1 Jan 2018 - 2:00 a. m.

¿Puede aspirar a la Cámara de Representantes la hermana de un viceministro?

Un denunciante pide que se le revoque la inscripción a la Cámara por Sucre a Karina Espinosa, por ser la hermana del actual viceministro de Asuntos Políticos del mininterior.

Germán Gómez Polo - Twitter: @TresEnMil

La candidata Karina Espinosa es la hermana del viceministro de Asuntos Políticos, Héctor Espinosa Óliver.
La candidata Karina Espinosa es la hermana del viceministro de Asuntos Políticos, Héctor Espinosa Óliver.

Al Consejo Nacional Electoral (CNE) llegó el pasado 23 de enero una denuncia que busca revocar la inscripción como candidata a la Cámara de Representantes, por el departamento de Sucre, de Karina Espinosa Óliver, quien aspira por el Partido Liberal. Las razones que expone el denunciante, Luis Eduardo Sepúlveda Benavides, es que la candidata es hermana del actual viceministro de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Héctor Olimpo Espinosa Óliver.

El argumento es que al ser hermanos, hay un parentesco “en segundo grado de consanguinidad en línea colateral”. Ese asunto significaría una presunta inhabilidad, de acuerdo con el numeral 5° del artículo 179 de la Constitución Política de Colombia, que señala que no podrán ser congresistas “quienes tengan vínculos por matrimonio o unión permanente, o de parentesco en tercer grado de consanguinidad, primero de afinidad o único civil, con funcionarios que ejerzan autoridad civil o política”. (Lea la denuncia completa)

Además, según dice el denunciante, el viceministro es una autoridad civil que tiene “la posibilidad de tomar decisiones en materia de política administrativa, materializadas en actos administrativos, y de hacerlas cumplir, incluso, en contra de la voluntad de los destinatarios (…) Debo indicar que la autoridad que ejerce el hermano de la candidata lo es en la misma circunscripción electoral para la cual ésta aspira, pues el cargo del ciudadano Espinosa Óliver es del nivel nacional, el cual, por razones claras, incluye la departamental”.

Lea: Héctor Olimpo Espinosa, nuevo viceministro del Interior

Héctor Olimpo Espinosa Óliver, el viceministro, llegó al cargo en junio de 2017, en reemplazo de Guillermo Rivera, quien asumió como titular de la cartera política tras la salida de Juan Fernando Cristo. Desde ese momento, en los corrillos de la política sucreña se dijo que era una “jugada” que tenía el objetivo de llevar a su hermana al Congreso, contando con un apoyo desde el Gobierno Nacional. Esas voces habían tomado fuerza porque ambos son hijos de Gabriel el Bayo Espinosa, un curtido político de ese departamento que obtuvo en las elecciones regionales de 2015 la mayor votación del Partido Liberal a la Asamblea.

El viceministro, en diálogo con El Espectador, negó estas afirmaciones y argumentó que su hermana, incluso, empezó su aspiración al Congreso desde unos seis meses antes de que él llegara al cargo que ocupa hoy. “Para ella fue de gran frustración que entrara al Ministerio, porque se pensó que yo la inhabilitaría. Por eso se solicitó una consulta al Consejo de Estado sobre el asunto”, comentó. Por su parte, la misma candidata explicó que ella estaría inhabilitada si su aspiración fuese a Senado o a las curules de Cámara por circunscripción nacional, esto es, la de grupos étnicos o las de colombianos en el exterior.

En efecto, el concepto emitido por el Consejo de Estado, luego de la consulta elevada por el mismo ministro del Interior, Guillermo Rivera, y que conoció este medio, se refiere al asunto con bastante claridad: “Un pariente de un viceministro puede aspirar a una curul en la Cámara de Representantes, a la luz del numeral 5° y el último inciso del artículo 179 de la Constitución Política, pues en esta hipótesis no se configura el factor territorial que se requiere para que el pariente de un funcionario público incurra en esta inhabilidad”, dice el documento.

Y explica igualmente que, en el caso en el que el pariente hubiese aspirado por una de las circunscripciones nacionales de la Cámara de Representantes, “el viceministro tendría que retirarse de su cargo antes de la inscripción oficial del candidato”. El concepto del Consejo de Estado, de 21 páginas, tiene fecha del 12 de diciembre, es decir, un día después de que se cerrara la fecha oficial de inscripción de candidatos a Congreso. Sin embargo, Karina Espinosa Óliver se inscribió durante el período de modificaciones, según enfatizó, luego de tener la certeza de que no había ninguna inhabilidad para aspirar a la corporación.

En el Consejo Nacional Electoral (CNE) aún no se ha tomado una decisión, aunque se espera un pronunciamiento por parte de esta autoridad electoral en los próximos días. Sin embargo, los conceptos que se manejan en el interior sobre la presunta inhabilidad de la candidata a la Cámara de Representantes por Sucre van en la línea de lo ya expuesto por el Consejo de Estado. Aunque en otras condiciones, en el país ya hay ejemplos sobre la aspiración de candidatos a las corporaciones públicas, incluso, teniendo familiares en cargos públicos y con ejecuciones de presupuesto, o al revés, como el alcalde de Barranquilla, Álex Char, y su hermano, el senador Arturo Char; o la senadora Sofía Gaviria, quien aspiró al Senado cuando su hermano, Aníbal Gaviria, todavía era el alcalde de Medellín. En todo caso, dice el viceministro Héctor Olimpo Espinosa, “mi hermana no es mi candidata en Sucre”.

Comparte: