Publicidad
Redacción Vea / 27 Jun 2022 - 2:23 a. m.

Britney Spears y su papá, la historia de una relación tormentosa

Britney Spears no celebrará el Día del padre. Con Jamie Spears, el suyo, ha vivido una relación llena de control y demandas.
Durante 13 años, Jamie Spears ejerció tutela sobre Britney. En noviembre del año pasado dejó de ser su tutor legal.
Foto: The Grosby Group
Britney no invitó a su familia a su matrimonio. Ahora su padre la demanda por difamación. En el pasado le pidió 2 millones de dólares para abogados y como indemnización por su trabajo durante la tutela.
Britney no invitó a su familia a su matrimonio. Ahora su padre la demanda por difamación. En el pasado le pidió 2 millones de dólares para abogados y como indemnización por su trabajo durante la tutela.
Foto: Getty images

Britney Spears parece que volverá a verse en los estrados judiciales con su papá, Jamie Spears, quien decidió demandarla, pues según información de TMZ, su abogado argumenta que la princesa del pop aún publica acusaciones contra su progenitor. Según la revista People, los abogados tuvieron que recurrir a una moción, pues a pesar de haber sido citado en no menos de ocho ocasiones para que explique sobre los manejos del dinero de su hija. Mathew Rosengart, el abogado de Britney declaró, “El señor Spears puede postularse, pero no puede esconderse para siempre de sus obligaciones legales y fiduciarias”.

En 1998, Britney, la hija de Lynne y Jamie, deslumbró al mundo del espectáculo. Su tema Baby One More Time se convirtió en número uno en las listas, vino la fama y por supuesto, los millones. La cantante cayó entonces en varios episodios escandalosos, que se prolongaron en el tiempo. Tuvo un primer matrimonio, con Jason Alexander, que sólo duró unas horas, y se dice que por la presión de sus padres, la unión, realizada en Las Vegas, terminó tan rápido como empezó. Vino un periodo ´tranquilo´ junto a Kevin Federline, la cantante se convirtió en madre de Jayden y Preston, pero una nueva separación volvió a ponerla en los titulares. Su comportamiento era cada día más errático y se dice que intentó quitarse la vida. La celebridad, que en 2002 había sido catalogada por Forbes como la celebridad más poderosa tuvo que ser recluida en un centro psiquiátrico. En ese momento se dictaminó que Jamie Spears se convirtiera en su tutor legal, algo que a la intérprete le pareció providencial, pues declaró, tiempo después, que su padre había salvado su vida.

Britney en el infierno de la tutela

Britney se recuperó, volvió a cantar, a grabar y a dar conciertos, pero no recuperó su libertad. Ahora la cantante se queja del poco apoyo que recibió de los suyos, que eran testigos del excesivo control que su padre ejercía sobre ella. La estrella recibía ingresos de varios millones de dólares, pero no podía manejar ni un dólar. Su padre le quitó su licencia de conducir, supervisaba sus citas médicas e incluso estaba al tanto de su método de planificación y era obligada a tomar anticonceptivos, pues tenía prohibido volver a quedar embarazada.

Britney se reveló en varias ocasiones, pero la corte siempre dictaminaba que su padre y una empresa asociada, contratada y supervisada por él, debían seguir ejerciendo una tutela sobre ella.

Nació entonces FreeBritney, el movimiento en que sus seguidores presionaban para lograr la libertad de la intérprete de Toxic. La celebridad tuvo permiso de la corte para cambiar de abogado, y Matthew Rosengart se propuso lograr que el control de Jamie Spears fuera cosa del pasado.

En el tribunal se conocieron detalles impresionantes de la vida que tuvo que llevar la cantante durante los 13 años que duró la tutela, llegando incluso al espionaje de sus conversaciones privadas. " Su objetivo era hacerme sentir loca y no lo estoy”, dijo entre lágrimas.

Te puede interesar: Boda de Britney Spears fue interrumpida por la policía y un ex celo ¿Qué pasó?

La princesa no se ha podido librar de su padre

El 12 de noviembre, el Tribunal Supremo de California dictaminó el fin de la tutela, y Britney Spears por fin pudo recuperar el control de su vida. Cumplió 40 años en libertad y se casó con Sam Asghari, el hombre que vivió con ella parte de su infierno a causa de la tutela, pero aún no es del todo libre: su padre le pidió dos millones de dólares para cubrir gastos de abogados y como indemnización por servicios prestados. Ahora la demandó por injuria.

Aquí todas las noticias de la farándula nacional e internacional

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.