13 Oct 2020 - 9:30 p. m.

Tras seis meses de pandemia, Senado estrenó sesiones semipresenciales

Aunque la Cámara de Representantes desde hace semanas ha encontrado fórmulas que han permitido el desarrollo de las sesiones de forma mixta, estar martes le llegó el turno al Senado, que opera con 26 parlamentarios en el recinto.
Gracias al pronunciamiento de la Corte Constitucional, que tumbó el decreto que viabilizaba sesiones virtuales y advirtió que primaba la presencialidad, el Congreso ha dado cada vez más pasos para retomar sus labores presenciales.
Gracias al pronunciamiento de la Corte Constitucional, que tumbó el decreto que viabilizaba sesiones virtuales y advirtió que primaba la presencialidad, el Congreso ha dado cada vez más pasos para retomar sus labores presenciales.

Si bien apenas en agosto pasado el Senado apeló a una sesión semipresencial para la elección de Margarita Cabello como próxima procuradora General de la Nación, solo hasta este martes –pasados más de seis meses desde que se desató la emergencia sanitaria por cuenta del coronavirus– la cámara alta del Congreso estrenó en firme las sesiones mixtas.

En contexto: Margarita Cabello, procuradora: una elección sin sorpresas

Lo anterior, tras acoger las consideraciones de bioseguridad establecidas en un estudio de una compañía de seguros de riesgos laborales, que, entre otras, estableció que los presentes en plenaria deben guardar una distancia de dos metros.

Adicionalmente, se determinó que en la plenaria podrán estar presentes los miembros de la mesa directiva, 26 senadores, 15 por cada uno de los partidos y movimientos con representación en la corporación y 11 adicionales de acuerdo con la cifra repartidora.

Así las cosas, estarán presenten dos por el Centro Democrático, dos por Cambio Radical, dos por el partido Liberal, dos por la U., dos por el Conservador y uno por el Partido verde, el secretario general, el jefe de la Oficina de Leyes y siete funcionarios de apoyo.

En contexto: Así serán las sesiones semipresenciales del Senado

Los protocolos, creados con la asesoría de la ARL Positiva, establecen además que se prohíbe la presencia de visitantes durante las sesiones y que el resto de los senadores seguirán sesionando por medio de las plataformas de videollamada que se han usado hasta ahora.

Ningún partido está obligado a tener un vocero de forma física, pues la virtualidad sigue siendo una forma valida de sesionar. De igual manera, para asistir, cada partido es libre de elegir los que ingresarán al recinto del Legislativo, pero estos deben ser reportados antes de cada sesión para cumplir con los protocolos dispuestos tanto por el Senado como la ARL.

Además, desde las mesas directivas se dispuso la adecuación del Salón de la Constitución y la sede social para que “los senadores que deseen asistir a las sesiones de manera presencial lo puedan hacer”. Aunque no está claro, todo apunta a que podrían hacer seguimiento a la sesión como lo ocurrido durante las votaciones a Procuraduría.

El protocolo también deja claro que se podrán habilitar a cada una de las comisiones constitucionales, legales, especiales y accidentales para que también sesiones de forma mixta, “cumpliendo las condiciones de bioseguridad recomendadas”. Este ejercicio ya está siendo llevado a cabo por la Comisión Primera de la Cámara, que está sesionando en el mismo recinto donde se lleva a cabo la plenaria.

Comparte: