Publicidad
4 Aug 2021 - 9:24 p. m.

Vía Congreso buscan que toallas higiénicas sean gratis para estratos 1, 2 y 3

La iniciativa establece que el suministro de elementos necesarios para atender la salud menstrual será responsabilidad de las EPS o, en su defecto, de las secretarías de Salud.
Según el DANE, en mayo 62 mil mujeres en hogares pobres de las principales ciudades del país usaron telas o trapos, ropa vieja, calcetines, papel higiénico o servilletas durante su menstruación.
Según el DANE, en mayo 62 mil mujeres en hogares pobres de las principales ciudades del país usaron telas o trapos, ropa vieja, calcetines, papel higiénico o servilletas durante su menstruación.
Foto: Getty Images/iStockphoto - matka_Wariatka

En Colombia, de cada 100 mujeres, al menos 15 tuvieron dificultades económicas para adquirir los elementos necesarios para atender su periodo menstrual durante la pandemia. Así lo evidenció la más reciente encuesta Pulso Social del DANE, que indica que, en junio pasado, solo el 68 % de las encuestadas en 23 ciudades no tuvo inconvenientes a la hora de acceder a productos para atender su salud menstrual. Ante ello, en el Congreso fue radicado un proyecto de ley para que estos elementos sean gratuitos para estratos vulnerables.

La iniciativa, de autoría del senador Armando Benedetti, establece que el suministro de productos de higiene menstrual para mujeres que pertenezcan a los estratos 1, 2 y 3, así como para población habitante de calle, será responsabilidad de las EPS o, en su defecto, secretarías de Salud municipales, distritales o departamentales.

Lea también: Así está la salud menstrual de las mujeres privadas de la libertad

El proyecto le apuesta a salvaguardar los derechos a la salud y a la dignidad humana de las mujeres. En el texto de ley se argumenta que muchas mujeres hoy tienen que decidir entre adquirir productos para su higiene y salud reproductiva o elementos básicos de subsistencia, lo que dificulta el acceso a estos productos, sacrificando así su salud y dignidad humana.

“En la encuesta se determinó que alrededor de 62 mil mujeres en hogares pobres de las principales ciudades del país usaron telas o trapos, ropa vieja, calcetines, papel higiénico o servilletas durante su menstruación, y además 24 mil mujeres no usaron ningún elemento”, se explica, con base en los resultados de la misma encuesta Pulso Social, pero correspondiente a mayo pasado.

Se recuerda también que la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia calcula que alrededor de 500 millones de personas que menstrúan viven en condiciones de pobreza menstrual. Es decir, carecen de los recursos o acceso a los servicios y productos necesarios para conservar salud y bienestar durante la menstruación.

También le puede interesar: Migración y salud menstrual: más allá de los mitos y la desinformación

Por otro lado, se hace alusión a casos como Escocia, que se convirtió en el primer país en el mundo en garantizar la gratuidad de los productos de higiene menstrual para su población.

Allí se aprobó una ley de productos sobre el periodo, el cual tiene como objetivo que, en todos los lugares públicos, entre ellos farmacias, oficinas, universidades, etc., se suministren este tipo de productos a todo el que lo requiera. A partir de esta iniciativa el mundo ha tomado acciones para la lucha contra la pobreza menstrual.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.