

El Presidente advirtió: “No se trata de llevar a la cárcel al consumidor. Se trata de quitarle la dosis y destruirla porque esa sustancia le hace daño a la salud pública y les hacen daño a los niños y son sustancias prohibidas en el espacio público (…) Los que hoy se sienten en libertinaje en las calles, sepan que en las calles no van a consumir ni van a portarla. Obviamente si son requisados aleatoriamente y se les encuentra la sustancia ilegal, pues se procederá, conforme al código de policía, con las sanciones establecidas de carácter administrativo, pero se les va a quitar y se les va a destruir”.

También le puede interesar: "Decomisar la dosis mínima de drogas: ¿Populismo o necesidad?"

 

 

 

Al final, Duque dijo que este decreto debe hacer sentir orgullosos a los colombianos porque se está enfrentando la drogadicción. “Es cierto, enfrentar las sustancias ilegales y las drogas es un desafío global de múltiples responsabilidades. Responsabilidades de los productores y también de los países consumidores, de los que tienen precursores químicos, y así lo dijimos en el discurso Naciones Unidas”, puntualizó, no sin antes, agregar que lo que no es aceptable es fracaso como teoría “y no vamos a aceptar la adicción como el futuro de nuestras sociedades”.

Y concluyó: “Esta es una causa de todos, y yo espero que con esta medida nosotros le estemos diciendo, a la sociedad entera: no queremos ver las calles convertidas en zonas de tolerancia con la droga; no queremos ver a los parques convertidos en refugios de jíbaros; no queremos que consumidores empiezan a darle mal ejemplo a los niños en el espacio público o en los parques. Queremos que padres de familia, educadores, que el Estado a través de los medios, que la Policía, nos permita a todos, como colombianos, asumir esta tarea de rechazar las drogas con un enfoque de salud pública, con un enfoque de protección del espacio público, con un enfoque de protección de la infancia y de la familia y con un enfoque de tener en el espacio público un verdadero ambiente de convivencia”

Comparte: