Publicidad
14 Aug 2020 - 7:43 p. m.

Sin mayores sorpresas, Carlos Camargo es el nuevo defensor del Pueblo

El actual director de la Federación Nacional de Departamentos fue elegido por la mayoría de la Cámara para reemplazar a Carlos Negret, cuyo periodo acaba este 31 de agosto. El resultado se conocía desde hace algunos días.
Carlos Camargo será el nuevo defensor del Pueblo. Este contó con el apoyo mayoritario del Congreso.
Carlos Camargo será el nuevo defensor del Pueblo. Este contó con el apoyo mayoritario del Congreso.

Carlos Camargo es el nuevo defensor del Pueblo. Su elección este viernes solo fue cuestión de trámite, pues se conocía de días atrás que contaba con el apoyo de las bancadas mayoritarias de la Cámara. Solo lo miembros de la oposición se negaron a darle su voto. La mayor complicación de la jornada fue la votación presencial a la que citó el presidente Germán Blanco, pues tuvo que desarrollarse a través de un proceso dispendioso para cumplir con los parámetros.

Los representantes presentes en el capitolio fueron divididos en grupos no mayores a 40 personas y fueron repartidos entre los salones Boyacá, Luis Carlos Galán, el de la Constitución, los recintos del Senado y de la comisión Primera del Senado. Cada grupo pasó al salón elíptico para el llamado a lista y para luego emitir su voto. Tras pasar los cinco grupos, el conteo de los votos se hizo y, sin mayores sorpresas, Camargo fue el ganador absoluto de la jornada. La votación fue arrolladora: 140 votos por Camargo, 3 votos por Luis Andrés Fajardo, y apenas uno por Miryam Martínez. Además, se reportaron 11 votos blanco, que son de los partidos de oposición que anunciaron su rechazo a la terna enviada por el presidente.

La jornada pasó por el desacuerdo de algunos de los representantes, que señalaron que la Cámara había dispuesto un sistema de voto remoto que permitía hacer el proceso electoral sin tener que exponerse a los riesgos que implica reunir a los representantes de todas las regiones del país. Fue por este medio que el presidente Germán Blanco fue elegido el 20 de julio. Sin embargo, la cabeza de la Cámara convocó a votaciones presenciales ante el pronunciamiento de la Corte Constitucional de que prima la presencialidad sobre la virtualidad en elecciones y reformas constitucionales.

Más allá del eterno debate entre sesiones virtuales o presenciales durante la pandemia, la elección de Camargo no presentó mayores cuestionamientos. El partido Conservador impulsó su candidatura y a esta se plegaron liberales, Cambio Radical, Centro Democrático y el Partido de la U. Incluso varios consultados señalaron que desde el Ejecutivo algunos ministros habrían hecho campaña por el director de Fededepartamentos, lo que se habría entendido como un guiño del presidente Iván Duque.

Aunque no hubo dudas en la elección, el camino de Carlos Camargo tuvo una que otra controversia. Hasta hace una semana, Elizabeth Martínez le hizo la pelea en la aspiración. La inclusión en la terna de la secretaria de la Comisión Tercera estuvo marcada por varias dificultades pues, en un principio, el partido de la U, colectividad de la que hace parte, no la incluyó en el listado de posibles candidatos que le pidió Iván Duque.

Esto creó una pelea interna, con cartas y protestas, que llevó a Aurelio Iragorri, director de la U, a entregarle al primer mandatario el nombre de Martínez para que lo tuviera en cuenta. A pesar de su ingreso tardío, el presidente incluyó a Elizabeth Martínez en la terna, junto con Carlos Camargo y Myriam Martínez, directora de la Agencia Nacional de Tierras.

Myriam Martínez nunca tuvo posibilidad alguna, pues ni siquiera contó con el apoyo del Centro Democrático, partido al que supuestamente era cercana. Por otro lado, varios de los otros partidos se debatieron entre la secretaria de la Comisión Tercera y el director de Fededepartamentos. Sin embargo, en la última semana, Elizabeth Martínez perdió los posibles apoyos que había ganado.

Los supuestos apoyos del Ejecutivo a Camargo despejaron las dudas de partidos como Cambio Radical y el Liberal, que desecharon la posibilidad de irse con Martínez. La situación de la candidata empeoró con la división al interior de su partido. Una buena parte de los representantes de la U le negaron su apoyo, por supuestamente no estar en el listado original enviado por la colectividad, y señalaron que iban a votar por Carlos Camargo.

Sin mayores apoyos, Martínez renunció. De acuerdo a congresistas de la oposición, esta expresó que el presidente había metido la mano a favor de Camargo, por lo que no tenía sentido seguir adelante. En su reemplazo, el presidente Iván Duque ternó a Luis Andrés Fajardo, actualmente magistrado auxiliar de la Corte Suprema y con varios estudios en derechos humanos.

A pesar de cumplir con el pedido de que los candidatos a la Defensoría tuvieran conocimiento en derechos humanos, la llegada de Fajardo no cambió el panorama. Varios señalaron que el recién llegado tuvo una mejor presentación que Carlos Camargo, pero ya tenían el voto comprometido por el actual director de la Federación Nacional de Departamentos.

La llegada de Carlos Camargo a la Defensoría no está libre de controversia. Como magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE) fue reconocido por cerrar las investigaciones en contra el excandidato presidencial del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, y Juan Manuel Santos por el posible ingreso de dineros de Odebrecht a sus campañas. Semanas después, este renunció a su cargo en el CNE. La principal razón para abandonar su investidura fue evitar inhabilitar a su suegra, la senadora conservadora Nora García Burgos, en una nueva aspiración al Congreso.

De magistrado pasó a ser el director de la Federación Nacional de Departamentos, un cargo que es conocido como trampolín para mejores cargos en el Ejecutivo. Hace un año, Camargo iba a hacer el salto a la Registraduría como su máxima cabeza, pero señalamientos por supuestos manejos irregulares de la contratación –entrega de contratos a exmagistrados del Consejo de Estado, políticos y familiares- y el supuesto uso irregular de la tarjeta de crédito corporativa del FND frenaron su aspiración.

Un año después, el presidente Iván Duque lo nominó en la terna para la Defensoría del Pueblo. Sin mayores sobresaltos, se impuso con una mayoría aplastante. Varios sectores lo criticaron por una supuesta falta de preparación en temas de derechos humanos. Sin embargo, más allá de sus estudios en derecho administrativo, Camargo tiene en su haber preparación en derechos humanos y derecho internacional humanitario en la American University.

Síguenos en Google Noticias