5 Nov 2020 - 4:02 a. m.

Se hunde en la Cámara un nuevo intento de reforma política y, con él, las listas paritarias

Con una votación de 91 contra 58, la plenaria de la Cámara aprobó el archivo de la propuesta que intentaba mayor paridad, Senado regional y listas cerrada.

A inicios de octubre, la Comisión Primera de la Cámara había aprobado, en medio de un interesante debate, una nueva propuesta de reforma política que tenía puntos gruesos, como la obligatoriedad de la lista cerrada, las listas cremalleras, que intercalaran candidatos hombres y mujeres, y la polémica figura del Senado regional. Ese intento tuvo su fin este miércoles en la plenaria de la Cámara, cuando la mayoría votó por su archivo.

Básicamente, la discusión se centró en asuntos como la negativa de cerrar las listas, a las listas paritarias y la oposición a la creación de más curules en el Senado o la utilización de algunas de las que ya están para destinarlas a representación a los departamentos que no tenían senadores.

Contexto: Las cuatro claves de la reforma política aprobada en primer debate en Cámara

La advertencia del hundimiento la hizo varios minutos antes el representante José Daniel López, de Cambio Radical, quien era uno de los ponentes de la reforma. “Los sectores mayoritarios, los más tradicionales, van a hundir nuestra reforma política. No somos bobos, sabemos que acá pueden traer los argumentos que quieran, pero lo que hay de fondo es un miedo enorme a las listas paritarias, para que sean elegidas más mujeres, no solo par que sean candidatas de papel”, dijo López.

También acusó a la Cámara de temer a la reforma del voto preferente. “Les da pánico eliminar el voto preferente, que es fuente de tantos vicios. Seguramente hemos sido ingenuos, intentando o pretendiendo que el Congreso se autorreforme, que cambie sus reglas de juego electorales, pero ojalá esto sea un avance en el camino, sobre todo el despertar de la conciencia. Que la renovación política se construye desde la ciudadanía, porque desde este Congreso va a ser muy difícil”.

Sobre ese asunto también se manifestó la representante conservadora Adriana Magali Matiz: "No podemos avanzar hacia el desarrollo de nuestro país; hacia la equidad, la superación de la pobreza, el crecimiento económico; sin garantizar los derechos de más de la mitad de la población, que representamos las mujeres”. "Aquí en este Congreso, tenemos que dejar de decir, que nosotros si queremos la participación política de las Mujeres; cuando solamente nos quedamos en afirmaciones y no hacemos realidad esas palabras”, agregó Matiz.

La oposición se mostró muy inconforme con las mayorías que hundieron la reforma y la acusaron de no querer debatir de frente los temas que el país estaba esperando. “Este Congreso ha decidido ‘enclosetar’ los temas de los que hay que hablar en este país. La tarea que tiene el Congreso es evolucionar y modernizar lo que se ha quedado atrás. Aquí ha cogido la costumbre de que todo hay que archivarlo: cuando hablamos de cannabis medicinal y marihuana recreativa, hay que archivarlo; cuando hablamos de eutanasia, hay que archivarlo; cuando hablamos de los derechos de las minorías, hay que archivarlo. Esto de archivar un proyecto en segundo de ocho debates me parece que no es sano para la democracia”, comentó el representante Mauricio Toro, de la Alianza Verde.

Por su parte, la representante Juanita Goebertus, también de la Alianza Verde, explicó las razones de la lista cerrada y lamentó que el Congreso no le diera trámite positivo a la reforma. "Tristemente la Cámara acaba de hundir un nuevo intento de reforma política que buscaba materializar la recomendación de la Misión Especial Electoral que se había creado como resultado de la firma del Acuerdo de Paz, y que señaló la importancia de cerrar las listas a cargos de elección popular en cuerpos colegiados. La justificación principal de esta recomendación es que, con la dispersión de listas y candidatos, hay poca capacidad para tener identidad partidaria, se han encarecido las campañas”.

Varios sectores de los partidos oficialistas, como el Centro Democrático, señalaron que no apoyaban la reforma porque no estaban de acuerdo con el aumento de curules en Senado, que estaban pensadas para los departamentos que tenían poca representación. “En cuanto a la reforma política no apoyaré de ninguna manera que se pretenda aumentar el Congreso. Eso no es responsable, ni serio con el país. Con micos pretendían aumentar burocracia, esos mismos que dicen preocuparse por los recursos del país”, dijo el representante uribista Enrique Cabrales.

Comparte:
X