29 May 2018 - 12:19 p. m.

¿Qué pasó con las maquinarias de la costa caribe?

Análisis de los resultados electorales en Córdoba, Atlántico, Magdalena y Sucre, los departamentos donde Germán Vargas Lleras esperaba ganar pero perdió contra Gustavo Petro e Iván Duque.

Alfredo Molano Jimeno

¿Qué pasó con las maquinarias de la costa caribe?

Mientras el país celebra la disminución histórica de la abstención en las elecciones presidenciales del pasado domingo, la participación electoral en los departamentos de la costa caribe se redujo con relación a los comicios del Congreso, realizados el pasado 11 de marzo. Es por todos conocido que la región donde las campañas políticas se disputan el poder con mayor voracidad es el Caribe. Allí tiene fama de funcionar la maquinaria más fuerte de Colombia. Las casas políticas del Bernardo el “Ñoño” Elías, los Besaile, ‘Kiko’ Gómez,  los Char, Los Gerlein, y un sinnúmero de otras familias dedicadas a la política en su expresión más polémica han suscitado cientos de titulares de prensa. La compra de votos, el voto obligado para trabajadores de empresas y contratistas, la articulación de extensas redes de líderes rurales que trasladan votos de municipio en municipio, y cualquier cantidad de ingeniosas maneras de hacer fraude electoral funcionan a plena luz del día.  

Córdoba es uno de los departamentos donde históricamente ha funcionado con mayor precisión la llamada maquinaria. Sin embargo, en las elecciones del domingo pasado los resultados apuntan a que los engranajes no funcionaron como decían los modelos de pronóstico, que le asignaban a Germán Vargas Lleras un sobrestimado poder. Primero, porque en este departamento, en el que en las elecciones del 11 de marzo la participación fue de 709.339 personas, que equivalen al 57.54% del censo electoral en el departamento, en las Presidenciales del domingo fue de apenas el 48.44% pues votaron 596.408. Y segundo, porque el candidato que recibió el apoyo mayoritario fue Gustavo Petro, quien contó con el apoyo de 249.303. Lo siguió el aspirante del Centro Democrático, Iván Duque, al que respaldaron 228.190. Paradójicamente, el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, quien contaba con el apoyo del Partido de la U, los barones electorales del conservatismo y de Cambio Radical, sólo recibió los votos de 66.728 personas. Una votación inusualmente baja para un candidato que contaba con el impulso de políticos como David Barguil o la Casa del exsenador Ñoño Elías.

Sahagún (Córdoba) es un buen ejemplo de que en estas elecciones la maquinaría no funcionó en favor de la campaña de Vargas Lleras. Allí tienen su centro las dos casas políticas más grandes de todo el departamento, que, incluso, extienden sus tentáculos por toda la costa caribe. Se trata de las casas de Bernardo el "Ñoño" Elías y de Musa Besaile-hoy presos por el escándalo de Odebrecht-, ambas habían empeñado sus votos, la primera con Germán Vargas Lleras, y la segunda con el Centro Democrático. Pero el resultado de las elecciones no se tradujo, en el caso del exvicepresidente en votos, pero al uribismo sí le funcionó.

En las elecciones de marzo (Legislativas) la participación en Sahagún fue de 48.457 personas, lo que equivale al 60.57% del censo electoral. El Partido de la U consiguió 32.111 votos, de los cuales casi 20.00 fueron por Julio Alberto Elías Vidal (hermano del Ñoño) y Erasmo Elías Zuleta Bechará, quienes aspiraban a la Cámara. Así como para Senado, quienes recibieron los 20 mil apoyos fueron Jhon Moises Besaile (hermano de Musa) y Eduardo José Tous (mano derecha del Ñoño Elias).

Pero el domingo, los resultados fueron radicalmente distintos. La participación ciudadana en Sahagún bajó casi diez puntos porcentuales, y se ubicó en el 50,20%. Votaron 39.907 personas, de las cuales 17.681 (el 44.80%) lo hicieron por Petro. Lo siguió Duque, quien recibió 14.612 votos, lo que hace pensar queal uribismo Musa si le cumplió. En el caso del exvicepresidente Germán Vargas, quien contó con el apoyo de la U y del varón electoral del Partido Conservador de Córdoba, David Barguil, el resultado fue que en este municipio apenas consiguió 4.448.

