Publicidad
29 Sep 2022 - 11:21 p. m.

Violencia en elecciones a Congreso de 2022 fue generalizada: MOE

Así lo revela una encuesta realizada a 512 candidatas y candidatos que participaron en los comicios. Mujeres, personas afro, grupos étnicos y curules de paz, los grupos más impactados. En los espacios digitales se encontraron las mayores manifestaciones en forma de comentarios agresivos y ciberacoso.
Los espacios digitales en los que se encontraron las mayores manifestaciones de violencia política en forma de comentarios agresivos y ciberacoso.
Los espacios digitales en los que se encontraron las mayores manifestaciones de violencia política en forma de comentarios agresivos y ciberacoso.

Para las elecciones legislativas de 2022, el 83% de un grupo de 512 candidatos y candidatas encuestadas por la Misión de Observación Electoral (MOE) afirmó haber sufrido al menos algún tipo de las 12 formas de violencia. En particular, el 71% de los consultados señalaron que fueron los espacios digitales en los que se encontraron las mayores manifestaciones de violencia política en forma de comentarios agresivos y ciberacoso. Y en cuanto a violencia física, una de cada tres candidaturas dijo haber sido víctima de ataques físicos y amenazas durante el desarrollo de la campaña.

>Lea más sobre el Congreso, el Gobierno Petro y otras noticias del mundo político

Son algunos de los datos que arrojó la “Encuesta sobre experiencia de campaña y violencia política a candidaturas al Congreso 2022″, desarrollada por la MOE con el apoyo del Departamento de Investigaciones de Conflicto y Paz de la Universidad de Uppsala (Suecia). El estudio indagó sobre hechos de violencia, acoso o intimidación, que van desde el ataque físico, la amenaza, la destrucción del patrimonio electoral y el acoso sexual, hasta la remisión de mensajes agresivos por mensajes de texto, redes sociales y/o personales que experimentaron en el ejercicio de sus campañas.

Para Juan Diego Duque, candidato a PhD del Departamento de Estudios de Paz y Conflicto de la Universidad de Uppsala y coautor de la encuesta, los resultados dejan ver que “la violencia política que sufren las candidaturas es generalizada”. De hecho, la MOE considera que, en un ambiente de alta polarización como el del último proceso electoral, no se encontraron diferencias significativas en las diferentes expresiones de violencia sufridas entre las candidaturas que se identificaron como de oposición, independientes o de gobierno frente al entonces gobierno de Iván Duque, lo que demuestra que la violencia la sufren candidatos y candidatas de todas las filiaciones políticas.

Otro de los resultados que dejó esta encuesta es que aunque la violencia es generalizada, ya que afecta a la gran mayoría de las candidaturas, golpeó de manera particular a poblaciones históricamente subrepresentadas en la política, como las mujeres. Así, el estudio revela que en las manifestaciones de violencia reportadas por las mujeres se refuerzan los estereotipos y roles tradicionales de género, haciendo énfasis en que ellas no pertenecen a las esferas de poder.

Como lo asegura Viviana Sarmiento, profesional especializada en género de la MOE y una de las coautoras del estudio, “las mujeres afirmaron más que los hombres que los comentarios ofensivos que recibieron durante la campaña de 2022 usualmente se referían a su rol en el hogar (24% mujeres vs. 12% hombres), a su trayectoria profesional (39% vs. 22%), a su apariencia física (28% vs. 22%) y a su vida sentimental o sexual (20% vs. 14%)”.

En este sentido, la MOE y la Universidad Uppsala también ven con preocupación “el hecho de que una tercera parte de las mujeres encuestadas, especialmente las candidatas entre los 25 y 45 años, que se lanzaron al Congreso, manifestaron haber sido agredidas y violentadas sexualmente durante su campaña electoral, a través de comentarios ofensivos y mensajes con contenido sexual o siendo víctimas de actos de acoso sexual”.

Le puede interesar: ¿Hay divisiones en el Centro Democrático por reunión con Petro?

Un tercer hallazgo que se desprende de este estudio es que las candidaturas que se auto reconocen como afros e indígenas y las candidaturas de las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz (CITREP), son las que reportaron un mayor nivel de violencia física y amenazas contra su vida por parte de grupos armados. Lo anterior obedece a que estos grupos poblacionales viven, en su mayoría, en zonas de conflicto armado en donde la disputa territorial entre grupos armados es frecuente y en las que el liderazgo social y político es sinónimo de alto riesgo.

La encuesta da cuenta de que estas poblaciones reportaron mayores niveles de inseguridad en la campaña y afirmaron que grupos armados ilegales impidieron “‘mucho” la movilidad de sus campañas (45% grupos étnicos y 61% CITREP) y que el asesinato de lideres sociales afectó “mucho” su actividad proselitista (60% grupos étnicos y 72% CITREP).

Lea también: Las recomendaciones de la MOE sobre reformas que debería adelantar el Congreso

Según Luisa Salazar del Gender Hub, de la Universidad de los Andes y otra de las coautoras del estudio, “las candidaturas de las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz están especialmente afectadas por la violencia física en comparación con el resto de las candidaturas. El 47% de los candidatos y candidatas a las curules de paz reportaron esta situación, frente al 27% del resto de candidaturas. Y en cuanto a los actos de intimidación, estos fueron reportados por el 70% de las candidaturas CITREP, versus el 49% del resto de candidaturas”.

Los resultados completos de este estudio serán dado a conocer este viernes 30 de septiembre, en la Universidad de los Andes (Salón SD-1003) de 9:00 a.m. a 12:30 m.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.