En Montería, donde el Partido Conservador tiene un verdadero emporio dirigido por el senador electo David Barguil, los resultados de Vargas tampoco fueron los mejores. De los 162.726 votos, apenas 10.147 fueron para el exvicepresidente. En la capital de Córdoba ganó Iván Duque, con 15.000 votos de diferencia sobre el exalcalde de Bogotá. El resultado sorprende si se tiene en cuenta que la participación electoral bajó tres puntos porcentuales con relación a los comicios legislativos de marzo, en los cuales votaron 170.736 personas, el 39.54% por el Partido Conservador y el propio Barguil consiguió 23.456 votos, el doble que los apoyos que recibió el pasado domingo el candidato Vargas.  Eso sí, nuevamente el uribismo obtuvo una destacable votación, pues paso de casi 20.000 en las elecciones al Congreso a más de 75.000 en las Presidenciales.

Otro de los fortines emblemáticos de la llamada maquinaria es Atlántico. Una plaza donde las casas Char y la de los Gerleín tiene el control del electorado. En las parlamentarías la participación en este departamento fue del 57.52%, con poco más de 1’000.000 de votos. En esa elección Cambio Radical obtuvo casi 300.000 votos, mientras el Partido Conservador logró 208.000, y el Partido de la U, 121.00. Pero en las Presidenciales la afluencia de votantes cayó: sufragaron 872.446 personas (46.69%) y Gustavo Petro alcanzó 331.687  votos (38.52%). Lo siguió el candidato uribista con 234.045 votos, mientras Vargas Lleras sólo logró 171.968.  

En Soledad, Atlántico, por ejemplo, la participación disminuyó en casi 12 puntos porcentuales entre las elecciones de marzo y las del domingo pasado. En las primeras sufragaron casi 154.000 personas, mientras  en las Presidenciales lo hicieron 121.587.  En Barranquilla, ciudad de la que Alejandro Char es alcalde, los resultados en las urnas fueron pésimos para el exvicepresidente, quien logró apenas 79.013 (15,98%, mientras Petro recibió el apoyo de 188.171 (38.07%) personas y Duque 142.547 votos (28.83%). En las legislativas el Centro Democrático alcanzó poco más de 10.000 apoyos; y la lista del exalcalde de Bogotá 4.600. En ese entonces Cambio Radical fue la colectividad más votada, seguida por el conservatismo y el Partido de la U.

 

En Soledad el comportamiento del electorado fue muy similar. El domingo, casi la mitad de los votos fueron para Petro: 59.575 (49,6%). Una sorpresa, realmente, teniendo en cuenta que, en las elecciones legislativas de marzo, Cambio Radical obtuvo la mayor votación -encabezada por los 11.858 sufragios para Arturo Char Chaljub-, seguido por el Partido Conservador y el Partido de la U, los tres colectivos políticos que respaldaban la campaña presidencial de Vargas. En las Presidenciales, tras el masivo apoyo a Petro, Iván Duque fue el segundo candidato más votado, con 30.749 votos (25,6%) y Vargas Lleras solo logró 15.342 (12,77%).

Y, por si fuera poco, los resultados electorales en Sucre tuvieron la misma tendencia que sus departamentos hermanos. Allí la participación pasó de 428.000 sufragantes (62.94%) en las legislativas a 352.817 votos (51.89%) en las Presidenciales. En marzo, Cambio Radical, el Partido de la U y los conservadores sumados lograron el 70% del electorado, pero paradójicamente Vargas Lleras el pasado domingo sólo logró 40.761 (11.96%), mientras Petro se hizo de 154.208 y Duque 129.004.  En Sincelejo, por ejemplo, la participación electoral cayó nueve puntos porcentuales con respecto a las elecciones parlamentarias. En marzo, el partido triunfador fue Cambio Radical con casi 41.000 votos, seguido por la U con 13.681, pero en las Presidenciales se impuso Petro con 53.112, lo siguió Duque con 36.558, y en tercer lugar quedó Vargas con 7.490.

En Bolívar, los resultados -comparativamente con las legislativas- fueron los siguientes: la participación en las Presidenciales bajó nueve puntos porcentuales, pasando del 50.79% al 41.19%, y de 784.859 votantes a 638.736, respectivamente.  En marzo, se impuso el Partido Liberal, con 143.601, seguido por el Partido conservador (126.442 votos) y el de la U (125.342). Cambio Radical, sin haber obtenido la mayoría de los sufragios consiguió una votación de 105.085 personas. Pero en las Presidenciales del pasado domingo, Vargas sólo consiguió 52.111 votos. Le ganaron Duque (256.732 votos), Petro (242.378) y Fajardo (55.468).

Y en Magdalena, donde Cambio Radical había sido la fuerza más votada en las parlamentarias, Vargas tampoco recibió lo esperado. La participación electoral bajó en casi once puntos porcentuales, cayendo del 56.03% al 45.30%, lo que indica que en marzo votaron 525.165 personas, y el domingo apenas 426.222. En este departamento Duque alcanzó las mayorías con 160.752 votos (38.23%), seguido por Petro 143.107 (34.03%) y Vargas Lleras 71.896 (17.10%). La muestra de la dimensión del fracaso del exvicepresidente en este departamento fue que en las parlamentarias, Cambio Radical fue la principal fuerza electoral con 31.706, seguido por el Centro Democrático, que logró 24.803 sufragios, pero en las Presidenciales se impuso Petro con 64.612 votos, de segundo Duque con 62.416, y de cuarto Vargas con apenas 12.145 votos.

Por su parte, en el Cesar, los números también le fallaron a los cálculos de Vargas. Mientras en las elecciones legislativas Cambio Radical, La U y los conservadores sumaron un músculo electoral de 230.847 votos, lo que equivale al 66,91% del total de los sufragios, el domingo el ahora excandidato obtuvo únicamente el apoyo de 39.281 votantes, o sea, el 9,97.% Esto quiere decir que, teniendo en cuenta que el porcentaje de votación fue el mismo en ambas elecciones, Vargas terminó teniendo alrededor de seis veces  menos votos que los que esperaba tener en el departamento.

En la capital, Valledupar, contrario a muchos de los municipios de la costa caribe, la afluencia de votantes creció en las Presidenciales, pero los votos por los colectivos que respaldan a Vargas, no. Que La U y Cambio Radical hayan encabezado las elecciones a Senado (un total de 47,16%, 30.002 votos para La U y 27.845 para Cambio Radical) no fue suficiente para que Vargas Lleras, que solo reunió el 8,79% de los sufragios, superara la votación de Gustavo Petro (39,16%) e Iván Duque (39,83%).

Finalmente, en La Guajira, la disminución de ciudadanos que acudieron a las urnas fue evidente. En marzo, 280.866 personas votaron (48,48%), mientras que en la primera vuelta solo lo hicieron 201.440 (34,62%). En el departamento, fue el candidato Gustavo Petro quien se impuso con la mayoría de votos (43,07%), a pesar de que en las elecciones a Congreso la fuerza conservadora, contraria a las ideas que encarna el de la Colombia Humana, hubiera obtenido el mayor porcentaje de votación (28,37%), seguida por el movimiento Opción Ciudadana y, más abajo, Cambio Radical y el Partido de la U. La fórmula Vargas – Pinzón logró recoger el 9,11% los votos del domingo, mientras que Duque y Petro sumaron un afluente del 81,58%.

En Riohacha también disminuyó el número de personas votantes y se repitió la tendencia del resto de la costa. Partido Conservador y Cambio Radical encabezaron las elecciones a Senado (sumados, obtuvieron el 39,92%) y Vargas Lleras tuvo un resultado que poco corresponde a ello. Allí, incluso, fue superado en votos no solo por Petro (21.925 votos) y Duque (17.677), sino también por el antioqueño Sergio Fajardo (4.016 votos).

 

También le puede interesar: 

Comparte: